Diciembre, mes para recordar y vivir - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Diciembre, mes para recordar y vivir

Diciembre, mes para recordar y vivir

POR Nelsy Mendoza

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Columna Retrovisor

Con la llegada del último mes del año, llegan las fiestas decembrinas y más que nunca, los recuerdos. Algunas veces de tiempos mejores.

El otro día leía que no sabíamos lo ricos que éramos cuando fuimos niños y llegaba la Navidad, pues teníamos a nuestra familia reunida y todos convivíamos en esas fechas tan especiales.

Mi mamá hacía unos nacimientos hermosos en su jardín y, como siempre, se lucía cocinando. En casa de mi abuela aprendí a vivir la Navidad en todo su esplendor. El árbol dispuesto con tanta ilusión y cuidado, los adornos navideños, un Santa musical, lo regalos y la comida.

Mis tías nos llevaban al parque antes de la cena y, para cuando llegábamos, Santa ya había dejado los regalos. Además, se hacía una comida deliciosa, jugábamos y rompíamos piñata.

Con la ausencia de la abuela y la adultez, muchas cosas de esas se perdieron. Recordaba a mi abuela cada Navidad y todavía la extraño. Este año, además, extrañaré estar cerca de mi familia. Pero es ahí cuando aprendes, lo importante de la unidad familiar, que va más allá de un código postal.

Ahora, aunque no los tengo cerca, los tengo más presentes que nunca. Y ser madre, me ha dado la posibilidad de volver a disfrutar de la Navidad, tratando de preservar en los corazones de mis hijas los mejores recuerdos para tiempos venideros. Hay que dejarlos vivir la ilusión, soñar e imaginar. Ya crecerán, porque también eso es inevitable, pero a su tiempo.

Yo, por lo pronto trato de vivir la Navidad como una fecha especial. Pero también como un tiempo de espera y preparación. Es buen momento para comprar los regalos, pero es aún mejor momento para hacer un corte de caja: ¿qué nos quedamos debiendo? ¿Gané en amor, amistades, buenas acciones y crecimiento personal? ¿Perdí por soberbia, desidia o por estar demasiado cómoda?

Aún no ha terminado el año, pero es bueno empezar a contar nuestras bendiciones, pero sobre todo a cerrar los círculos negativos que hayamos dejado. Y es que como dije, el tiempo pasa volando y puede que quien está hoy, mañana no esté. Así que es buen momento para planear esa reconciliación, decir ese adiós, dar ese paso adelante, para celebrar una Navidad con fiesta en la casa, pero también en nuestro interior.

Acerca del autor

Nelsy Mendoza Ramírez es comunicóloga con especialidad en Publicidad y Comunicación Organizacional.

Correo Electrónico

nelsymendoza81@yahoo.com.mx

Twitter

@nmmendoza81

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS