Políticos Pimpón - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Políticos Pimpón

Políticos Pimpón

Imagen: Internet

Gustavo Ramonet Ontiveros

Compartir esta nota en redes Sociales

Durante los últimos años hemos observado cómo el perfil del “liderazgo” político actual ha generado un hartazgo y repudio social innegable. Un statu quo que, aunque desgastado, continúa rigiendo toda una generación de exponentes en este ámbito. Una generación de liderazgos fabricados e instruidos por instituciones enfocadas a impulsarlos para la eterna lucha por el poder sobre la arena democrática, una generación que se enfoca en la forma y olvida el fondo.

En la historia moderna, vemos cómo estas organizaciones han abierto espacios para que los jóvenes participen activamente en política y se desarrollen dentro de la misma. Sin embargo, estas oportunidades no van enfocadas al desarrollo tal cual de estos personajes, no se enfocan en explotar su individualidad y talentos como potencial para ser los líderes que dirigirán el México del futuro.

Estas dirigencias o cargos juveniles son herramientas operativas y una escuela enfocada a la preparación de nuevos perfiles acartonados, donde vemos a estos aprender a trabajar por la foto y a debatir en defensa de lo indefendible, los vemos perder su identidad para ser una extensión más de estos órganos políticos, incluso vemos como ejemplo claro, el cómo convierten sus redes sociales (hoy en día principales proyectores de nuestra personalidad) de un uso personal a un uso prácticamente institucional.

Pero aun en este escenario donde seguir esta forma de actuar parece requisito obligatorio o receta única para lograr crecer y fortalecerse dentro de un partido político, todavía podemos ver liderazgos auténticos de proyección a personalidad humana, voz directa y acciones congruentes a su individualidad.

Ejemplos de estos pueden ser los senadores Javier Lozano, de Acción Nacional, o Armando Ríos Piter, del Revolucionario Democrático, quienes trabajan de una manera casi emancipada en sus actos y pronunciamientos, donde también utilizan sus redes sociales no solo para publicar trabajo, sino como un medio de interacción o herramienta para acercarse a sus seguidores y proyectar su ideología.

Dentro de la misma Cámara Alta está mi paisano Ernesto Gándara, del PRI, como otro gran ejemplo de liderazgo auténtico, que a través de los años ha planteado un trabajo cercano a la gente, con base a discurso y acciones propias. Éstos son solo algunos ejemplos de varios rostros fuertes, en la élite política de hoy, de trabajo, mensaje y perfil congruente a su persona, no solo a la doctrina y exigencias de su partido político.

En tanto, en la generación entrante de jóvenes activos en política, vemos ejemplos cómo el del diputado independiente en Jalisco, Pedro Kumamoto, que ha roto el esquema conocido dentro este gremio. O bien, Cristopher James, como líder nacional de las juventudes priistas, después de su derrota el pasado 5 de junio, lanza una reflexión a través del video en redes “Estamos de pie”, en el que hace un llamado a entender que las formas y estilos de ayer son indignantes hoy en día y nos invita a atrevernos a dignificar la política. Un discurso que, aunque criticado por muchos del mismo tricolor, resulta necesario en el camino para enderezar el sistema. Ambos, talentosas figuras de liderazgos jóvenes, fraguados dentro de política estudiantil donde en lo personal creo que es el principal semillero de verdaderos líderes.

Y a pesar de que estos personajes sean muestras de políticos de semblante auténtico, que predican ejerciendo su personalidad abanderada por una ideología propia y su mayor fortaleza sea el trabajo con sus seguidores y la gente en las calles, en ocasiones son obstaculizados o castigados por las cúpulas de poder que dirigen estas instituciones.

Percatémonos que al inicio de nuestra historia, las leyendas que construyeron la patria que conocemos, las instituciones y el tejido social en el que nos desenvolvemos hoy, fueron individuos que se atrevieron a hacer lo que nadie en el momento, se atrevieron a cultivar una rebeldía sana engrandeciendo su individualidad, fieles a una ideología y visión apta de su entorno, fortaleciendo así un liderazgo real el cual podía contagiar pasión y aglutinar a miles a su causa.

En nosotros está el cambio, debemos seguir muy al pendiente de cada movimiento de nuestros gobernantes, manteniéndonos informados, evaluando y exigiendo resultados a la altura de la responsabilidad que les hemos encomendado.

Estando activos en el escenario político, reconozcamos que se necesitan personas dispuestas a proyectar sus pensamientos y pasiones, conscientes de las necesidades de la sociedad, observando de cerca las deficiencias de este modelo oxidado, intentando revolucionar desde sus trincheras el sistema que nos rige.

Se dice que “cada pueblo tiene el gobierno que se merece” y depende de nuestra atención que este sistema, continúe como fábrica de futuras figuras candidateables del político “muy guapo y de cartón”.

Gustavo A. Ramonet Ontiveros es ingeniero en minas. Contacto: gustavoramonet@gmail.com @garoramonet

Acerca del autor

Ingeniero Minero por la Universidad de Sonora. Ha tomado cursos de economía en la Universidad de Harvard y Políticas Públicas por el Instituto Belisario Domínguez; actualmente es Asesor Parlamentario en el Senado de la República.

Correo Electrónico

gustavoramonet@gmail.com

Twitter

@GaroRamonet

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

2 Comentarios

  • Yuki Jacott Muñoz dice:

    Llegarás muy alto!!!estoy orgullosa de ti! Y de la mama q tienes ??Dios te bendice y mucho éxito!! Enhorabuena ????

  • Julio Mendez dice:

    Gustavo, tu apreciación de lo que está sucediendo en nuestro México me parece muy acertada. No todos los políticos son malos. Hay que estar al pendiente. Las redes sociales es un arma que ahora tenemos y que debemos aprovechar para criticar positiva o negativamente de acuerdo con el comportamiento de los actores políticos . Debemos estar al pendiente de que los recursos lleguen a sus destinatarios y no se diluyan en el camino para soportar todo un aparato burocrático que cada vez es más insaciable. Te felicito por tus comentarios y ojalá sigas en eses camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *