Estación Pesqueira, jornaleros olvidados - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Estación Pesqueira, jornaleros olvidados

Estación Pesqueira, jornaleros olvidados

Compartir esta nota en redes Sociales

Estación Pesqueira es un pueblo ubicado a 30 kilómetros al noroeste de Hermosillo. Su avenida más larga pasa a un lado del pueblo, es la carretera alterna a la México 15. Es una carretera libre de cuota y con frecuencia en malas condiciones. Transitan por ahí, un sinfín de camiones de carga que transportan de manera abundante y mayormente hacia el norte, la cosecha de alrededor de 50 campos agrícolas que tiene esa región.

En estos días de temperaturas de hasta  50°C a la sombra, recordé a mis amigas y amigos de Pesqueira -municipio de San Miguel de Horcasitas-, no del otro lado del país, de aquí, del estado de Sonora.

En Pesqueira hay dos tipos de población, viven ahí de manera permanente 4 mil 636 personas, además de una población flotante de 5 mil habitantes, según el Inegi. Las personas llegan a trabajar en los campos agrícolas, donde se cosecha uva de mesa en un mayor porcentaje, calabacita, pepino, sandía, melón, y otras hortalizas.

A 50 grados al rayo del sol me imaginé a Rosario, Chayito, la niña que participa en las actividades de recolección del alimento. A sus 12 años Chayito es jornalera agrícola. Su papá, su mamá y sus hermanos también los son.

La población flotante no es bien recibida por la comunidad de Pesqueira, son considerados como “oaxaquitas” que sólo vienen a quitar el trabajo. Llegan  hombres, mujeres y familias completas provenientes de Oaxaca en una mayor cantidad (38%); de Chiapas, Veracruz, Guerrero, Sinaloa, Guanajuato, Michoacán, Chihuahua, Tabasco, Baja California, Morelos y otros estados. Además de municipios como Navojoa, Huatabampo y Caborca.

Los agricultores sonorenses propietarios de los campos de cultivo, se encargan de recibir a trabajadores de toda la República, a través de “contratistas” y “enganchadores”. Personas clave que ofrecen por todo el país excelentes condiciones de trabajo en el campo.

Al llegar a Sonora, los trabajadores descubren que los dueños de los campos agrícolas no cumplen con sus obligaciones, que se escudan en que, al ser ellos trabajadores foráneos existe la alta posibilidad del abandono del trabajo, es decir, dicen los propietarios de los campos agrícolas que no pagan el seguro social de sus trabajadores, como una medida preventiva de abandono de labores, pues que se vayan implicaría hacer más trabajo al tener que darlos de baja.

Si después de trabajar siete días a la semana entre 45 y 48°C al rayo del sol, Chayito se deshidrata, y su malestar coincide con la guardia del médico en el campo, entonces Chayito corrió con suerte.

En temporadas altas, en la cosecha, no hay días de descanso, los pagos son diarios y semanales según convenga al patrón, quien nuevamente se escuda en el posible abandono de labores de los trabajadores.

Me pregunto, si el patrón no quiere que se vayan los jornaleros ¿Por qué contrata personas que no viven en Pesqueira? En todo caso ¿Por qué no les ofrece condiciones dignas de trabajo, para que los trabajadores no se quieran ir?

La respuesta es nuevamente muy sencilla, primero porque los derechos laborales se dan en cadena, y segundo porque la condición de patrón miserable, no le permite siquiera pensar en tener mayores responsabilidades y menos ingresos.

Al inscribir a los trabajadores al seguro social, en cadena, se les brinda el derecho a la salud, a días de descanso, a vacaciones, a jubilación, a préstamos, cuidados maternos, derecho a guarderías, incapacidades y más. Y obviamente el patrón no quiere invertir en el bienestar de sus trabajadores, porque eso representa pérdida para su fortuna.

En Pesqueira el 60 por ciento de los jornaleros son personas de entre 23 y 53 años de edad, casi el 6% de quienes ahí trabajan son menores de edad, pertenecen a los cientos de miles de niños trabajadores en México.

El verano es largo y Chayito se cansa, ella debería estar en la escuela estudiando la secundaria, pero el dinero para comer en su casa no alcanza y debe trabajar. Por ahora su familia tiene seguro popular, pero sólo son atendidos de lunes a viernes y de día, porque de noche en Pesqueira no hay servicio médico.

Mientras Chayito y su familia, y mis amigas y amigos jornaleros trabajaban, en Hermosillo los dueños de los campos agrícolas, y la gobernadora del estado, se concentraban en una cita para recibir al nuevo arzobispo, se tomaron fotos con el pontífice y le prometieron amar a sus semejantes como a ellos mismos.

Fuente: Red Sonorense por la Defensa de los Derechos Humanos Laborales, 2011. Hermosillo Sonora México.

María Dolores Rodríguez Tepezano es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Sonora; pasante de maestría en Educación por la Universidad Pedagógica Nacional; promotora en Gestión Cultural por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes; fundadora de la Red Sonorense por la Defensa de los Derechos Humanos Laborales.

Acerca del autor

María Dolores Rodríguez Tepezano es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Sonora; pasante de maestría en Educación por la Universidad Pedagógica Nacional; promotora en Gestión Cultural por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes; fundadora de la Red Sonorense por la Defensa de los Derechos Humanos Laborales.

Correo Electrónico

mariadolores_tepezano@hotmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

3 Comentarios

  • Sylvia Duarte dice:

    Cuando pienso en el Sindicato campesino Salvador Alvarado que heredo de Trinidad Sánchez Leyva su hija , ( Sánchez Chiu) creo se apellida la joven representante , pienso si tiene una opinión , a cuantos representa ? Como están condiciones de estos? Son membrete o actúan… Colapso de protección laboral, la autoridad de trabajo en Sonora tiene capacidad de revisar condiciones en los campos donde están contratados ? Preguntas preguntas…

  • Estalisnao de la fuente dice:

    Es una herencia la que le dejaron a Sanchez Chiu Creo que no tiene idea de los que es ser un verdadero lider y representante de estos trabajadores agricolas que tambien son mexicanos,es mas comodo y facil
    recibir un cheque.
    Aun siendo diputada su participacion para conseguir lo mejor para sus representados deja mucho que desear. Es una lastima si tiene talento.,por lo que veo no.

  • Abraham dice:

    Por el trabajador no hacen nada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *