La imagen de Melania Trump luego del plagio - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > La imagen de Melania Trump luego del plagio

La imagen de Melania Trump luego del plagio

Rosalba Wong

Compartir esta nota en redes Sociales

Seguramente desde nuestra época de estudiantes, todos aprendimos que copiar y pegar información era una de las prácticas escolares que ocasionaban reprobar una materia, dicha conducta es una de las más descalificadas por los docentes.

Imagínate, si esto puede afectar tu calificación como joven estudiante cuánto más puede afectar a tu imagen como esposa de quien aspira a dirigir una de las naciones más poderosas del mundo, Estados Unidos.

Hay quienes tienen suerte y pasan desapercibidos ante este tipo de acciones; Sin embargo, las noticias, los usuarios de redes sociales y la prensa no dejan pasar una, y en esta ocasión le tocó a la señora de Trump ser señalada.

Después de permanecer mucho tiempo con bajo perfil en la campaña de su esposo, pronuncia un discurso y, ¡sorpresa!, usa las mismas palabras que utilizó la actual primera dama, Michelle Obama, en el 2008.

Los ¨memes¨, hashtags y notas alusivas burlescas no se dejaron esperar, porque ahora la exmodelo eslovena tiene “otra cara” para el público internacional, y es que todo lo que decimos o escribimos genera una imagen verbal, y con el tiempo una reputación, en la que Michelle Obama ha trabajado arduamente, pues sus discursos casi siempre son motivadores para quienes la escuchan.

MELANIA Y MICHELLE

Para que los discursos tengan un efecto de credibilidad es importante que haya coherencia entre lo que se dice, lo que se ve, y lo que hay en el interior.

Al repetir palabras de la señora Obama, Melania muestra más de ella de lo que piensa, se deja ver como una mujer insegura de su individualidad y de sus fortalezas, incapaz de escribir y pronunciar palabras propias y diferentes; es decir, por pretender hablar como alguien más, proyecta sus propias debilidades e inseguridades.

Porque no podemos ocultar lo que somos, tal como lo dicen los axiomas de imagen pública:

Es inevitable tener una imagen y, la coherencia de los estímulos irá en relación directa a la eficiencia de la imagen.

Desgraciadamente cuando alguien comete un error que daña su imagen, siempre hay terceros afectados, recordemos que siempre representamos y que la imagen de la titularidad permea en sus miembros y viceversa. En este caso la afectada fue la redactora del discurso, quién según medios de comunicación presentó su renuncia y se declaró culpable, sin embargo Trump no se lo permitió.

Este hecho también afecta la campaña del candidato por la presidencia de Estados Unidos, ya que es él quien culpa a Obama de casi todos los males de Estados Unidos, pero su esposa la admira y hasta lee sus discursos, es esta incoherencia la que pone en duda la imagen de Trump.

De este caso podemos aprender que, tanto en diversas áreas de la vida como en la imagen pública, “lo barato sale caro” y que ningún estímulo que enviemos pasará desapercibido al público.

MELANIA Y DONALD

Por lo anterior, armonicemos nuestro interior, con lo que expresamos y manifestamos a los demás.

Rosalba Wong es licenciada en comunicación (Vizcaya de las Américas) y consultora en Imagen Pública (Maestría por el Colegio de consultores de la CD. de México); responsable de comunicación y eventos culturales en Cultura Itson; consultora también en RW Consultoría de Imagen; Fb. Rosalba Wong;  fan page: RW Consultoría de Imagen; @WongRosalba

Acerca del autor

Rosalba Wong es licenciada en Comunicación (Vizcaya de las Américas) y consultora en Imagen Pública (maestría por el Colegio de Consultores de la Ciudad de México); coordinadora de Mercadotecnia y Relaciones Públicas en TVP Obregón. consultora también en RW Consultoría de Imagen.

Correo Electrónico

rwconsultoriadeimagen@gmail.com

Twitter

@WongRosalba

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

4 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *