¿Sabes lo que ocurre cuando comes muy rápido? - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Salud > ¿Sabes lo que ocurre cuando comes muy rápido?

¿Sabes lo que ocurre cuando comes muy rápido?

POR Internet

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

La afección conocida como impactación por bolo alimentario ocurre cuando, se quedan atrapados pedazos grandes de comida en la garganta, aunque la comida termina pasando, es una situación preocupante.

Cuando un alimento más duro o sólido, como un pedazo de carne o de verdura dura, no se mastica suficiente y la persona lo traga, puede quedar atrapado en uno de los dos conductos que están dentro del cuello: la tráquea o el esófago. Cuando la comida obstruye la tráquea, eso constituye un problema inmediato porque puede derivar en un atragantamiento mortal.

Cuando el pedazo de comida se aloja más abajo en el esófago, este no interfiere con la respiración ni con la capacidad de hablar. La persona suele estar muy consciente de que la comida quedó atrapada y tiene una sensación molesta que tal vez le provoque un dolor de pecho similar al de un ataque cardíaco; tampoco puede tragar nada, ni siquiera la saliva, y hasta puede requerir una toalla o una taza para contener la baba.

La impactación por bolo alimentario puede desprenderse sin ninguna intervención, aunque este suele ser un motivo común para ir al departamento de emergencia. La impactación por bolo alimentario que dura más de 12 horas aumenta el riesgo de sufrir problemas graves, tales como una perforación del esófago. Además, existe la posibilidad de que sea necesario introducir con sumo cuidado un endoscopio por la garganta y guiarlo hasta el esófago para empujar la comida hacia el estómago o agarrarla y extraerla por la boca.

La impactación por bolo alimentario es más común en los ancianos y en los hombres. Tener dentaduras postizas es un factor de riesgo, quizás porque es más difícil masticar con ellas que con los dientes naturales o los implantes fijos, o tal vez porque la persona no se las pone para comer. El consumo de alcohol está relacionado con mayor riesgo de impactación alimentaria.

Cuando las dentaduras postizas empiezan a no encajar bien, eso puede llevar a la aparición de llagas o a dificultades para comer, lo que a su vez deriva en que la persona evite ponérselas para comer. Si ese es el caso de su marido, haga una cita con el dentista. Todas las dentaduras postizas necesitan que el dentista las ajuste periódicamente y, a veces, que se las vuelva a alinear o se las reemplace para garantizar un buen encaje. Eso le permitirá a su marido comer más cómodamente con las dentaduras postizas, lo cual puede disminuir la frecuencia con la que sufre la impactación por bolo alimentario.

Información tomada de www.debate.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS