El “futurito” del peso mexicano - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > El “futurito” del peso mexicano

El “futurito” del peso mexicano

POR Antonio Quintal Berny

Columna A Toro pasado

Al parecer, la relación peso-dólar tiende a estabilizarse en torno a los 17.90, cifra que alcanzó la semana pasada y que marcó un mínimo desde agosto de 2016.

Al respecto, Agustín Carstens, gobernador del Banco de México recientemente declaró: “Creo que el peso está tendiendo a su valor de equilibrio, pero todavía tiene espacio para apreciarse” y agregó que, “llegar a los 17 pesos por dólar sería razonable si se tiene en cuenta la fortaleza de la economía mexicana y las políticas que hemos adoptado (incremento de intereses), y también que las razones que generaron la depreciación muy fuerte de peso no eran sostenibles”.

Lo anterior ofrece un panorama favorable a corto plazo, así que, si va de vacaciones o de compras fuera de México este verano, por primera vez en 40 años, lo podrá hacer sin sobresaltos ni sustos por ajustes, deslices o devaluaciones repentinas.

No obstante, cabe resaltar que a mediano plazo los niveles de fluctuación del pueden alcanzar los 18.59 en 50 días y los 19.05 en 100 días y hay varias razones para ello.

Del 1 de junio de 2016 al 26 de junio del 2017, el peso tuvo una apreciación de 53 centavos al pasar de 18.52 a 17.99 pesos por dólar; no obstante, el último año fue traumático para nuestra moneda.

El 18 de enero, el tipo de cambio fue de 21.95 pesos, su valor histórico más bajo. Por otro lado, la otra variable importante de la actividad económica, la inflación, llegó a 6.17% en junio de 2017, la más alta registrada en los últimos 16 años.

Otro hecho importante es que el 20 de junio pasado, en el mercado de derivados y futuros Chicago Mercantile Exchange (CME), las compras futuras de pesos, perdieron el 50% en una semana ya que pasaron de 2 mil 653 millones de dólares a mil 350 millones de dólares y cortaron una racha alcista de tres semanas. Este bajo nivel no se tenía desde el 29 de julio de 2014.

La renegociación del TLCAN podrá afectar al peso tanto positiva como negativamente, con mayor riesgo si la negociación se extiende hasta el 2018, ya que el calendario no será un buen aliado porque el próximo año habrá elecciones en México y en Estados Unidos.

Por otro lado, el aumento de tasas de la Reserva Federal (FED) en el siguiente trimestre podría alentar la salida de fondos de México y si a Trump se le ocurre alguna Acción Ejecutiva sobre políticas fiscales anti-comerciales para México, los precios de productos de exportación podrían bajar; también, el hecho de que Moody’s, S&P y Fitch mantenga desde marzo de 2016 una perspectiva negativa de la calificación crediticia de México genera incertidumbre sobre el valor del peso.

Además, el tipo de cambio puede variar por las altas importaciones gasolina, las variaciones en los precios internacionales de los combustibles fósiles y, por otro lado, la inestabilidad europea, como elecciones anticipadas en Italia y las negociaciones sobre el Brexit podrían debilitar a monedas emergentes, entre ellas al peso.

Finalmente, la influencia estacional histórica muestra que el peso se mantiene razonablemente estable en los meses de junio y julio, por lo que los hechos expuestos aquí, empezaran a sentirse a partir del mes de agosto.

Pero, seamos optimistas y, por lo pronto, ¡disfrute sus vacaciones!

Acerca del autor

Antonio Quintal Berny es socio-director de WB Solutions, Talento en Movimiento; ha sido director general del Tecnológico de Monterrey, Campus Sonora Norte; rector de UVM y UNO, subsecretario de Fomento Industrial y director general de Copreson; es conferencista, expositor y facilitador en congresos, seminarios y talleres en México y otros países y profesor en varias universidades de cursos en administración e ingeniería en profesional y posgrado.

Correo Electrónico

aqberny@hotmail.com

Twitter

@aqberny

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *