Envejecer - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Envejecer

Envejecer

Erika Tamaura

Compartir esta nota en redes Sociales

Refracción. Una columna sobre periodismo, cultura y atardeceres en Sonora.

Se dice que mi bisabuela la bruja Sultana Urosevic tenía la sombra de loba.
En claro de luna jamás salía de su casa,
Para que no pisaran su sombra, la despojaran de poderes secretos y ahí mismo la mataran.
Se dice que mi bisabuela me heredó estos ojos y esta lengua.
Tal vez la sombra lobuna también, no lo sé.
En claro de luna siempre a menudo, también en el sol, camino al revés, por si las dudas.
-Vasko Popa.

Cuando preguntan mi edad, yo digo números por decirlos, porque realmente me sigo sintiendo de 18 o de 16. Hasta que hace unos meses me vi en el espejo y vi más insistentes mis canas y unas señales de arrugas en mi cara. Vi mi piel un poco cansada y me dije: Pero si nomás tienes 35 años… Y luego pensé: Ya voy a tener 40 años… Entonces me senté, vi al piso, vi al techo, vi las paredes, y volví a dibujar los números en mi mente, y me acosté boca arriba y pensé de nuevo: en 15 años tendré 50…

En 25 años tendré 60, en 35 tendré 70… Y entonces inicié como loca a sacar cuentas sobre las cosas que me faltan por hacer, empecé a empaquetar proyectos: cuatro años para un doctorado… Si empiezo a organizar mis tiempos de vacaciones para viajar a dos lugares diferentes por año puedo tal vez conocer más, también quiero escribir libros, así que si inicio y publico al menos cada cada tres años…

No me he casado aún, no conozco ni siquiera la cuarta parte del territorio de Sonora, no he ido a Broadway, no he ido a París, mi hijo está creciendo, pronto será adolescente, necesito cambiar de carro, necesito ver lo de las escrituras de la casa de mi madre, si voy a usar mi crédito Infonavit, creo que tengo que usarlo ya, no sé cocinar del todo…

Una amiga que quiero mucho me recomendó irme a hacer un facial, y tenía razón, había llegado mi hora de invertir en cremas y sueros para mi piel. No me malinterpreten, no me angustia envejecer, más bien, es como esta gran reflexión que he hecho ha raíz del tema que ha tenido Proyecto Puente toda esta semana.

Respecto a mi cabello, me gusta llevarlo negro, o cerca de mi color natural, castaño oscuro, pero tengo una mancha de canas que nace desde el lado derecho de mi sien, canas que me llevaron a la estética donde ya no me senté a recibir el color por loca, si no por necesidad de disminuir un poco el impacto sobre el cabello blanco. Y no es que no me gusten las canas, pero casi siempre uso muy poco maquillaje y por cuestión de presentación hay que darse ciertos mecanismos de apariencia.

Envejecer… Nunca le he tenido miedo a la palabra, pero creo que para algunos de nosotros que trabajamos con agendas y proyecciones de objetivos, metas, calendarios, impactos, el término se vuelve como más real en cuestión operativa. Esto está sucediendo. Envejecemos. Erika Tamaura: estás envejeciendo y dime en dónde va el balance score card de tu proyecto de vida. Sobre todo, ¿qué onda con tus prioridades?

Soy fan del movimiento lento, de los procesos, soy admiradora de las etapas, de esperar el turno… Visualizar mi vejez, se ha convertido en un poderoso incentivo para redistribuir mis proyecciones y decisiones.

La relación más importante que uno tiene es con una misma, y esa es la que se debe de cuidar por sobre todas las cosas.

Eso lo aprendí de Sex and The City. Al final, te quedarás con lo que hiciste por ti mismo y por aquellos a quienes amas. Y quienes te aman comprenderán que tú tienes una esencia y una personalidad para aceptarte como eres, así que, hay que envejecer confiados de que vamos en el camino correcto, siempre y cuando seamos sinceros con nosotros mismos. Respecto a las contingencias de la vida y la soledad. Bueno, esa es una historia que todos debemos contar en algún momento.

Visualizar que uno va a envejecer, hace que seamos más estratégicos en invertir tiempo, recursos y decisiones de vida sobre lo que realmente deseamos. El ejercicio de imaginar que en 35 años más, una tendrá 70 años, la hace valorar el tiempo y la energía presente. Salud, cuerpo, aventuras, movimientos… Riesgos y elecciones de seguridad también.

Entre 2000 y 2050, la proporción de los habitantes del planeta mayores de 60 años se duplicará, pasando del 11% al 22%. En números absolutos, este grupo de edad pasará de 605 millones a 2000 millones en el transcurso de medio siglo, la cantidad de personas de 80 años o más aumentará casi cuatro veces hasta alcanzar los 395 millones.

Es un acontecimiento sin precedentes en la historia que la mayoría de las personas de edad madura e incluso mayores tengan unos padres vivos, como ya ocurre en nuestros días. Ello significa que una cantidad mayor de los niños conocerán a sus abuelos e incluso sus bisabuelos, en especial sus bisabuelas.

En efecto, las mujeres viven por término medio entre 6 y 8 años más que los hombres, según la Organización Mundial de la Salud.

Envejecemos… y mientras nos hemos leído, somos unos minutos más viejos. No temamos envejecer, más bien, hagamos un plan para ello. Y gocémoslo.

Erika Tamaura es maestra en Gestión Cultural con especialidad en Patrimonio por la Universidad de Barcelona. Impulsora del movimiento blogger en Sonora. Académica en la Licenciatura de Gestión y Desarrollo de las Artes del Instituto Tecnológico de Sonora. Consejera en ISCradio. Consultora de proyectos y colaboradora de Proyecto Puente. www.erikatamaura.com @erikatamaura

Escucha la lista de episodios de #CapuccinoPodcast de Erika Tamaura producido por ISC Radio, canal del Instituto Sonorense de Cultura aquí: http://erikatamaura.com/capuccinoradio/

Acerca del autor

Erika Tamaura es maestra en Gestión Cultural con especialidad en Patrimonio por la Universidad de Barcelona. Consultora de proyectos de desarrollo y comunicación cultural. Colaboradora de Proyecto Puente.

Correo Electrónico

erika.tamaura@gmail.com

Twitter

@erikatamaura

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *