La importancia del vínculo entre el alumno y el profesor  - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > La importancia del vínculo entre el alumno y el profesor 

La importancia del vínculo entre el alumno y el profesor 

POR Susana Cuellar U.

Es emocionante, aun cuando pasan los años, recordar con nostalgia a ese maestro o maestra que se volvió especial en nuestras vidas, ahí permanecen las evocaciones de aquellos momentos inocentes, ya sea de manera negativa o positiva.

El tipo de relación o vínculo establecido entre el alumno y el profesor, será el que defina el tipo de estructura de la conducta que se manifestará en la clase.

No se concibe la educación sin el educador y el educando, se establece una relación, una actividad fundamentalmente social y creadora de vínculos. Elena Lescano. (2007)

La palabra “vínculo” proviene del latín y significa atar, ligar, unir a personas u objetos. Los vínculos entre las personas se crean en el proceso de convivir, o de vivir juntos.

La interacción reiterada que se produce al compartir un tiempo y un espacio común genera lazos entre las personas, que pueden tener matices afectivos de distinto tipo: amor, odio, temor, respeto, rivalidad, etc. 

Freud señalaba lo siguiente “Si la necesidad de amor de alguien no está satisfecha de manera exhaustiva por la realidad, y como de hecho nadie lo tiene, se verá precisado a volcarse con sus representaciones y expectativas hacia cada nueva persona que aparezca.  La susceptibilidad de la conciencia y el inconsciente, participaran en tal acomodamiento por lo tanto responderá con vínculos reales con el profesor”.

La construcción de un vínculo escolar:

* Componente psicológico; que me permita conocer al otro y tener suficiente confianza para relacionarme.
* Componente cognitivo; necesito tener suficientes experiencias con el otro como para tener algún conocimiento de su persona.
* Componente afectivo; los sentimientos que voy formando hacia el otro con el que me encuentro con frecuencia. Compañeros, profesores y personal administrativo.

A través de estos planteamientos podemos afirmar que el estudiante no sólo recibe aprendizaje cognoscitivo en la escuela, sino avanza en su proceso de formación a través del aprendizaje de formas específicas de establecer vínculos, de relacionarse con los profesores, personal directivo, administradores, y con los propios compañeros.

La mayor parte de la información estudiada y aprendida en las aulas de la escuela será olvidada, en la medida en que no es utilizada en la vida diaria, pero estos otros aprendizajes de socialización permanecerán allí, se constituirán como patrones de conducta que formarán y estructurarán su personalidad.

La manera de ser del profesor, la manera de impartir la clase, cobra una importancia especial, no sólo en función de los aprendizajes académicos que registre en los programas sino también el aprendizaje de socialización que registrará el alumno a través de las relaciones vinculares que practique en el aula y en la escuela.

Feliz regreso a clases y que este ciclo se toda una oportunidad para poner en práctica nuestras habilidades sociales y realizar vínculos saludables.

Acerca del autor

Psicoterapeuta. Tanatóloga. Mtria. Terapia Familiar. Egresada de la UNO y prácticas en Málaga, España.

Correo Electrónico

susana.cuellar@hotmail.com

Twitter

@DraCorazonSC

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS