“Selfitis”, así nombran a la adicción por tomarse fotos - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Salud > “Selfitis”, así nombran a la adicción por tomarse fotos

“Selfitis”, así nombran a la adicción por tomarse fotos

POR Internet

De acuerdo a una investigación realizada por científicos de la Universidad de Notthingham Trent, tomarse demasiadas selfies es una señal de insalubridad mental, y advierte que quienes sienten la necesidad imperiosa a publicar sus fotos, pueden necesitar ayuda, ya que la “selfitis” es una verdadera afección médica.

El término selfitis, relacionado con la toma obsesiva de selfies, fue originalmente acuñado en el año 2014. Este estudio exploró el concepto, recopilando datos de 625 estudiantes universitarios reales para probar la supuesta condición mental.

Los investigadores se basaron en la Escala de Comportamiento del Autismo para descomponer la afección en tres niveles: adyacente, agudo y crónico.

Los casos “adyacentes” se definen como las personas que toman, como mínimo tres selfies al día, pero no las publican en las redes sociales. Los pacientes “agudos” efectivamente publican las selfies que se toman, y los catalogados como “crónicos” se sienten obligados a tomar selfies a toda hora y publicar imágenes en línea, por lo menos seis veces al día.

Los investigadores señalaron que el estudio se realizó para ayudar a entender por qué las personas desarrollan esta tendencia obsesiva. Al respecto, el Dr. Janarthanan Balakrishnan, coautor del estudio, explicó:

Típicamente, aquellos con la condición sufren de falta de confianza en sí mismos y buscan ‘encajar’ entre quienes los rodean; además, pueden mostrar síntomas similares a otros comportamientos potencialmente adictivos.
Durante el estudio, los especialistas descubrieron que los pacientes típicos de selfitis eran individuos buscadores de atención, con frecuencia carentes de confianza en sí mismos, que esperan aumentar su posición social y sentirse parte de un grupo al publicar constantemente imágenes de ellos mismos.

El equipo desarrolló 20 afirmaciones que podrían usarse para determinar la gravedad de la condición, al calificar cuánto estaba de acuerdo un individuo con los enunciados, entre los cuales se encuentran: “me siento más popular cuando publico mis selfies en las redes sociales” o “cuando no tomo selfies, me siento separado de mi grupo de compañeros”.

Ahora que la existencia de la condición parece haberse confirmado, se espera que se lleven a cabo más investigaciones para comprender más acerca de cómo y por qué las personas desarrollan este comportamiento potencialmente obsesivo, y qué se puede hacer para ayudar a las personas más afectadas.

Los nuevos trastornos de salud mental basados en la tecnología parecen estar incrementándose. Ha surgido la nomofobia, que es el miedo a no tener el teléfono móvil a la mano; la tecnoferencia, relacionada con la intrusión constante de la tecnología en la vida cotidiana, o el neologismo cibercondría, conocida como la compulsión de “googlear” síntomas de enfermedades, en vez de visitar a un médico.

Información tomada de www.tekcrispy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *