Educación por competencias, ¿mejor? - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Educación por competencias, ¿mejor?

Educación por competencias, ¿mejor?

POR Antonio Quintal Berny

Columna A toro pasado

El modelo educativo que promueve la Reforma Educativa está basado en el paradigma de competencias que establece que es la mejor forma de prepararse para una realidad compleja, es la adquisición de capacidades diversas que deben conjugarse para resolver cada situación particular.

En efecto, la adquisición de capacidades es una forma de aborda la resolución de problemas cotidianos, pero no la única.

Una educación integral debe incorporar también la adquisición de conocimientos, la ejercitación del pensamiento crítico, deductivo, inductivo, analítico y sintético, por mencionar algunos elementos indispensables.

Hasta antes de 1970, el modelo educativo de México era basado en el fomento del conocimiento y aplicación del mismo.

A partir de entonces, con las nuevas corrientes y filosofías educativas europeas, nuestro país fue adoptando y reformando el modelo educativo de Jaime Torres Bodet, desarrollado en los 50’s y que probó su efectividad.

Desde Echeverría, cada presidente ha incorporando variantes al modelo educativo original, que lo único que han hecho es exhibir que nuestros estudiantes tienen los índices de aprendizaje más bajos respecto a otros países del mundo.

En el examen PISA, el desempeño de México se encuentra por debajo del promedio de la OCDE; en ciencias (416 puntos), lectura (423 puntos) y matemáticas (408 puntos). En estas tres áreas, menos del 1% de los estudiantes en México logran alcanzar niveles de competencia de excelencia.

Nuestro país tiene el nada honroso último lugar desde que PISA se introdujo como elemento de evaluación hace 15 años.

Hay muchos educadores que defienden el modelo de competencias, y yo no estoy en desacuerdo, siempre y cuando fuera uno de muchos otros instrumentos que se usaran para educar; sin embargo, su uso intensivo y que los maestros sean obligados a utilizar el modelo de manera muy preponderante, creo que una de las causas de tener tan bajos indicadores de desempeño académico.

La semana pasada compré un producto que costó 155 pesos y le di a la cajera 205 pesos para no recibir monedas. La cajera tomó el dinero y se quedó mirando la máquina registradora, aparentemente sin saber qué hacer. Le dije que tenía que darme 50 pesos de cambio, pero ella no me creyó y llamó al gerente para preguntarle. La cajera estaba realmente confundida, pero accedió a dame el billete de 50 pesos con la autorización del gerente. Operaciones aritméticas sencillas como la anterior, no se incluyen en los ejercicios de la materia en primaria ni en el esquema de competencias.

En 1950, un ejercicio típico de matemáticas era el siguiente: Un artesano vende un jarro de baro por 100 pesos. El costo de hacerlo es igual a 4/5 del precio de la venta. ¿Cuál es la ganancia?

Ese mismo ejercicio, a partir de la reforma educativa más reciente quedaría de la siguiente forma: Un artesano vende un jarro de baro por 100 pesos. El costo de producirlo es de 80 pesos.  Reúnanse en equipos de cuatro para decidir:

1.- El nombre del artesano (Desarrollo de competencias de lenguaje).
2.- Dibujen al hombre moldeando el jaro (Desarrollo de competencias artísticas).
3.- Haga la siguiente operación 100-80=veinte? (Desarrollo de competencias matemáticas).
4.- Hagan una representación del hombre forjando el jarro que muestre el esfuerzo que hace. (Desarrollo de competencias para la vida)
5.- Evaluación Final. Para asignar la Evaluación Final, debe considerar y reunir en el portafolio de evidencias, las correspondientes a:
6.- Asistencia, b) limpieza de zapatos, c) peinado, d) uniforme, e) carpeta
Escala de Evaluación: CO= Competente; DE= Destacado; AU: Autónomo.
Nota para el maestro: Evite utilizar NC= No Competente, ya que pudiera generar una denuncia en su contra por violación de los derechos humanos.

Intencionalmente, el ejercicio anterior es exagerado, pero evidencia su estructura.  En un ejercicio para desarrollar competencias, como el anterior, se busca que se desarrollen la mayoría de las competencias solicitadas. Si de cuatro competencias se adquieren tres, está bien; aunque no se alcance la que se busca en primera instancia, la matemática.

Educación es desarrollo, pero para que esta máxima funcione, la educación debe regresar a lo básico y enfocarse al desarrollo de las habilidades matemáticas y de lectura, como estaba conceptualizado el modelo educativo de México a mediados del siglo pasado y como todavía funciona hoy en países como Suecia y Japón.

Acerca del autor

Antonio Quintal Berny es socio-director de WB Solutions, Talento en Movimiento; ha sido director general del Tecnológico de Monterrey, Campus Sonora Norte; rector de UVM y UNO, subsecretario de Fomento Industrial y director general de Copreson; es conferencista, expositor y facilitador en congresos, seminarios y talleres en México y otros países y profesor en varias universidades de cursos en administración e ingeniería en profesional y posgrado.

Correo Electrónico

aqberny@hotmail.com

Twitter

@aqberny

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *