Las cosas por su nombre: Tarifa política, no técnica - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Las cosas por su nombre: Tarifa política, no técnica

Las cosas por su nombre: Tarifa política, no técnica

POR Alfonso López Villa

Disipados ya los humos del cañonazo que nos dio el consejo “ciudadano” de transporte el pasado viernes 29 de junio, se van aclarando algunas cosas.

El mentado consejo “ciudadano” publico un comunicado donde la tarifa al transporte público cambia en un 65%, de 7 a 11.50 en Hermosillo, Obregón, Navojoa y en algunas partes de Guaymas, además de un incremento del 18 % al transporte suburbano.

En una acto en lo oscurito se está afectando a más de medio millón de sonorenses, los cuales su economía doméstica es de las mas frágiles, un acto perpetuado por un grupo de “ciudadanos” en el cual brillo por su ausencia la transparencia, algo así parecido a lo que hacen los partidos políticos en el Congreso del Estado.

Difícil creer en su autonomía, está fuertemente ligado a la Secretaría de Gobierno y ahora con los concesionarios, en un maridaje obsceno donde ninguno se tienta el corazón para afectar la economía a miles de sonorenses.

Ese tipo de decisiones se deben tomar de cara al ciudadano, de cara al quien pomposamente se dicen representar, la sesiones deben ser públicas, abiertas, sin ocultar información como regularmente lo hacen, ya que no existe portal de información y las solicitudes de las mismas no son contestadas en un alarde de “hazle como quieras” con el respaldo del Instituto Sonorense de Transparencia e información (Istai) que les está sirviendo de tapadera para evitar publicar sus informes, sueldos, gastos, estudios (en caso de que los hagan porque tenemos duda razonable de que no existen).

Falta de tacto político del equipo de la gobernadora Claudia Pavlovich permitirle que el mismo día del comunicado del alza al transporte utilizara el servicio en una de las peores líneas de Hermosillo, si fue espontáneo, al menos su equipo debió detener unos días el anuncio del consejo “ciudadano” porque todo ese arreglo fue entre concesionarios, Secretaría de Gobierno y consejo y dejó muy mal parada la imagen de la Gobernadora después de que se anunció el incremento.

Patéticas resultan las declaraciones de la CTM, Unión de Usuarios y del exdirigente de la Canaco al no estar de acuerdo con ese incremento, siendo que ellos tienen consejeros propuestos, los que los deja como viles “rémoras centaveras del sistema”.

Los 11.50, y probablemente 12.00 por los problemas que existen con las pequeñas monedas de .50 centavos y ya revisaremos si pueden ser detectadas por los CET (Cobro Electrónico con Tarjeta) no podemos llamarle tarifa técnica porque la información viene viciada y sesgada de origen. Información que presentan los concesionarios al consejo para que les autorice un incremento, para Ripley (Difícil de Creer) pero así es, con una total incongruencia se aceptan datos que ofrece el mismo beneficiario.

Al establecer la tarifa en 11.50 abre la puerta para que los concesionarios la obtengan por dos medios: vía directa al usuario, o bien parte del usuario y vía subsidio, en una jugada donde cualquier cosa que suceda, ellos recibirán los 11.50 por persona, en ninguna parte se pone en la mesa de discusión la calidad del servicio.

Existen en las dos ciudades de Sonora con mayor número de concesiones (Hermosillo y Obregón), concesiones que no se trabajan y están ociosas por así convenir a los prestadores del servicio ya que eso incrementaría su costo de operación, sacrifican la confortabilidad de traer sentados a los usuarios en un afán de ganar más. Por cuestiones obvias, los propietarios de esas concesiones ociosas también reciben su renta mensual, ¿se carga esa renta a la tarifa? Por supuesto que sí, y obviamente esas rentas de concesiones que no se utilizan están cargadas a la tarifa.

Conclusión: Mucho todavía por aclarar, entre otras cosas el porcentaje de utilidad del concesionario, pasajes a estudiantes, discapacitados, tercera edad, normas de calidad, etc., todo eso se hizo en lo oscurito en plena opacidad y con arreglos entre concesionarios, Secretaría de Gobierno y consejo “ciudadano” lo que hace que se convierta en una tarifa política, no técnica.

Acerca del autor

Alfonso López Villa es representante de Vigilantes del transporte A.C.

Twitter

@vigiadeltrans

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

  • FIDELA ESTRADA dice:

    ASI O MAS CLARO SEÑORA GOBERNADORA, USTED TIENE QUE HACER ALGO, NO SALGA CON QUE NO TIENE NI VOZ NI VOTO EN ESTOS CHANCHULLOS POLITICOS Y MONETARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *