Entre la locura y el abandono indigentes de Hermosillo - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Hermosillo > Entre la locura y el abandono indigentes de Hermosillo

Entre la locura y el abandono indigentes de Hermosillo

POR Jonathan Monter

Parecen invisibles pero no lo son, se trata de los más de 600 indigentes que habitan en Hermosillo, según el último censo realizado por el DIF municipal, en septiembre de 2016.

La indigencia es un asunto de las ciudades, y se da prácticamente en todo el mundo, explicó Sergio Oliver, académico del departamento de psicología de la Universidad de Sonora, quien refiere que en la entidad existen más de 3 mil, y la cifra va en aumento.

Ernesto Molina Rodríguez, director del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Hermosillo dijo que de acuerdo al último censo, la edad media de estas personas es de 43 años, el 95 por ciento son del sexo masculino y sólo un 5 por ciento de mujeres. Además, destacó que el 5 por ciento es extranjero y el otro 95 de diferentes partes del país.

Solo el 30 por ciento son de Sonora, de los cuales el 50 por ciento tiene más de 10 años en situación de calle, el 10 por ciento padecen de sus facultades mentales, mientras que el 40 por ciento estuvo en prisión.

El director del DIF municipal señaló para Proyecto Puente sobre el programa Mano Amiga, el cual pretende hacer frente al problema a través de jornadas quincenales de alimentación, baño, ropa y apoyo con documentación y pasajes para trasladar a indigentes a su lugar de origen.

En Hermosillo se tienen detectadas 600 personas en esta situación y el programa Mano Amiga ha atendido a más de mil 500 personas, confirmó Molina Rodríguez.

Sobre los perfiles de estas personas, Oliver Burruel comentó que hay indigentes que están bien físicamente y que podrían convivir de cierta manera, pero están muy limitados en sus habilidades sobre todo para poder trabajar.Además de los ancianos, que por su etapa de vida difícilmente pueden adaptarse a la sociedad.

También, mencionó el profesor universitario, existen indigentes con discapacidad física, lo cual complica su desarrollo y sus posibilidades de trabajo.

Otra problemática que presentan los indigentes sonorenses, es lo relacionado con las adicciones ya que al estar bajo el influjo del alcohol y drogas, se torna muy difícil su incorporación a la sociedad.

Y por último están aquellos indigentes que si registran una verdadera psicopatología, de tipo psiquiátrica, para lo cual es caro el tratamiento y nadie invierte en este segmento poblacional.

Todos llevan como común denominador que no tienen casa y según estudios referidos por Oliver Burruel, en su mayoría fueron expulsados del seno familiar y deciden ponerlos en la calle.

También existen los que provienen del sur del país y van tras el llamado sueño americano y al no conseguirlo se quedan en las calles de la entidad, sin embargo estos se concentran más en los municipios fronterizos de la entidad, dijo el especialista.

El psicólogo mencionó que es sabido que a los indigentes con trastornos en su salud mental, los propios estados los echan a otras entidades. “Generalmente los suben a un camión y los transportan de noche y amanecen en alguna ranchería o poblado distinto y quedan a la buena de Dios.”

Realmente esto se ha convertido en un verdadero problema social y la responsabilidad recae en todos, pero más específicamente en las autoridades, pues existe una Ley de Asistencia Social, que en su artículo 4 refiere que tienen derecho a la asistencia social los individuos y familias que por sus condiciones físicas, mentales, jurídicas, o sociales, requieran de servicios especializados para su protección y su plena integración al bienestar.

¿Cómo ayudar? ¿Cómo no verlos? ¿Cómo hacer visibles a estas personas que parecen invisibles? ¿Cómo evitar que los indigentes de Hermosillo vivan entre la locura y el abandono?…

COMENTARIOS

7 Comentarios

  • Antonio dice:

    Busco a una persona índigente en hermosillo sonora, alguien me puede ayudar, gracias

    • Graciela dice:

      En el hospital general y en el puente peatonal de la unison, hay muchas personas en condición de calle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *