Sí hay soluciones - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Sí hay soluciones

Sí hay soluciones

POR María Elena Carrera

El pasado 10 de julio, en las oficinas de Naciones Unidas sede México, fueron entregados los premios al sexto Concurso Internacional de Tesis sobre Seguridad Pública, Victimización y Justicia en América Latina y el Caribe.

Tres mujeres fueron las galardonadas que representan los tres niveles de educación superior: licenciatura, maestría y doctorado, además de una mención honorífica que fue entregada a otra mujer.

Destaco el dato porque es importante hacer visible, que son mujeres las que están proponiendo salidas a través del análisis acucioso de diferentes encuestas que realiza el Instituto Nacional de Geografía e Informática, Inegi, sobre temas ligados a la seguridad.

Participaron hombres, sin embargo, a criterio del jurado, sus propuestas no llenaron las expectativas del grado de excelencia exigido.

Las instituciones dedicadas a la seguridad pública en nuestro país, han recibido cada año un considerable incremento en sus presupuestos, sin embargo, los resultados han sido prácticamente nulos pues los niveles de delincuencia y violencia han crecido a tal grado, que se ha dicho que estamos frente a un Estado fallido frente a la delincuencia organizada.

Los datos son reveladores, y por mencionar sólo algunos citaré un análisis del Centro de Investigación del Instituto de Economía y Paz que coordina Martha Obeso, explicó recientemente a medios de comunicación, que sólo en el 2016 el costo per cápita por la violencia en México es de 25 mil pesos, y que esto representa el 18% del Producto Interno Bruto (PIB).

Incluso este instituto ofrece cifras por Estado, por ejemplo, mientras que para los colimenses el costo es de 66 mil 500 por persona; en Guerrero la cifra es de 53 mil 600 y Chihuahua 31 mil pesos. La inseguridad en Nuevo León le ha costado al Estado cerca de 71 mil millones de pesos. Esta cantidad representa el 5.8% del PIB estatal.

Respecto a nuestro Estado, el gasto per cápita en seguridad es de 24 mil pesos, el impacto al PIB es del 14%, lo que provoca una alta afectación a las finanzas estatales, según reveló este estudio y que dio a conocer en Proyecto Puente Jesus Alberto Ibarra.

Y si 2016 se pensaba según los análisis era uno de los años más violentos, 2017 como un año todavía peor que el anterior. Sólo en ese año nuestro gobierno gastó 180 mil millones de pesos (MMP) lo que equivale a 3.07 billones de pesos para contener la violencia. Sin embargo, el estudio presentado por el citado instituto subrayó que, México deterioró su niel de paz en 4.3%.

Las cifras son elevadas porque en este estudio no sólo se contempla lo que gasta el Estado, sino los costos indirectos de la violencia “cuánto nos cuesta en México, el miedo, el sufrimiento, el hecho de que las familias se queden sin un padre o madre de familia”.

Y es aquí donde me detengo, si los gobiernos invierten parte importante de los recursos de los mexicanos, en este caso ¿los recursos de los y las sonorenses en contener la violencia, no se destina un presupuesto importante para prevenir la violencia hacia las mujeres? Tal y como reiteradamente han solicitados diversos grupos de mujeres integrantes de organizaciones ciudadanas tal es el caso del Colectivo de Organizaciones y Mujeres o la Red Feminista del Sur, y otras voces ciudadanas más.

¿Por qué sí puede pedirse auxilio de las diferentes instituciones -sean militares, marina, diversas policías- para combatir a las redes del crimen organizado que, saben, tendrá un costo muy elevado y que a la cuenta de los años, cómo se ha visto, no tendrán ningún resultado y no se puede o se quiere, según declaraciones de la gobernadora CPA, decretar la Alerta de Violencia de Género (AVG) porque hacerlo no traería, se anticipa, al Estado mayores recursos cuando es muy posible que si se decreta se obligaría a destinar con inteligencia presupuesto a todos los programas y acciones etiquetados para prevenir, atender y erradicar la violencia hacia las niñas y mujeres?

Si se buscan soluciones de fondo, sobre cómo prevenir la violencia y la delincuencia y además tener acceso a la justicia es cuestión de voltear a ver lo que la oficina del Centro de Excelencia para Información Estadística de Gobierno, Seguridad Pública, Victimización y Justicia hizo.

Premiar aquellas tesis de licenciatura, maestría y doctorado que ofrecen modelos de prevención, que ponen el énfasis en el cómo sí y sin mucho recurso, se puede prevenir el delito.

Felicito a Nancy Daniela Núñez Morales (primer lugar tesis de licenciatura- UNAM) a Alejandra Pérez Pérez (tesis de maestría – Colmex) a Luz María Durán Moreno (tesis de doctorado – Unison) y a Daniela Serrano Campos (mención honorífica tesis maestría Instituto José María Luis Mora) por sus aportaciones para ofrecer soluciones que los gobierno no ven sobre violencia.

Muy especialmente dedico este artículo a la doctora Luz María Durán Moreno, quien ha puesto muy en alto el nombre de la Universidad de Sonora en el mundo, por el premio recibido.

Al final del día, combatir el delito no rendirá frutos si éste no se previene desde el origen de todas las violencias: la violencia que se ejerce en contra de las mujeres, que es la expresión más aberrante del machismo incrustado en las esferas de poder.

Acerca del autor

María Elena Carrera es licenciada en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), plantel Iztapalapa; experta en temas de seguridad; coordinadora nacional y fundadora de Mujeres y Punto A.C. e integrante del Comité Ciudadano de Evaluación al Desempeño Legislativo.

Correo Electrónico

mariaelena.carrera@hotmail.com

Twitter

@MariaElenaC5

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS