“Sociedad civil caviar”, mafiocracia y un SEA que es castillo de naipes - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > “Sociedad civil caviar”, mafiocracia y un SEA que es castillo de naipes

“Sociedad civil caviar”, mafiocracia y un SEA que es castillo de naipes

POR Hermes D. Ceniceros

Vivimos en una mafiocracia donde la corrupción es social y no algo exclusivo de los políticos o lo funcionarios. La creación de un Sistema Anticorrupción para muchos es un paso necesario para comenzar a cambiar esta situación, para otros tantos es una simulación que únicamente engrosará los gastos de la burocracia haciendo cómplices, tanto a intelectuales a modo como a la sociedad civil organizada que participe y confíe en que gradualmente se podrán hacer los cambios necesarios para combatir la corrupción.

La voz más crítica contra conformación del Sistema Anticorrupción como se está dando en las condiciones actuales de México es la de Edgardo Buscaglia, académico de la Universidad de Columbia que preside el Instituto de Acción Ciudadana y ha asesorado a nivel internacional en la creación de reformas judiciales y combate/prevención del delito organizado y corrupción a 109 países de África, Asia, Europa, Latinoamérica y Medio Oriente, quien desde sus cuentas de Twitter y Facebook ha señalado cómo, antes de crear dicho sistema, es necesario que se haga una reforma electoral que impida la entrada de dinero ilegal a las campañas para que la mafia no pueda seguir en los lugares donde se toman las decisiones.

La crítica que hace Buscaglia hacia la creación del Sistema Anticorrupción es que al igual que muchas otras reformas en el país, se hace poniendo “la carreta adelante del caballo”, porque de acuerdo a la experiencia internacional comparada de 17 países que fueron capturados por prácticas mafiosas -tanto de su sociedad como del Estado-, el primer paso exitoso es cambiar el sistema electoral.

Pensar que de un sistema electoral diseñado por mafiosos de Estado salga un Sistema Anticorrupción que realmente funcione y no repita las mismas prácticas que combaten es iluso, o un producto más de la hipócrita “sociedad civil caviar”, que únicamente se enriquece dando “consultorías parasitas” sin saber o atreverse a ver que les pagan para aplaudir y justificar la simulación.

Bajando al nivel local, la conformación del Sistema Estatal Anticorrupción (SEA) ha quedado muy tocada con los duros cuestionamientos que se hicieron en redes sociales, la declinación de la doctora Reyna Elizabeth García Moraga porque se le encontró que había sido delegada del PRI y decidió no ser parte del Comité de Participación Ciudadana (CPC), así como también la salida de Leticia Cuesta del Comité Seleccionador del CPC.

Por lo anterior la confianza al SEA queda en duda porque el CPC se está parchando buscándole sustituta a García Moraga para terminar pareciendo un castillo de naipes sosteniendo un elefante blanco en medio de una cristalería.

Algunas voces críticas piden que el proceso vuelva a empezar de cero e incluso hasta el punto de conformar la Comisión Seleccionadora, pero quienes podrían declinar para que esto se diera no siguen el ejemplo que dio la presidenta de Sonora Ciudadana.

Sin tener certeza por cuál ruta es la más adecuada, pues estamos en terrenos que nadie ha pisado, lo cierto es que la confianza en los ciudadanos se ha deteriorado y ha aumentado el desanimo para participar en procesos de ciudadanización de los espacios públicos como el que se propone en el Sistema Anticorrupción.

En esta situación quien sale ganando es el régimen, que simula darle a la ciudadanía un espacio, pero lo hace con sus condiciones y tronando desde adentro los procesos que deberían resaltar por su pulcritud.

Por lo anterior es que quizás la dolorosa crítica que nos hace Buscaglia debería ser escuchada y entender que: “No se puede esperar que desde un sistema electoral que fue diseñado para y por mafias de Estado después salgan reformas judiciales antimafia”.

Acerca del autor

Hermes D. Ceniceros es doctor en Didáctica de la Lengua y la Literatura en contextos plurilingües y multiculturales por la Universidad de Barcelona. Comunicador freelance y colaborador en espacios alternativos como Nuestra Aparente Rendición y Crónica Sonora.

Correo Electrónico

nar.hermes@gmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *