Las mujeres de Atenco - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Las mujeres de Atenco

Las mujeres de Atenco

POR María Elena Carrera

El 13 de noviembre, luego de 11 años de recorrer distintas instancias judiciales y de protección a los derechos humanos en nuestro país, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, recibió y dio voz a las llamadas mujeres de Atenco.

El calvario de una cincuentena de mujeres inició el 3 de mayo de 2006, cuando las fuerzas policiacas municipales de Texcoco, apoyadas por policías estatales y federales impidieron, haciendo uso excesivo de la fuerza, la instalación de ocho floricultores en la banqueta del Mercado Belisario Domínguez en el municipio de Texcoco.

En apoyo a esos vendedores de flores, se sumaron el Frente por la Defensa de la Tierra de San Mateo Atenco quienes respondieron la agresión con piedras, picos, machetes y palas. Lo anterior provocó que los manifestantes en contra del desalojo, incluidas mujeres que estaban en ese momento por diferentes razones, también fueran “levantadas” y violentados todos sus derechos humanos.

El resultado de ese día fue, que 31 mujeres interpusieran denuncia por los agravios recibidos no sólo por toda la línea de mando de diferentes fuerzas policiacas, sino también por autoridades de diferentes órdenes de gobierno, quienes no les dieron la posibilidad de ser escuchadas en sus declaraciones y mucho menos recibieron apoyo médico para documentar la tortura sexual de la que fueron objeto.

Algunas de ellas, fueron privadas de su libertad en la prisión de Santiaguito; otras liberadas pero igualmente violentadas al negarles derechos básicos como es el de la dignidad y sobre todo el derecho a tener derechos.

Falló la impartición de justicia en el país motivo por el cual, y asesoradas 11 de ellas, acudieron a las instancias internacionales como fue la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para interponer la denuncia por la comisión, en su contra, de distintos delitos por parte del gobierno mexicano.

El Centro de Derechos Humanos Agustín Pro, con un acompañamiento legal, emocional y psicológico, logró junto con ellas llegar a la última instancia: la Corte Interamericana de Derechos Humanos, misma que, el 13 de noviembre y luego de aceptar el caso que le fue turnado por parte de la Comisión IDH en 2015 tras un reiterado incumplimiento del gobierno mexicano a las recomendaciones hechas, se espera que en 2018 emita  de manera definitiva la resolución que tendrá que cumplir nuestro país, pues será de carácter vinculatorio.

Estas valientes mujeres son:

Mariana Selvas Gómez, Georgina Edith Rosales Gutiérrez, María Patricia romero Hernández, Barbara Italia Méndez Moreno, Ana María Velazco Rodríguez, Yolanda Muñoz Diosdada, Norma Aideé Jiménez Osorio, Angélica Patricia Torres Linares, Claudia Hernández Martínez, Julisa Mantillas Falcón y Suhelen Gabriela Cuevas Jaramillo.

En el centro de toda la controversia está, además de tener que resarcir el daño moral del que fueron objeto todas ellas, el análisis de la crisis sobre el uso de la fuerza, para contener manifestaciones sociales; en particular atender lo expresado por la Convención Belem Do Pará y la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW), en particular una serie de recomendaciones sobre el uso de la fuerza.

En una evaluación reciente, las policías en México fueron reprobadas ya que ocuparon el lugar 118 de 127 en los siguientes rubros: legitimidad, capacidad, efectividad, servicios y resultados. También, en otra evaluación de corte internacional, se dijo que en México que el 76% de los y las ciudadanas mexicanas es maltratado por una autoridad policial.

Eso es lo que debemos agradecer a estas luchadoras sociales  de Atenco, estas mujeres que durante años, han dejado su vida, la que les tocaba vivir para ofrecerla a todas nosotras, las demás mujeres.

 

Acerca del autor

María Elena Carrera es licenciada en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), plantel Iztapalapa; experta en temas de seguridad; coordinadora nacional y fundadora de Mujeres y Punto A.C. e integrante del Comité Ciudadano de Evaluación al Desempeño Legislativo.

Correo Electrónico

mariaelena.carrera@hotmail.com

Twitter

@MariaElenaC5

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

  • Carlos dice:

    No es “los y las ciudadanas mexicanas”. Esas son tonterías políticamente correctas. Basta con decir “los ciudadanos mexicanos”. Así, en plural, se entiende que abarca a hombres y mujeres. Desde el punto de vista gramatical, es lo correcto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS