Ser adolescente es bueno, pero ser adolescente y sano es mejor - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Ser adolescente es bueno, pero ser adolescente y sano es mejor

Ser adolescente es bueno, pero ser adolescente y sano es mejor

Compartir esta nota en redes Sociales

Del 19 al 23 de septiembre, se efectuará la Semana Nacional de Salud del Adolescente, considerando que esta fase del desarrollo humano que abarca de los 10 a los 19 años de edad, es una etapa en la que aumentan ciertos tipos de riesgo por lo que hay que incrementar la eficacia de las acciones de salud a lo largo de este periodo, con un enfoque preventivo e integral.

La mayoría de profesionales en ciencias sociales reconocen que, debido al importante crecimiento psicológico y social que se produce en esa década, tiene más sentido considerar los años de la adolescencia como una serie de fases y no como una etapa uniforme.

Además, dependiendo de las condiciones de cada persona integrante de este grupo de edad, dependerá la calidad de vida que desarrollen durante la etapa adulta y la tercera edad, lo que tiene indudables repercusiones individuales, políticas, económicas y sociales para toda la colectividad nacional.

Se considera igualmente que su atención debe ser integral, con perspectiva de género e intercultural en apego a su derecho a la salud, sin discriminación y orientada a la prevención de enfermedades y la promoción de estilos de vida activa y saludable.

Desde la perspectiva biológica, el hincapié está en el comienzo y el final de la pubertad y desde el aspecto legal, se determina a partir de los diferentes grupos de edad establecidos por la ley. Entre los y las adolescentes, la adquisición de habilidades, tales como: asumir la responsabilidad de sus propios actos y tomar sus propias decisiones, suele considerarse un aspecto importante que está más relacionado con la distinción entre la adultez y la adolescencia.

El aumento de la población en este rango de edad genera una demanda específica permanente en los sistemas nacionales de salud, educación, trabajo y otros.

Quienes se ubican en el rango de edad de la adolescencia, están expuestos a situaciones de vulnerabilidad y riesgo, por lo que es factible que adquieran hábitos que requieren intervenciones específicas de los sectores público, privado y social, para atender los déficits que se presentan a su salud; como son:

Condiciones que afectan su estado de nutrición, como el sobrepeso, obesidad, bajo peso y conductas alimentarias de riesgo, con las consecuencias a largo plazo en el desarrollo de enfermedades crónico-degenerativas, como la diabetes, la hipertensión arterial y los accidentes cerebro vasculares.

El consumo de tabaco, de alcohol y de otras sustancias psicoactivas.

El embarazo y las infecciones de transmisión sexual, incluyendo el VIH y el sida.

La violencia física, sexual o emocional, las acciones de daño físico autoinfligido y los accidentes, son los principales retos que se deben atender desde una perspectiva de prevención y promoción de estilos de vida activa y saludable.

Los problemas de salud tienden a ser muy diferentes de los que se presentan a edades más tempranas y están condicionados por una carga psicosocial elevada y un bajo tenor de trastornos orgánicos.

Por lo tanto durante esta SNSA se realizaran acciones de información, comunicación, educación, prevención y promoción de la salud con énfasis en la salud sexual y reproductiva, nutrición, salud bucal, salud visual y auditiva, infecciones de transmisión sexual, incluyendo VIH y el sida, diagnóstico temprano de cáncer, salud mental, conductas alimentarias de riesgo, prevención y atención de la violencia, accidentes y lesiones, prevención del consumo del tabaco, alcohol y otras substancias psicoactivas entre las y los adolescentes, conforme a su edad, desarrollo evolutivo, cognoscitivo y madurez (1.-NOM-047-SSA2-2015).

Algunos tips

Unos mil 100 millones de adolescentes y jóvenes corren el riesgo de sufrir pérdida de audición por el uso nocivo de aparatos de audio personales, como teléfonos inteligentes, y por la exposición a niveles sonoros dañinos en lugares de ocio ruidosos, como clubes nocturnos, bares y eventos deportivos, según la Organización Mundial de la Salud. La pérdida de audición tiene consecuencias potencialmente devastadoras para la salud física y mental, la educación y el empleo.

La OMS recomienda que el nivel más alto permisible de exposición al ruido en el lugar de trabajo sea de 85 decibeles (dB), durante un máximo de 8 horas al día. Muchos clientes de clubes nocturnos, bares y eventos deportivos están con frecuencia expuestos a niveles incluso más altos de ruido, y por lo tanto deberían reducir considerablemente la duración de la exposición. Por ejemplo, la exposición a niveles de ruido de 100 dB, que es la normal en esos lugares, es segura durante un máximo de 15 minutos (2).

En el último año, hasta mil millones de niños han sufrido violencia física, sexual o psicológica, según un estudio publicado recientemente en Pediatrics. El homicidio es una de las cinco causas principales de muerte entre los adolescentes. Uno de cada cuatro niños padece maltrato físico, y casi una de cada cinco niñas sufre abusos sexuales al menos una vez en su vida (3).

* Una cuarta parte de todos los adultos manifiestan haber sufrido maltratos físicos de niños.
* Una de cada cinco mujeres y uno de cada 13 hombres declaran haber sufrido abusos sexuales en la infancia.
* El maltrato infantil causa alteraciones en la salud mental y física que perduran toda la vida, y sus consecuencias a nivel socioprofesional pueden, en última instancia, ralentizar el desarrollo económico y social de un país.
* Es posible prevenir el maltrato infantil antes de que se produzca, y para ello es necesario un enfoque multisectorial.
* Los programas preventivos eficaces prestan apoyo a los padres y les aportan conocimientos y técnicas positivas para criar a sus hijos.
* La atención continua a los niños y a las familias puede reducir el riesgo de repetición del maltrato y minimizar sus consecuencias.

El maltrato infantil se define como los abusos y la desatención de que son objeto los menores de 18 años, e incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial o de otro tipo que causen o puedan causar un daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia, en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder. La exposición a la violencia de pareja también se incluye a veces entre las formas de maltrato infantil (4).

De acuerdo a la Norma Oficial Mexicana NOM-047-SSA2-2015, para la atención a la salud del grupo etario de 10 a 19 años de edad, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 12 de agosto de 2015, la atención integral para la salud de los adolescentes incluye las siguientes acciones.

1 Valoración del estado de salud;

2 Nutrición;

3 Información, orientación y sensibilización para la promoción de la Salud bucal;

4 Información, orientación y sensibilización para la prevención de la Salud visual y auditiva;

5 Información, orientación y sensibilización para la prevención de las ITS, incluyendo el VIH y el sida;

6 Información, orientación y sensibilización para el diagnóstico temprano de cáncer;

7 Salud sexual y reproductiva;

8 Salud Mental;

9 Información, orientación y sensibilización para la prevención de conductas alimentarias de riesgo;

10 Información, orientación y sensibilización para la prevención y atención de la violencia;

11 Información, orientación y sensibilización para la prevención de accidentes y lesiones;

12 Información, orientación y sensibilización para la prevención del consumo de tabaco, alcohol, sustancias psicoactivas y otras drogas;

13 Información, orientación y sensibilización para la promoción de la salud, y/o

14 Vigilancia Epidemiológica.

Por lo anterior en las diferentes instituciones de salud se estará participando e informando y realizando diferentes acciones. Consulte a su Médico y asista a su unidad de salud más cercana.

Referencias

1.- Norma Oficial Mexicana NOM-047-SSA2-2015, Para La Atención a la Salud del Grupo Etario de 10 A 19 Años de edad, DOF,12 agosto 2015, México.

2.- 1100 millones de personas corren el riesgo de sufrir pérdida de audición, Comunicado de prensa, Organización Mundial de la Salud (OMS), 27 de febrero de 2015, Ginebra.

3.- Nuevas estrategias para poner fin a la violencia contra los niños, Nota para los medios de comunicación, Organización Mundial de la Salud (OMS), 12 de julio de 2016, Nueva York.

4.- Maltrato infantil, Nota descriptiva,  Organización Mundial de la Salud (OMS),  Septiembre de 2016, mediainquiries@who.int.

Francisco Javier Muro Dávila es médico cirujano por la UNAM, maestro en Salud Pública (ESPM-SSA); presidente del Colegio de Profesionales de Salud Pública del Estado de Sonora. A.C; subdelegado médico del Issste en Sonora; contactos: fj_muro@hotmail.com @MUROFJ

Acerca del autor

Dr. Francisco Javier Muro Dávila es médico cirujano por la UNAM (Ced. Prof. 471325, Reg. SSA 58351), Maestro en Salud Pública, ESPM-SSA (Ced. Prof. 026403 SEC-Sonora), Vicepresidente del Colegio de Profesionales de Salud Pública del Estado de Sonora.

Correo Electrónico

fj_muro@hotmail.com

Twitter

@MUROFJ

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

  • Joel Gilberto Garcia Felix dice:

    Muy buenos días
    Excelente información Dr. Muro Dávila de antemano muchas gracias por su articulo.
    Con el permiso de usted, me permito un comentario: yo en lo particular, siento que si realmente se realizaran algunas de estas acciones en forma permanente o de manera constante en todas las unidades de salud del ámbito municipal, Estatal o Federal, nuestros adolescentes estarían mas protegidos con información y atención valiosa para su desarrollo Saludable, tanto Físico como Psicológico, pienso como padre de familia y como ciudadano que es de vital importancia trabajar fuertemente juntos día a día en aspectos relacionados en la atención integral de la salud de nuestra infancia y adolescencia.
    Un servidor seguiré trabajando desde mi trinchera participando con mi humilde trabajo en orientar y educar a la población, no solo a la niñez y en la Juventud, sino con gran énfasis en padres de familia sobre la necesidad impetuosa que tenemos en nuestra sociedad en trabajar juntos por un mejor Sonora, por un mejor México, con la finalidad de reducir o erradicar problemas que padecen y sufren nuestras familias.
    Muchas gracias.
    Atte. Joel Gilberto García Félix

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *