Día Mundial para la Prevención del Suicidio - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Día Mundial para la Prevención del Suicidio

Día Mundial para la Prevención del Suicidio

Compartir esta nota en redes Sociales

El suicidio es un fenómeno mundial que se presenta en todas las regiones del mundo. Afecta principalmente a los jóvenes de 15 a 29 años y representa la segunda causa de muerte, con 8.5% del total de decesos en este grupo de edad y una tasa de 13.5 suicidios por cada 100 mil jóvenes, a nivel mundial de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En México

* Del año 2000 a 2014, la tasa de suicidios se elevó de 3.5 a 5.2 por cada 100 mil habitantes.
* Ocho de cada 10 suicidios (80.2%) fueron consumados por hombres y 19.8% por mujeres.
* Las entidades que presentan mayor tasa de suicidios por cada 100 mil habitantes en 2014 son Campeche (10.2), Aguascalientes (8.6), Chihuahua (8.4), Yucatán (8.4) y Sonora (7.9).
* Entre los jóvenes de 15 a 29 años de edad, la tasa alcanza 7.9 suicidios por cada cien mil jóvenes, en 2014, el 40.2% de los suicidios ocurrió en este grupo de edad.
* La Secretaría de Salud, en 2014, registró 2 mil 292 egresos a causa de lesiones autoinfligidas.
* En Sonora en número absoluto de suicidios en el 2014 fue de 241 suicidios, 214 en hombres (88.7%) y 27 en mujeres (11.2 %)
* En Sonora el porcentaje de suicidios en personas jóvenes de 15 a 29 años fue de 27.3% del total de suicidios (66 en números absolutos).
* En Sonora en los grupos de edad donde se presentan más suicidios es entre los 30 y 44 años, donde ocurrieron 90 suicidios que representa el 37.3% del total de suicidios

El 10 de septiembre se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, siendo el tema de este año “Conectar, comunicar y cuidar”, permitiendo fomentar compromisos y medidas prácticas para prevenir este tipo de decesos, por lo que es de vital importancia fortalecer las estrategias que permitan reducir los métodos comunes de suicidio, siendo que la tasa de mortalidad mundial actualmente es de 16 por cada 100 mil habitantes.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el suicidio se define como un acto deliberadamente iniciado y realizado por una persona en pleno conocimiento o expectativa de su desenlace fatal.

La palabra “suicidio” proviene de las palabras latinas sui (uno mismo) y caedere (matar), término acuñado en 1642 por el médico y filósofo Thomas Browne para distinguir entre el homicidio de uno mismo y el cometido hacia otra persona

Panorama de los suicidios en México

En 2014 se registraron 6 mil 337 suicidios, 98.1% de ellos (6 mil 215) ocurrieron en ese mismo año; estos últimos representan 1% del total de muertes ocurridas y registradas en 2014, colocándose como la décimo quinta causa de muerte a nivel nacional, con una tasa de 5.2 decesos, lo que muestra un aumento respecto a la tasa de 2013, que fue de 4.9 muertes por cada 100 mil habitantes.

Al igual que en los niveles mundiales, los suicidios en México presentan una tendencia creciente; entre el año 2000 y 2014, la tasa de suicidios aumentó de 3.5 a 5.2 por cada 100 mil habitantes.

El suicidio en México es un fenómeno que presenta significativas diferencias por sexo, las cuales se han mantenido e incluso aumentado en el transcurso del tiempo; en 2014, la tasa de mortalidad masculina por esta causa fue de 8.5 y en mujeres de 2.0 por cada 100 mil, para ambos sexos, la tasa de 2014 resulta la tasa más alta de muertes por lesiones autoinflingidas desde el año 2000.

Tasa estandarizada de suicidios por entidad federativa 2014 (Por cada 100 mil habitantes)

suicidios-muroNota: Suicidios ocurridos y registrados en 2014, por entidad de residencia del fallecido. Se considera la estructura por edad nacional como estándar. Fuente: Inegi. Estadísticas de mortalidad, 2014. Base de datos. Conapo. Proyecciones de la población de México 2010 a 2050.

En Sonora ocupamos el quinto lugar nacional en cuanto a tasa de suicidio, siendo de 7.9 suicidios por cada 100 mil habitantes, para el año 2014, con 2.7 puntos porcentuales más que en el nivel nacional.

En el 2012 la tasa de suicidios para la entidad era de 6.4 por cada 100 mil habitantes por lo que en dos años aumento 1.5 puntos más llegando a 7.9, lo que representa un 23 % más, de ahí la importancia de redoblar los esfuerzos en este sentido.

Existen diversas perspectivas y estudios del acto suicida que señalan que dicho evento es precedido de varios factores, por lo que cada vez más enfoques buscan comprender la complejidad de este fenómeno.

Algunos de los patrones observados en la conducta suicida son: depresión, bipolaridad y esquizofrenia, todo ellos considerados trastornos psiquiátricos.

Otra característica del fenómeno de los suicidios es que se presentan mayores tasas de suicidio en hombres, en personas de bajos ingresos, en desempleados y en usuarios de alcohol y drogas.

La Organización Mundial de la Salud considera al acto suicida como un problema de salud pública que puede ser evitado, por lo que se han diseñado e impulsado estrategias para reducirlo; en este contexto es que el 10 de septiembre se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, fecha en que se fomentan compromisos y medidas prácticas para detectar el riesgo y evitarlo.

Con este propósito compartimos información estadística actualizada elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)  la cual se pone a disposición de la sociedad, donde se da cuenta de las tendencias a nivel mundial del fenómeno, así como datos y características más relevantes a nivel nacional que permiten caracterizar esta problemática, para la toma de decisiones.

Recomendamos consultar a su médico y estar pendiente de las manifestaciones de los cuadros depresivos en las personas, para buscar apoyo de manera inmediata.

“Estos son los síntomas más comunes que nos indican que la salud mental de un adolescente está en peligro:

1. Desorden en el sueño. El cambio en los hábitos de sueño es una de las primeras evidencias físicas de la depresión. Un adolescente que apenas duerme o que pasa en la cama más horas de lo normal puede estar sufriendo un trastorno depresivo.

2. Cambios en la alimentación. Los extremos también se tocan en este supuesto: perder totalmente el apetito o comer demasiado son una mala señal. Los trastornos alimentarios, como la anorexia o la bulimia, pueden, de hecho, ir ligados o generar una depresión.

3. Pérdida de interés en las actividades que antes realizaba. Que un adolescente deje de disfrutar de sus ‘hobbies’ es una preocupante señal de que algo va mal. En muchas ocasiones, el afectado se mostrará aburrido y querrá estar solo con frecuencia.

4. Los amigos, de lado. La depresión también suele apartar de sus amigos al adolescente, que muestra desinterés por ellos y en muchas ocasiones prefiere estar solo.

5. Enfados y sollozos espontáneos. La irritabilidad y la tristeza son dos características comunes en los pacientes que sufren depresión. En el caso de los más jóvenes, los arranques de ira y los lloros pueden surgir sin causa aparente y deben ser motivo de preocupación si se hacen frecuentes.

6. Falta de concentración y bajada del rendimiento escolar. Un adolescente deprimido suele sufrir una baja concentración, además de una dificultad para recordar cosas y tomar decisiones. Es común que estos síntomas se plasmen en peores resultados académicos.

7. Comentarios despectivos hacia uno mismo. La falta de autoestima es un rasgo típico entre los adolescentes que se están desarrollando, pero que se convierta en un problema crónico que genera comentarios autodespectivos puede ser un signo de depresión. La culpa exagerada, las críticas desmesuradas o la necesidad de apoyo incondicional ante el fracaso también levantan las alertas.

8. Peleas con otros compañeros y comportamientos criminales o de riesgo. Si el adolescente comienza a implicarse en acciones violentas, a hacer ‘bullying’ o a pelearse con otros compañeros, puede estar sufriendo un trastorno depresivo. Los comportamientos sexuales de riesgo y el aumento en el consumo de alcohol y drogas también entran en esta categoría.

9. Huidas. Escaparse de casa puede ser un síntoma de depresión que debería alertar a los padres u otros familiares.

10. Pensamientos suicidas. Son, en muchos casos, la prueba definitiva de que el adolescente está sufriendo una depresión. Es frecuente que estos pensamientos, centrados en la muerte o el sinsentido de la vida, se acaben verbalizando en frases como ‘Me quiero morir’ o que, desgraciadamente, se vean reflejados en intentos de suicidio o de auto-castigo como los cortes.”

Referencias

1.- “Estadísticas a propósito del Día Mundial para la Prevención del Suicidio (10 de septiembre)”, Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Datos nacionales, 7 de septiembre de 2016, Aguascalientes, Ags., Pp. 1/12. http://www3.inegi.org.mx/sistemas/saladeprensa/

2.-http://noticias.lainformacion.com/salud/diez-sintomas-de-la-depresion-adolescente-y-cinco-maneras-de-combatirla_6DPzfGwlb7fUlw7DHuoWd4/

3.- Día Mundial del Suicidio, Issste, Subdirección de prevención y protección de la salud, agosto 2016.

Francisco Javier Muro Dávila es médico cirujano por la UNAM, maestro en Salud Pública (ESPM-SSA); presidente del Colegio de Profesionales de Salud Pública del Estado de Sonora. A.C; subdelegado médico del Issste en Sonora; contactos: fj_muro@hotmail.com @MUROFJ

Acerca del autor

Dr. Francisco Javier Muro Dávila es médico cirujano por la UNAM (Ced. Prof. 471325, Reg. SSA 58351), Maestro en Salud Pública, ESPM-SSA (Ced. Prof. 026403 SEC-Sonora), Vicepresidente del Colegio de Profesionales de Salud Pública del Estado de Sonora.

Correo Electrónico

fj_muro@hotmail.com

Twitter

@MUROFJ

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

  • Chester Bennington dice:

    ¿y adonde debo de llamar si quiero suicidarme? falta ese dato a este artículo… ahí les encargo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *