Enfermedad de Lyme - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Enfermedad de Lyme

Enfermedad de Lyme

Compartir esta nota en redes Sociales

La enfermedad de Lyme o borreliosis de lyme es un padecimiento infeccioso emergente causado por la espiroqueta Borrelia burgdorferi.

Esta bacteria se trasmite por la mordedura de las garrapatas del género Ixodes.

Las garrapatas adquieren las bacterias cuando pican ratones o venados infectados con dicha bacteria. Las personas pueden contraer la enfermedad tras la mordedura de una garrapata infectada.

OLD LYME CT

Ésta endémica en la mayoría de los países europeos, en tres zonas enzoóticas de Estados Unidos de Norteamérica y también en algunos países asiáticos.

Se ha identificado el vector Ixodes en Baja California, la Península de Yucatán, el Golfo de México y la zona noreste de la República.

En Europa la prevalencia de la infección evaluada con pruebas de inmunoensayo enzimático (ELISA) o inmunofluorescencia (IFA) es de 8 a 27% y en EUA varía de 1 a 10%.

Desde 1991 se reportaron los primeros casos sugestivos de eritema crónico migratorio en Sinaloa y Monterrey, México.

En 1999, se reporta en la Encuesta Seroepidemiológica Nacional que se detectó una prevalencia de infección por B. burgdorferi del 1.1% en la población general y en el venado cola blanca del noreste del país, con una frecuencia del 3%.

El mismo año fueron descritos los primeros casos de pacientes con manifestaciones neurológicas en el Valle de México.

En el 2003, se reporta la seroprevalencia de la infección por B. burgdorferi en la población general del noreste de la República Mexicana y de la Ciudad de México, en 6.3 y 3.4% respectivamente.

En la zona noroeste la prevalencia confirmada para cada estado de la República Mexicana fue 3.91% en Nuevo León, 14% en Tamaulipas y 6% en Coahuila.

En el 2007 se reportaron los primeros casos confirmados en el país de enfermedad cutánea y neurológica, procedentes del Valle de México y Quintana Roo.

Como podemos apreciar, nuestro estado no aparece en esa muestra, aunque la prevalencia de casos seropositivos sugieren que la infección por B burgdorferi ocurre en el noreste de México y el Cd. de México.

“Entre marzo de 2014 y agosto de 2015, el Hospital Infantil de México Federico Gómez (HIMFG), de la Secretaría de Salud, diagnosticó 14 casos de Lyme, los casos detectados en los últimos 22 meses corresponden a niños y adolescentes entre dos y 16 años de edad. Todos ellos llegaron en estado avanzado por lo que hizo un llamado a los médicos de primer contacto para que consideren, en sus diagnósticos, que existe la posibilidad de que su paciente tenga Lyme (la Crónica).”

Cuadro clínico

La enfermedad es un desorden multisistémico que involucra principalmente la piel, el sistema nervioso, el corazón y las articulaciones.

La tercera parte de casos ocurre en niños menores de 18 años y el grupo de mayor riesgo es el de niños de 5 a 14 años.

La enfermedad se ha dividido en tres estadios de evolución: A) Estadio temprano localizado, B) Estadio temprano diseminado y C) Estadio crónico

lyme2

A) Estadio temprano localizado.Se manifiesta como eritema migratorio (eritema migrans) (EM). Se presenta en 60 a 80% de los casos como signo inicial. Es una lesión generalmente única, eritematosa, homogénea o circular, papular, no dolorosa, con diseminación centrífuga.

Se presenta en tres días a 16 semanas (promedio 1.5 semanas) después de la mordedura de la garrapata y desaparece espontáneamente en 3 a 6 semanas. En niños, se localiza en la cabeza, piernas, brazos y espalda. Se acompaña de fatiga y dolor de cabeza en el 50-60% de los casos, además de fiebre y dolor de articulaciones en 30%. Las lesiones de EM múltiple son más pequeñas y se desarrollan cuando el paciente no recibió tratamiento.

B) Estadio temprano diseminado.Después del EM, de no haber tratamiento, en tres a 12 semanas se presenta afección de varios órganos o sistemas, probablemente por diseminación hematógena, con manifestaciones neurológicas y/o cardiacas.

Puede presentarse entumecimiento o dolor en la zona del nervio, parálisis o debilidad en los músculos de la cara, problemas del corazón, tales como latidos (palpitaciones) irregulares, dolor torácico o dificultad para respirar.

C).- En Estadio Crónico los síntomas pueden ocurrir meses o años después de la infección y pueden incluir:

Dolor muscular y articular, movimiento muscular anormal, hinchazón articular, debilidad muscular, entumecimiento y hormigueo, problemas del habla, problemas de pensamiento.

Métodos de diagnóstico

El diagnóstico de la enfermedad se basa en estudios microbiológicos, serológicos y de biología molecular. El cultivo es problemático por el bajo porcentaje de aislamiento; por esta razón, las técnicas serológicas han sido incluidas como criterios de diagnóstico y, en algunos casos, es útil la PCR.

Tratamiento

Las personas que hayan sido picadas por una garrapata deben ser vigiladas cuidadosamente durante al menos 30 días para ver si se presenta una erupción o síntomas.

Se puede administrar el antibiótico doxiciclina a quien fue picado por una garrapata, si presenta síntomas, considerando además la circulación en nuestro medio de Ricketsia Ricketsi y la presencia de casos de fiebre manchada

Es importante consultar a su médico quien pueden utilizar otros antibióticos o ciclos más amplios  ya sea de 10 días a cuatro semanas para tratar a personas a quienes se les haya diagnosticado la enfermedad de Lyme, la selección del antibiótico depende de la etapa de la enfermedad y de sus síntomas.

Otras opciones comunes de antibióticos incluyen doxiciclina, amoxicilina, acromicina, cefuroxima.

Prevención

Tenga en cuenta y evite las picaduras por garrapatas en los meses de calor sobre todo al caminar o ir de excursión al campo y áreas con pastizales altos, otras medidas:

* Utilizar ropa de color claro de manera que, si las garrapatas se le adhieren, las identifique para retirarlas.

* Utilizar ropa de manga larga y pantalones largos,  metiendo de preferencia la parte inferior del pantalón en los calcetines.

* Rocíe aerosol en la piel expuesta y la ropa con repelente de insectos, como DEET (N,N-Dietil-meta-toluamida), o permetrina. Siga las instrucciones del envase.

* Al regresar a casa, quítese la ropa e inspeccione minuciosamente todas las superficies de piel, incluso el cuero cabelludo.

* Tome un baño tan pronto como sea posible para eliminar cualquier garrapata que no haya visto.

Si se encuentra una garrapata adherida al cuerpo no la retire usando calor (por ejemplo, encendedores); no use los dedos de las manos para quitarla, pues si la exprime corre el riego de inyectar la saliva contaminada al interior del cuerpo.

Quite la garrapata usando una pinza pequeña (como la que se usa para sacar las cejas), trate de tomarla desde la parte más cercana a la piel y de un tirón rápido y vertical, extírpela.

En México, el conocimiento de la enfermedad de Lyme y su ciclo de transmisión es limitado. Sin embargo, la presencia de casos que se tiene de la borreliosis de Lyme ha aumentado en los últimos 30 años y continuará incrementándose.

Los esfuerzos para difundir el conocimiento sobre la enfermedad de Lyme entre la comunidad médica, igualmente se ha incrementado en los últimos años.

El objetivo principal es reconocer la sintomatología aguda de la enfermedad de Lyme, para iniciar el tratamiento ante los síntomas más tempranos, disminuyendo el riesgo de enfermedad tardía.

Fuentes

Guadalupe Gordillo-Pérez y cols., Estudio seroepidemiológico de borreliosis de Lyme en la Ciudad de México y el noroeste de la República Mexicana, Salud Pública Méx. 2003; Vol. 45(5):351-355.

Ma. Guadalupe Gordillo Pérez, Fortino Solórzano Santos, Enfermedad de Lyme. Experiencia en niños mexicanos; Bol. Med. Hosp. Infant. Mex. vol.67 no.2 México mar./abr. 2010.

Martha Elena García Meléndez, y Cols., Enfermedad de Lyme: actualizaciones Gaceta Médica de México. 2014; 150 84 Enfermedad de Lyme: actualizaciones. Gaceta Médica de México. 2014;150:84-95,

http://www.anmm.org.mx/GMM/2014/n1/GMM_150_2014_1_084-095.pdf

http://www.cronica.com.mx/notas/2016/942281.html

Francisco Javier Muro Dávila es médico cirujano por la UNAM, maestro en Salud Pública (ESPM-SSA); presidente del Colegio de Profesionales de Salud Pública del Estado de Sonora. A.C; subdelegado médico del Issste en Sonora; contactos: fj_muro@hotmail.com @MUROFJ

Acerca del autor

Dr. Francisco Javier Muro Dávila es médico cirujano por la UNAM (Ced. Prof. 471325, Reg. SSA 58351), Maestro en Salud Pública, ESPM-SSA (Ced. Prof. 026403 SEC-Sonora), Vicepresidente del Colegio de Profesionales de Salud Pública del Estado de Sonora.

Correo Electrónico

fj_muro@hotmail.com

Twitter

@MUROFJ

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *