“Un granito de arena” en la inclusión - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > “Un granito de arena” en la inclusión

“Un granito de arena” en la inclusión

Compartir esta nota en redes Sociales

La semana pasada se llevó a cabo por tercer año consecutivo Un torneo muy especial, encuentro deportivo, impulsado y organizado principalmente por el C.P. Jorge Mungaray y su esposa, la señora Sandra Ibarra, quienes, apoyados por los gobiernos municipal, estatal y diversos representantes de la iniciativa privada, lograron este evento de promoción e inclusión deportiva.

Durante la jornada beisbolera que se realizó en la Unidad Deportiva “José Alberto Healy Noriega”, participaron alrededor de 220 niños y jóvenes con discapacidad motora e intelectual, representando a organismos como CRIT Sonora, Instituto Ángel de la Guarda IAP., Agrupación SD Hermosillo, Centros de Atención Múltiple, CAM Y CAME de los municipios de Guaymas, Empalme, Caborca y Hermosillo, Sonora.

A través de seis días, más de 50 niños y jóvenes fungieron como “sombras” (guías durante los juegos) pertenecientes a la Asociación de ligas infantiles y juveniles de béisbol de la República Mexicana A.C. Región XII, representada por sus cuatro ligas: Pitic, Sonora, Unison y Kino; con quienes todos los padres que asistimos, estuvimos más que complacidos.

La dinámica se llevó a cabo bajo la modalidad de las reglas convencionales del béisbol, sólo que con tres entradas jugadas, permitiendo a los participantes una fluidez y rotación durante los encuentros, que, lejos de cansarlos los mantenía motivados y atentos a los hume run o batazos que algunos lograron.

Se observaba el campo de juego, a los participantes más grandes que ofrecían su mayor esfuerzo desde sus puestos y a los más pequeños que seguían -por instrucciones o imitación- las jugadas, ya sea al bat o en el campo, con el apoyo de los jugadores sombras, como participantes más experimentados que denotaban una actitud de lo más positiva a la inclusión.

En tanto, en las butacas del estadio se dejaban escuchar las porras y el sonido de las trompetas y matracas por parte de los familiares, con algunos toques espontáneos, risas y aplausos que motivaban a los jugadores a hacer sus mejores tácticas en el juego, incitados por el animador y la música presente.

Nosotros como espectadores veíamos el desarrollo del encuentro con gran deleite, siendo partícipes de que nuestros hijos estaban gozando el juego. Más a fondo veíamos con claridad el esfuerzo que les merecía estar participando desde sus puestos en las bases, apoyados algunos con sus andaderas o sillas de ruedas, resaltando sus habilidades más que sus discapacidades.

Untorneomuyespecial_fotos (1)

Veíamos con emoción, el reflejo de la labor diaria del esfuerzo, dedicación y constancia que nuestros hijos han mantenido desde su nacimiento, debido a que han sido formados con dosis extras de trabajo. Se nos mezclaban los sentimientos, con aires de orgullo, con anhelos y sueños de un futuro más prometedor para ellos, no sólo en la práctica deportiva que ahí nos reunía de momento y que reflejaba ese granito de arena en una montaña.

Así como este encuentro que fue de lo más gratificante, los padres de familia estamos deseosos de ellos, que promuevan la inclusión de las personas con discapacidad en los ámbitos educativos, laborales, artísticos, deportivos, sociales, porque ese, es el sueño de un futuro y presente para muchos de nosotros.

Si bien a partir de mi corta experiencia como madre de una pequeña con síndrome de Down, he vivido día a día en relación con la discapacidad, siendo testigo de las numerosas acciones por parte de la sociedad civil que desea realizar, pero que en su mayoría no se concretan por falta de recursos o se quedan en el camino de seguimiento.

Por otro lado también soy testigo de las diversas acciones y programas gubernamentales a nivel municipal y local, enfocadas a la inclusión de las personas con discapacidad, promoviendo un desarrollo integral de todos los que viven con ella, facilitando esa integración desde lo económico, educativo y social que se merecen, pero que a veces resultan insuficientes.

Por poner un ejemplo, en el sector educativo de Hermosillo: cuando los jóvenes con síndrome de Down terminan su educación primaria, existen dos o tres opciones para el ingreso a las secundarias públicas integradoras y “especiales”, pero a partir de ahí hay un vacío educativo y una necesidad enorme, no hay más opciones para este nivel y la preparatoria ni pensarlo. Por otro lado, encontramos oportunidades mínimas en escuelas privadas, pero que desgraciadamente no están al acceso económico de todos, representando en conjunto una necesidad primordial.

Primer equipoSD

Pero volviendo al tema del encuentro deportivo de la semana pasada, que cumplió más que su objetivo, pues se me ha informado que como resultado de estas jornadas, se pretende oficializar una liga especial de béisbol para personas con discapacidad, formalizando lugares y días de entrenamiento, categorías y apoyos, proyecto del que espero ser testigo.

Así que invitamos al gobierno del Estado y al ayuntamiento de Hermosillo, a seguir sumándose a estos esfuerzos impulsados por la misma sociedad civil, así como a la iniciativa privada, que en este caso de Un torneo muy especial, fueron claves para su realización como patrocinadores, y ni que decir de la Familia Mungaray, que ha logrado cumplir sueños personales con grandes significados en favor de la inclusión en Hermosillo.

Maroly Solís Zataraín pertenece a la Asociación SD Hermosillo. Es responsable del área de Comunicación y difusión en INAH delegación Sonora. Correo: solis.marthaolivia@gmail.com Twitter:@Marolysoza

Acerca del autor

Maroly Solís Zataraín pertenece a la Asociación SD Hermosillo. Es responsable del área de Comunicación y difusión en INAH delegación Sonora.

Correo Electrónico

solis.marthaolivia@gmail.com

Twitter

@Marolysoza

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

2 Comentarios

  • beatriz mendoza dice:

    “un granito de arena” tal cual y poco a poco, con todo el espíritu y con muchas ganas de lograr la mejor inclusión. por todas las personas que participaron y por las que lo haran en el futuro, vamos por mas, sigamos adelante

  • Ana Ibeth Gonzalez dice:

    Que gusto que le hayas dedicado tu columna de esta semana a “*un torneo muy especial” y muy en especial a la Fam. Mungaray a los cuales muchas familias les estamos muy agradecidos por su esfuerzo, lucha, dedicación y cariño a favor de las personas con discapacidad y más aún con los niños que se merecen estar incluidos en el deporte y en todo, que tienen derecho de gozar de un juego de béisbol, de disfrutar sentir el bat en sus manos, el correr por las bases y llegar barridos a home, a pesar de caminar con ayuda de andadera, esa alegría de ellos la gozamos con lágrimas nosotros y el corazón se nos llena de agradecimiento con los organizadores por lograr eso. Dios bendiga A todos los organizadores y esperamos con gusto el próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Proyecto Puente Recomienda