Cáncer de próstata y detección oportuna - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Cáncer de próstata y detección oportuna

Cáncer de próstata y detección oportuna

Compartir esta nota en redes Sociales

Uno de los mayores éxitos en salud pública de la humanidad es el aumento de la esperanza de vida al nacer de la población mundial.

En Sonora, si las condiciones no varían, se espera que un recién nacido viva 75.67 años en promedio; si es mujer vivirá 78.37 años y si es hombre 73.10 años. Como podemos apreciar la esperanza de vida al nacer es mayor para la mujer por cinco años en comparación al hombre.

Sin embargo, este logro del envejecimiento de la población genera uno de los mayores desafíos para el sistema de salud, la economía y organización social, debido al incremento de enfermedades crónico degenerativas, destacando entre ellas los tumores malignos, que desde 1989 ocupan el segundo lugar como causa de muerte en México.

Entre los factores asociados a las neoplasias malignas, el 90% de los cánceres de pulmón se atribuye al tabaquismo, mientras que los cánceres de colon y próstata se relacionan al grado de desarrollo y de envejecimiento de un país, contrario al estómago, que está vinculado con los hábitos nutricionales.

Los tumores malignos se ubican en el segundo lugar de la tabla de mortalidad general, siendo el cáncer de próstata la neoplasia maligna más frecuente en los hombres. La prevalencia en la población, es decir el número de casos existentes, se desconoce; pero se trata de un tumor que aumenta progresivamente con la edad (igual de la hiperplasia benigna de próstata).

* El cáncer de próstata representa la primera causa de muerte por cáncer en el hombre en México, con una tasa de mortalidad de 17 defunciones diarias (Inegi).

* La participación de los derechohabientes en la prevención del cáncer de próstata es baja. Apenas el 13.6% de la población hace uso del antígeno prostático específico.

* Para el caso del tacto rectal apenas el 4.2% de la población utiliza este sencillo método.

En Sonora en el año 2015 ocurrieron 9 mil 641 defunciones masculinas lo que representa el 58.4% del total de defunciones acaecidas (16 mil 507). Los tumores malignos ocuparon la segunda causa de muerte con mil 291 muertes, sumando el 13.3% del total.

El cáncer de próstata causó 182 defunciones el año 2015, de acuerdo a las estadísticas de mortalidad de Inegi, aunque en Sonora el primer lugar en cáncer en varones se lo lleva el de la tráquea, de los bronquios y del pulmón con 223 casos.

El cáncer de próstata o adenocarcinoma es una enfermedad neoplásica del tejido epitelial de la próstata. Presenta una evolución lenta cuyo estadío final es la aparición de metastasis ósea en la región de la pelvis, como sitio más frecuente.

El cáncer de próstata sólo presenta síntomas cuando su tamaño rebasa el tamaño normal y tiene algún grado de invasión, por esto debemos evaluar la sintomatología prostática, de acuerdo a sus factores de riego determinar la periodicidad y siempre que presenten factores de riego, o encuesta de factores de riego positiva, realizar un antígeno prostático específico a todo hombre mayor de 45 años y complementar con tacto rectal. En hombres con mayor riego, con antecedentes familiares directos de cáncer de próstata o de mama, se debe iniciar un abordaje de detección a los 40 años.

La próstata es un órgano pequeño del tamaño de una nuez. Se localiza debajo de la vejiga y rodea la uretra. La próstata produce un líquido que se convierte en parte del semen. El semen es un líquido blanco que contiene esperma.

Fundamentalmente se distinguen tres zonas: la zona central cruzada por los conductos eyaculadores que supone un 25% de la glándula, la zona transicional que rodea a la uretra posterior con un 5 % del volumen glandular y la zona periférica que ocupa un 70% del volumen glandular.

En la zona periférica se desarrollan el 80% de los cánceres, en la zona central un 5% y en la zona transicional un 15%. La zona periférica es accesible al tacto rectal mientras que los tumores que se desarrollan en las zonas central y transicional se valoran mejor con la ecografía.

Para promover la salud masculina en los derechohabientes de Issste en Sonora y realizar detecciones de manera oportuna de enfermedades como cáncer de próstata e hipertensión, inició en la entidad la Campaña Nacional Febrero, Mes de la Salud del Hombre con el lema “Soy Hombre y me Cuido”.

Por lo que se invita a la población a una revisión anual para prevenir este y otro tipo de problemas, mediante la orientación y detecciones de obesidad, salud bucal, enfermedades coronarias, hipertensión arterial, así como enfermedades emocionales ligadas a las adicciones como tabaquismo y alcoholismo.

Consulte a su médico.

Referencias
Cáncer de próstata, Detección oportuna componente, Guía de manejo, Issste, 2016.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca del autor

Dr. Francisco Javier Muro Dávila es médico cirujano por la UNAM (Ced. Prof. 471325, Reg. SSA 58351), Maestro en Salud Pública, ESPM-SSA (Ced. Prof. 026403 SEC-Sonora), Vicepresidente del Colegio de Profesionales de Salud Pública del Estado de Sonora.

Correo Electrónico

fj_muro@hotmail.com

Twitter

@MUROFJ

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *