Leer para pensar, y no ser como Peña Nieto - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Leer para pensar, y no ser como Peña Nieto

Leer para pensar, y no ser como Peña Nieto

Compartir esta nota en redes Sociales

Actualmente escribo lo que será mi trabajo para obtener el título de maestría en Educación. Realizo un diagnóstico de necesidades, busco saber qué tan posible y necesario es ofrecer literatura sonorense a jóvenes de preparatoria en Hermosillo.

La idea surgió cuando de manera circunstancial navegando en Internet, descubrí la siguiente información: La Encuesta Nacional de Lectura 2012 elaborada por la Fundación Mexicana para el Fomento de la Lectura, fue titulada “De la penumbra a la oscuridad”, precisamente por los desafortunados resultados que se obtuvieron en ella.

En la presentación de los resultados de aquel año, el presidente ejecutivo de la agrupación civil, Lorenzo Gómez Morín Fuentes dijo: “Los resultados no son alentadores. En México se lee menos que hace tres años y eso demuestra que la lectura sigue siendo una actividad educativa y no cultural”.

Es decir, que quienes leen lo hacen por actividades ligadas a la escuela y no lo hacen por placer, lamentó.

Además el investigador mexicano detalló que en nuestro país la lectura es una actividad que sigue restringida, por tanto, “sigue siendo un privilegio de pocos” y si el Estado no es capaz de fomentar ese hábito en su población, continuará marcando desigualdad social. (Hernández, L. 2013)

La realización del trabajo ha llevado una variedad de actividades. Primero, determinamos que el diagnóstico sería con estudiantes de los Colegios de Bachilleres en Hermosillo.

Con un muestreo, a través de cuestionarios se hizo una encuesta para conocer datos sobre el conocimiento de los jóvenes en la literatura sonorense, el resultado  francamente fue desolador. No conocen obras sonorenses, menos conocen a los autores, incluso los desconocen a pesar de que en algunos casos, estos escritores son sus maestros.

A propósito de plagios… ¿Qué significa el gusto por la lectura? ¿Por qué las y los jóvenes preparatorianos de Hermosillo, Sonora deberían conocer la producción literaria de su estado? ¿Qué es ésta propuesta?

Se lee por gusto, se lee por necesidad, se lee por obligación y se lee por placer. Apenas en el sexenio pasado, el plan de estudios de preparatoria en los Cobach contenía un apartado destinado al tema literatura sonorense, sin explicación alguna para los profesores, el tema se extirpó de las materias de literatura y taller de lectura y redacción.

El objetivo del diagnóstico no es que literatura sonorense se ofrezca en el plan de estudios de manera obligatoria como las otras materias. Por el contrario, una vez obtenidos los resultados, se busca hacer  una propuesta para desarrollarse como opción paraescolar.

La oferta actual de paraescolares en los Cobach es: futbol, beisbol, ajedrez, taekwondo, basquetbol, volibol, atletismo, futbol americano, porristas, aeróbicos, zumba, karate, pesas, primeros auxilios, educación física, softbol, activación física, danza folklórica, cantantes solistas, danza de venado, acordes y solistas, grupo norteño, rondalla, marimba, grupo musical, mariachi, grupo de teatro, grupo sierreño, banda de música, grupo de rock, banda sinaloense  y grupo latino.

No existe la oferta paraescolar de literatura ni de literatura sonorense.

La lectura y la escritura deben desarrollarse como un acto de placer, leer y escribir, sirven para pensar, pensar y reflexionar, más aún deben servir para la construcción de nuestras identidades, para crear y creer, analizar, evaluar, sentir y comunicar.

Leer nos ayuda a crear una estructura mental que como cimientos de hierro, se vuelva inflexible a la ignorancia, a tal grado que no resulta extraño que Enrique Krauze, intelectual allegado a la cúpula presidencial de nuestro país, deje claro ante la opinión pública, que sí, su libro fue plagiado por Enrique Peña Nieto, presidente de México. Enrique Krauze ha leído lo suficiente para comprender que no puede negar lo innegable.

Al abordar la literatura sonorense, la cantidad de recursos posibles para su ejercicio se vuelve un abanico de oportunidades, entre ellos destacan la promoción y acercamiento de los mismos autores con los jóvenes; la impartición de bases sólidas para el enriquecimiento del patrimonio intangible en su formación; la oportunidad de viajar y conocer los lugares de nacimiento de los autores, sus fuentes de inspiración, los motivos de sus textos, y un sinfín de actividades que harían surgir en ellos el amor por su historia, por su gente, por su estado y por su país.

Al ofrecer literatura sonorense a los jóvenes en un ambiente relajado, fuera del estricto control académico, literatura con actividades lúdicas por ejemplo, la actividad paraescolar sería de formación de hombres y mujeres que desarrollen el arte de escribir una crónica, un ensayo, un poema, un discurso, una carta.

Jóvenes que sean capaces de leer por placer, más de tres libros en su vida.

Intentar que los jóvenes tengan mayor interés por la lectura poética y la narrativa sonorense, es la posibilidad de que sus gustos y emociones, su búsqueda de identidad y su amor por el ser humano, se desarrollen académicamente y a temprana edad.

Encontrarían sin duda un equilibrio que evite la simulación de la realidad en que viven.

Otro aspecto importante del diagnóstico fue saber qué opinión tienen sobre el tema las y los profesores de literatura de esas escuelas, los bibliotecarios, funcionarios públicos, promotores culturales y escritores sonorenses.

En esta etapa, la información es un arsenal de ricos testimonios.

La basta cantidad de información de expertos en el tema me llevó a solicitar apoyo para la transcripción de los textos. Ser promotor cultural implica ubicar y gestionar recursos para la ejecución de proyectos.

Los análisis hechos por los entrevistados reflejan un todo literario que ya existe, pero que no se usa para la impartición de literatura sonorense. ¿Qué autores sería conveniente que leyeran? ¿Por qué?  ¿En qué horarios?  ¿Los jóvenes estrían aprendiendo a aprender? ¿Cómo y cuánta bibliografía sonorense se produce en el estado? ¿Es posible una dinámica educativa con estas características?

El trabajo está en curso, llegar a la culminación del diagnóstico es el objetivo.

Creo que formar jóvenes en el placer por la lectura y el conocimiento, evitará que tengamos presidentes como Enrique Peña Nieto y como los secretarios de Educación Aurelio Nuño y  Ernesto de Lucas, funcionarios que no han demostrado preparación literaria suficiente para ejercer sus funciones en un área tan importante.

¿En qué cabeza cabe pensar que el plagio no tiene importancia? Sólo en una que no ha leído lo suficiente para ocupar el cargo de secretario de Educación.

Dar literatura sonorense servirá también, para que nuestros jóvenes entiendan a través de la lectura, con actividades lúdicas y una estructura mental sólida basada en la honorabilidad de su conciencia, que plagiar es indebido, es inmoral y es delito. Los jóvenes tienen derecho a recibir los mejores ejemplos en la educación. El amor a la lectura es un gran instrumento para lograrlo.

Al diagnóstico le falta mucho para concluir, realizarlo, es por lo pronto un objetivo para titularme. Pero no debemos quitar el dedo del renglón. No permitamos que los jóvenes sonorenses por no leer con gusto y con placer sean como Peña Nieto, y se conviertan en estudiantes con mañas de bajo calibre como él.

María Dolores Rodríguez Tepezano es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Sonora; pasante de maestría en Educación por la Universidad Pedagógica Nacional; promotora en Gestión Cultural por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes; fundadora de la Red Sonorense por la Defensa de los Derechos Humanos Laborales. Contacto: @MariaDoloresRT2 mariadolores_tepezano@hotmail.com

Acerca del autor

María Dolores Rodríguez Tepezano es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Sonora; pasante de maestría en Educación por la Universidad Pedagógica Nacional; promotora en Gestión Cultural por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes; fundadora de la Red Sonorense por la Defensa de los Derechos Humanos Laborales.

Correo Electrónico

mariadolores_tepezano@hotmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *