De la Unión de Usuarios, Malnacidos, ABC… a Sonora Ciudadana - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > De la Unión de Usuarios, Malnacidos, ABC… a Sonora Ciudadana

De la Unión de Usuarios, Malnacidos, ABC… a Sonora Ciudadana

Luis Alberto Medina

Compartir esta nota en redes Sociales

La Unión de Usuarios (UU) en Hermosillo fue una de las primeras organizaciones sociales en Sonora, nacida en los 70. Era el refugio de ciudadanos inconformes por los malos servicios, excesos del gobierno. Tuvo su auge en los 80 y 90. Hasta que llegó el PAN al gobierno estatal, la UU se convirtió en un movimiento a favor del padrecismo en la disputa por el agua. Tomó partido, color y la engañaron. Perdió fuerza popular y credibilidad. En 1991 surgió el movimiento estudiantil en la Universidad de Sonora, con Julio Sánchez a la cabeza, contra la imposición del beltronismo en cuotas universitarias y la privatización de la educación.

En medio de este contexto ya venían surgiendo los liderazgos de Rosa María O’Leary, Francisco “Chico” Pavlovich, Normal Abril, contra el Confinamiento de Residuos Tóxicos en Hermosillo. Para el año 2000 se formó el movimiento de las “Mujeres de Blanco”, donde estaba Norma Abril, Nancy Burruel, Natalia Vidales, contra el alza de tarifas eléctricas. Pero debido a sus ideologías políticas e intereses profesionales, el grupo dejó de existir.

Malnacidos, ABC, No al Novillo

En el 2009 los padres de los hijos de la guardería ABC crearon el Movimiento 5 de Junio por la justicia de las víctimas de la instancia infantil. Cada año salen a marchar y juntan casi 20 mil personas en las calles de Hermosillo. No ha perdido fuerza. Nos une el dolor a ellos. En el 2011 se gesta en Cajeme el movimiento “No al Novillo”, con empresarios, líderes ciudadanos y políticos contra el proyecto sexenal de agua “Sonora Sí”, del gobernador Guillermo Padrés. Después se unió la tribu yaqui. Todos contra los excesos y las formas que adoptó al paso de los años el arrebato del poder autoritario padrecista. En enero del 2013 nació el movimiento social “Malnacidos”. Empezó con ciudadanos. Fue su base contra la imposición de la tenencia estatal. Pero desviaron sus causas: tomaron agenda del PRI, permitieron su apoyo económico, asesoría, aunado a la inmadurez de algunos líderes, perdieron identidad, fuerza y apoyo popular.

Legado sin precedentes

Guillermo Noriega, originario de Cajeme, estudió en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) la licenciatura en Relaciones Internacionales. Trabajó en el Senado, estuvo en medio de la huelga histórica de la UNAM pero en pro de la educación, se formó con las principales asociaciones profesionales del DF que defendían la transparencia y rendición de cuentas. Su capital vino a ponerlo a favor de Sonora en el 2005 al crear la Organización No Gubernamental (ONG) sin fines de lucro, financiada por organismos internacionales, con una agenda en pro de la transparencia en Sonora. Un trabajo que los medios de comunicación, los gobiernos, la sociedad, no conocíamos.

Se trataba de la primer ONG constituida en Sonora que daba la batalla social con independencia económica, política. Por primera vez en la historia alguien canalizaba la lucha contra la opacidad y los excesos gubernamentales pero de forma profesional. Él solo. Con ayuda de diferentes investigadores que han pasado por su organización, unos permanecen, como Artemiza Michel, pero todos han puesto su grano de arena para un mejor Sonora. El legado es histórico e inigualable: Impulsar la Ley de Transparencia en el 2005, lograr que los derechohabientes enfermos del servicio médico de trabajadores del Estado no sean excluidos, vigilar los derechos humanos, el sistema de salud. Todo con indicadores, estudios, análisis comparativos. Lo que nadie había aterrizado en Sonora. Hay un antes y después en el Estado. Guillermo Noriega Esparza tiene un lugar simbólico, importante, insigne en la historia de Sonora: Un hacedor de cuadros profesionales y el constructor de una agenda independiente contra el poder, sin precedentes.

La nueva era

Leticia Cuesta asumió la Dirección Ejecutiva de Sonora Ciudadana el pasado 25 de mayo. Tiene el voto de confianza y el perfil para continuar. Necesitamos más “Sonoras Ciudadanas” para vigilar al poder; contrapesos que cuestionen el gasto del dinero público, los programas oficiales, derechos humanos. Leticia Cuesta tiene la convicción de seguir ese camino. Tenemos que apoyarla. Urge la suma de ciudadanos en favor de la rendición de cuentas, diariamente, y no sólo en discurso y publicidad.

Luis Alberto Medina es periodista; director de Proyecto Puente, en Radio Fórmula Sonora; Premio Nacional de Periodismo 2014; colaborador de Denise Maerker, columnista en periódico El imparcial y coordinador de la Licenciatura de Periodismo en la Universidad Kino. @elalbertomedina

Columna tomada de El imparcial

Acerca del autor

Luis Alberto Medina es periodista, director de Proyecto Puente noticiero por internet y en Megacable; Premio Nacional de Periodismo 2014. Colabora con Denisse Maerker en Atando Cabos; con Carmen Aristegui, El Imparcial y Animal Político.

Correo Electrónico

luisalberto@proyectopuente.com.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *