Ciudad desaliñada - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Ciudad desaliñada

Ciudad desaliñada

POR Antonio Quintal Berny

Columna A toro pasado

El corte del listón, el discurso inaugural o las ceremonias de primera piedra de una obra son momentos vistosos y emotivos que generan recuerdos colectivos perdurables, siempre y cuando siga luciendo por años; de lo contrario, la memoria se vuelve en contra. Por ejemplo, si aparecen constantemente baches en una calle, cada vez que caemos en uno, emitimos un juicio negativo y calificamos la actuación del responsable.

Hace tiempo, cualquier visitante de Hermosillo, reconocía de inmediato a una ciudad muy limpia y cuidada; hoy, ya no se escuchan tantos calificativos positivos; el descuido, lamentablemente, es un signo de la ciudad.

Con el correr del tiempo, todo se deteriora y se desluce; más, si el mantenimiento es escaso o inadecuado. Así, si la red de agua, el alumbrado o los pavimentos se descuidan, inevitablemente se dañarán.

Las ciudades requieren mantenimiento integral, constante y adecuado y eso, por supuesto que cuesta, más si por mucho tiempo se ha dejado de hacer.  Hace dos años La Sauceda recibió una inyección de 50 millones de pesos para remozarla después de años de abandono y hoy, por no conservar lo hecho, un incendio no sólo acabó con la inversión realizada, sino con el parque mismo.

Recientemente hice un recorrido por la ciudad y sus monumentos y me quedé extrañado por el descuido que advirtieron los ojos de un visitante que me acompañaba. Los otrora orgullosos símbolos de la ciudad están deteriorados, abandonados o en ruinas.

“El Mundito”, un globo terráqueo que en un tiempo fue referente del centro y del Parque Madero, esta grafiteado, descascarado y con la base despostillada, está abandonado; lo mismo pasa con el Gran Reloj de Hermosillo, por el Bulevar Rodríguez, nunca funcionó y hoy está hasta sin tapaderas; por otro lado, la estatua de Emiliana de Zubeldía en la plaza de su nombre, tiene el busto grafiteado, la base sucia y toda descarapelada; parece basurero y mingitorio, más descuido.

Hacia el norte, la imponente estructura del puente del bulevar Morelos, está olvidada.  Hace dos años se quemó el material que cubría un elemento estructural decorativo y, desde entonces, conserva una dantesca imagen ahumada que nadie se acomide a darle una manita de pintura y el monolito HMO en la confluencia de los tres bulevares, inaugurado hace cinco años, ya no tiene iluminación. Ni fuente. Ni nada.

Podemos seguir con casi todos los monumentos de Hermosillo como las estatuas presidenciales del bulevar Rodríguez, la antigua penitenciaría, el estadio Héctor Espino y lamentablemente también con construcciones privadas como el Edifico de Banca Cremi en la Rosales y el edificio de Chrysler en el bulevar Kino, todos comparten el descuido, el deterioro y el olvido.

Algo debe hacerse con los símbolos que están abandonados por toda la ciudad, no sé si sea ámbito local o estatal, pero me queda claro que es tarea de todos; del gobierno y de la sociedad civil.

Debemos rescatar lo que le ha dado belleza e identidad a la ciudad, antes incluso de idear nuevos y majestuosos proyectos. Sin un cambio de actitud hacia el cuidado de lo existente, a la vuelta del tiempo obras que se realicen, como los “majestuosos” parabuses también se volverán elefantes blancos, deteriorados y ruinosos.

Los invito a recorrer Hermosillo con los ojos abiertos y críticos para descubrir una ciudad desaliñada, con muchas mejoras pendientes de hacer.

Darle una “manita de gato” a los monumentos de Hermosillo, no es tan oneroso y sí -a cambio- se le regresa a la ciudad una mejor apariencia y la fama de limpieza y orden que tenía. ¿Es mucho pedir?

 

Acerca del autor

Antonio Quintal Berny es socio-director de WB Solutions, Talento en Movimiento; ha sido director general del Tecnológico de Monterrey, Campus Sonora Norte; rector de UVM y UNO, subsecretario de Fomento Industrial y director general de Copreson; es conferencista, expositor y facilitador en congresos, seminarios y talleres en México y otros países y profesor en varias universidades de cursos en administración e ingeniería en profesional y posgrado.

Correo Electrónico

aqberny@hotmail.com

Twitter

@aqberny

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS