Aumentos injustificables en servicios - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Aumentos injustificables en servicios

Aumentos injustificables en servicios

POR David Figueroa Ortega

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Columna Diálogo

Los incrementos en los servicios básicos como en la tarifa de agua potable de Hermosillo y en el predial, no se justifican de ninguna forma porque vienen a castigar aún más la economía de cientos de miles de familias hermosillenses.

El reciente aumento a la tarifa del agua representa un duro golpe para más de 300 mil usuarios conectados a la red de suministro que reciben el vital líquido por tubería, cuando apenas en enero de este 2017 tuvieron que pagar otro del 35 por ciento.

Aunque se ventiló que el nuevo aumento sería del 17 por ciento -como para ir probando-, después anunciaron que era del 7.5 gradual y al final lo dejaron en el 4.5 por ciento para aplicarlo de golpe, bajo el argumento de siempre de que es necesario para mantener en operación al organismo Agua de Hermosillo.

Los integrantes del Cabildo de Hermosillo aprobaron en sesión el Presupuesto de Ingresos para el 2018, con 14 votos a favor y ocho en contra, y con ello el aumento a la tarifa del agua para enviarlo a su análisis al Congreso del Estado.

Aun con esa reducción en las intenciones de incremento del 17 al 4.5 por ciento, éste no se justifica, porque están dejando sobre las espaldas del usuario, de los que pagan, el gran peso que representa el costo de operación de Agua de Hermosillo.

Porque se tienen mil 500 millones de pesos en cartera vencida –según lo dieron a conocer los regidores opositores al incremento a la tarifa-, pero la autoridad municipal carece de un plan de cobranza para recuperar ese monto que aligeraría la enorme carga para los usuarios cautivos.

Incluso con el argumento de que se trata de sólo un ajuste y que está por debajo de la inflación prevista del 6.8%, no se justifica cuando hay una economía bastante castigada por los “gasolinazos” y el incremento autorizado en el salario mínimo fue sólo del 3.9 por ciento que es insuficiente para pagar las alzas en la tarifa del agua.

El salario mínimo pasó de 80.4 a 88.36 pesos, apenas ocho pesos más, pero la tarifa doméstica, en un recibo con lectura de 18 metros cuadrados, pasó de 283.28 a 292.15 pesos con el 4.5 por ciento de aumento aplicado, incluyendo consumo, cuota de drenaje, saneamiento, entre otros conceptos.

Y, por si fuera poco, el golpe con el aumento en el agua se aplica otro en el predial, aun cuando se haya asegurado que no será mayor al 10 por ciento, éste impactará en unas 250 mil claves catastrales, es decir, afectará a los dueños de 250 mil propiedades.

El Congreso del Estado, como sabemos, aprobó en octubre un incremento en los valores catastrales en 53 municipios de Sonora. A partir de esto el recibo del predial incrementará en el 2018, a partir de enero próximo.

En Hermosillo, la modificación del valor catastral fue en 89 colonias: los incrementos van desde el 0.42 % en el caso más bajo y hasta el 328 por ciento en el más elevado, pero esto es dependiendo de la colonia. En tanto, para construcciones el valor oscila entre 3.19  y 13.64 por ciento como máximo.

Por fortuna los incrementos no son proporcionales al costo de la propiedad, ya que existe una protección para los propietarios en la Ley de Ingresos del Municipio, que establece que el incremento no puede ser superior al 10% de lo que se pagó durante el año por concepto de predial.

En el caso del agua, las autoridades municipales de Hermosillo recurrieron a la salida fácil de aplicar un aumento cuando pudieron idear otros mecanismos para ser más eficientes en el organismo operador y aplicar un plan efectivo para recuperar la cartera vencida.

Apenas en enero de este 2017, Agua de Hermosillo aplicó un incremento del 35 por ciento en los recibos de agua, bajo el argumento de que era para pagar la operación de la planta tratadora de aguas, es decir, por el concepto de saneamiento.

Pero de los 15 millones de pesos que cuesta al mes la operación de la planta tratadora de aguas residuales de Hermosillo, sólo se recupera un millón por comercialización del agua tratada, y son los ciudadanos los que tienen que cargar con este costo.

Acerca del autor

David Figueroa Ortega es empresario, Excónsul de México en Los Ángeles y San José California; Exdiputado Federal; Exalcalde de Agua Prieta; Exdirigente del PAN en Sonora.

Correo Electrónico

davidfigueroao@me.com

Twitter

@DavidFigueroaO

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS