Envenenamiento de perros es práctica común en Hermosillo; castigo de 2 a 6 años de cárcel a responsables - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Hermosillo > Envenenamiento de perros es práctica común en Hermosillo; castigo de 2 a 6 años de cárcel a responsables

Envenenamiento de perros es práctica común en Hermosillo; castigo de 2 a 6 años de cárcel a responsables

POR Margarita Velarde Talamante

El envenenamiento de perros se ha convertido en una práctica muy común en Hermosillo, ya sea porque causan molestias, por ser un estorbo para los ladrones o como represalia en conflictos entre vecinos.

En varias colonias de la ciudad se presentan estas matanzas, cuyos autores deberían pagar una pena de 2 a 6 años de prisión según modificaciones al Código Penal de Sonora en 2015, que tipifica como delito el maltrato animal, a propuesta del diputado de PRI, David Palafox.

A la semana, al menos tres casos de intoxicaciones masivas se reportan a la asociación Pata de Perro, siendo este tipo de maltrato el de más impacto en la comunidad.

Le siguen los de omisión de cuidados, golpes o machetazos e incluso agresiones sexuales, apuntó Carolina Araiza, vocero de la asociación.

Araiza manifestó que alguien que realiza un acto de esta naturaleza tiene problemas mentales y así se ha comprobado a raíz de las historias de algunos conocidos psicópatas, quienes aseguraron haber iniciado sus actos de tortura con animales.

“Esto que está ocurriendo debe ser un foco rojo para las autoridades, ya que esto también involucraría a Salud Mental, porque una persona que hace este tipo de actos está comprobado psicológicamente que tiene problemas psicológicos y que podrían representar un riesgo para los ciudadanos”, dijo Carolina Araiza.

En tiempos recientes, Pata de Perro ha presentado 5 denuncias de Hermosillo ante la Procuraduría General de Justicia en el Estado, y a pesar de que en 2 de los casos se conoce al agresor las autoridades no han avanzado en el proceso.

“No le toman importancia, pero queremos que en la medida de que se haga conciencia y que muchos se atrevan a denunciar, este tipo de prácticas se acaben porque también dan mal ejemplo a los niños”, dijo la defensora de animales.

 

 

Presenta denuncia dueña de los 7 perros envenenados en la colonia Altares

Uno de los casos más recientes de envenenamiento públicamente conocido ocurrió en la colonia Altares, en el lote campestre ubicado en la calle 2 final, sin número.

La mañana del pasado viernes, Aracely Barrios salió de su casa a las 6 de la mañana y encontró a 6 de sus 7 perros muertos, el más pequeño aún agonizaba.

El caso trascendió de manera polémica porque a través de redes sociales se publicó la foto de los canes incinerados, creándose una serie de especulaciones que fueron desmentidas posteriormente.

Aracely negó que se tratara de perros de pelea, aclaró que habían tomado la decisión de quemarlos ella y su esposo por seguridad del resto de los animales que ahí habitan, por el riesgo de ser desenterrados.

 

“Tenían espuma en la boca y poco de sangre y me llamó la atención que estaban muy duros, buscamos por el solar y nos encontramos varios paquetes de carne de cerdo, aparentemente envueltos en bolsas de plástico y con un polvo verde”, dijo Aracely Barrios.

“Ya he sacado como 3 kilos de los paquetes esos que recojo a los alrededores y sigo buscando; estoy muy triste porque mis perros eran mi alegría.

Realmente los tratábamos como un integrante más de la familia, sentí horrible”, dijo Aracely.

Confesó que en un principio sospechó del vecino más cercano, pero a él tambien le envenenaron a sus tres mascotas.

Aracely acudió a la Procuraduría de Justicia en el Estado para presentar la denuncia contra quien resulte responsable por maltrato o crueldad animal, basada en el artículo 343 del Código Penal de Sonora.

No es la primera vez que ocurre, anteriormente le mataron a un cerdito de la misma manera y ya no quiere enfrentar la misma pena por ello, pidió a las autoridades actuar en las investigaciones.

Dijo que en la denuncia se presentan las pruebas suficientes proceder en la averiguación.

A cuatro días del triste hallazgo en el interior de su terreno, Aracely y su esposo fueron recompensados con 4 perritos que adoptaron.

“Estoy asustada, me la llevo cuidándolos y limpiando para que no vuelva a pasar lo mismo”, comentó.

 

 

Procuraduría no castiga el delito

De un año a la fecha, hay 10 denuncias en la Procuraduría de Justicia del Estado; el mayor número corresponde a Hermosillo, pero se presentan además en Navojoa, Nogales y Guaymas, dijo el diputado del PRI David Palafox.

En la agenda del legislador está como una de sus prioridades los derechos de los animales, por ello propuso la iniciativa que fue aprobada por unanimidad el 15 de diciembre de 2015.

“Sabemos que hay hasta vecinos que tienen comunicación en el celular donde al ver la problemática de haber animales callejeros han tomado las decisiones de matar animales, por favor no lo hagan, tomemos conciencia de que nuestra especie tenemos que coexistir, aquí estamos por una razón y debemos saber vivir”, dijo el legislador.

 

 

Propietarios de mascotas deben respetar el reglamento

Una mascota cumple funciones esenciales para el ser humano: acompañamiento, cuidado del hogar y en algunas ocasiones son utilizados para sensibilizar desde temprana edad a las personas.

Así como tiene sus recompensas también hay obligaciones y según conflictos expuestos a Pata de Perro, la mayor parte de los envenenamientos se presentan en perros que cuentan con dueños.

Por ello es necesario que cada ciudadano se responsabilice y conozca que el no acatar los reglamentos para el cuidado de sus mascotas puede causar molestias para los vecinos.

Ningún perro que tenga dueño debe andar en la vía pública según el Reglamento del Funcionamiento del Centro de Salud Animal y Control Antirrábico y la Tenencia de Mascotas. En su artículo 10, fracción 10 y en el mismo reglamento se establecen sanciones de 15 a 20 veces el salario mínimo.

 

Primeros auxilios para un perro envenenado

Las sustancias más comunes que se utilizan para asesinar animales en la vía pública son raticidas y plaguicidas, dijo Juvenal Cambero Gil, integrante del Colegio de Veterinarios de Animales de Compañía de Sonora.

Existe una manera de atender a una mascota envenenada de manera emergente en el hogar antes de llevarlo con el veterinario, dijo el médico.

La primera acción es detectar los síntomas, que son: Problemas neurológicos y de coordinación, que sea noten asustados, que estén defecando más de lo común, que saliven, tengan la mirada perdida y presenten temblores.

Al animalito envenenado se le debe suministrar vía oral carbón activado, que retrasa la absorción del veneno en el cuerpo para que pueda llegar a la consulta, y agua oxigenada o agua con abundante sal que produzca el vómito.

Cambero Gil dijo que así como hay botiquines para personas, también debe haber para las mascotas.

Para aquellos vecinos que se ven afectados con la presencia de perros en la vía pública, se recomienda usar repelentes naturales, rociarlos en los botes de la basura o en el lugar donde acostumbran defecar.

Hay tres tipos de repelente que no hacen daño al perro, agua con vinagre, agua con limón o agua con pimienta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *