La policía de Hermosillo, el otro problema de seguridad - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > La policía de Hermosillo, el otro problema de seguridad

La policía de Hermosillo, el otro problema de seguridad

Compartir esta nota en redes Sociales

El tema no es nuevo. Lo que preocupa es que, administraciones van y vienen, y seguimos con la misma policía en Hermosillo. Un cuerpo de seguridad que, en su mayoría de elementos, son de bajo perfil, no preparados, mal pagados y no son los suficientes para atender a la ciudad.

En el discurso oficial de la administración que encabeza Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez hay una verdad: El problema no empezó hoy. Las últimas dos administraciones no atendieron lo suficiente la inseguridad. Estamos viviendo las consecuencias del olvido y, aunado a esto, la presencia de mayor droga disponible en la ciudad, como las autoridades estatales y municipales lo han reconocido. Pero también es una justificación que al ciudadano ya no le interesa escuchar: Decir que todo está mal porque así fue la herencia.

La policía de siempre

Desde que estaba María Dolores del Río Sánchez, en el periodo 2003-2006, se reportaba que Hermosillo tenía alrededor de mil a mil 200 policías para cuidar la ciudad. Pasó el gobierno de Ernesto Gándara, después Javier Gándara, Alejandro López Caballero y las cifras del número de policías se quedaron entre mil 200 y mil 300 elementos, aproximadamente.

Hasta la administración anterior, de esa cantidad de policías, al menos la mitad tenía problemas de obesidad, administrativos, a 80 se le relacionaron con la delincuencia organizada, denunciados por ciudadanos. El entonces jefe de la Policía, Luis Felipe Chan, confirmó esas cifras al finalizar el gobierno. Así la retomaron las nuevas autoridades.

La imagen de la Policía

Es momento de apostar a elevar el nivel de nuestra policía. Su imagen está desprestigiada en la percepción de los ciudadanos. Simplemente: cuando un policía para a un automovilista en la calle porque cometió alguna infracción de tránsito, lo primero que se piensa es: “Algo quiere”. O bien, el policía, comúnmente, pregunta: “¿A qué se dedica?”. Es una valoración para medir cómo procederá contra el ciudadano. Urge replantear el papel de la policía de Hermosillo. Los escándalos la han ahogado. Por agresores, extorsionadores, alcohólicos, golpeadores de payasos. Es el rostro que ahorita prevalece de quienes deberían ser los principales guardianes respetados de la ciudad. Tan insuficiente e ineficiente es la Policía Municipal, que el Ejército tiene que entrar a auxiliar en algunas colonias, cuando sea necesaria su actuación. A ese grado llegamos.

¿Cuándo los nuevos?

El gran problema es que no hay un programa de reclutamiento para nuevos policías. No hay un anuncio de mejorar sus ingresos, su calidad de vida, de impulsar su preparación, de hacer un cuerpo especializado en atender colonias, por ejemplo. Dentro de la presentación del programa “Hermosillo Seguro”, no se hace énfasis en ese punto. Sí, un gran acierto de organizar a los ciudadanos y delimitar los puntos de seguridad, entre otras muchas acciones, pero nadie ha hablado de la renovación de la Policía Municipal capitalina. El salario del policía, ése que arriesga diariamente su vida por cuidarlo, es de entre 7 mil y 9 mil pesos. Unos menos o más. Pero a ese nivel están. ¿Usted sería policía por ese sueldo? ¿Se arriesgaría a cuidar la ciudad así? No creo.

Ciudadanos, al ataque…

Han sido los ciudadanos quienes, en los últimos dos años, han tomado la iniciativa en atacar a la delincuencia en sus colonias con la detención de ladrones que robaron en casas, carros o dañaron físicamente a alguien.

Proyecto Puente documentó cómo es que el problema de las denominadas autodefensas, que inició en la Mesa del Seri en ese tiempo, fue por la falta y ausencia de policías. Volvimos al lugar y el problema persistía. La tendencia internacional, ciertamente, es la organización ciudadana frente a los problemas de su comunidad. Es casi la columna vertebral del programa “Hermosillo Seguro”. Pero no vemos aún un programa que hable de la transformación de la Policía Municipal. ¿Dejarán a los hermosillenses el papel que le corresponde a los policías municipales? ¿Cuándo presentan un programa que plantee la reestructuración, renovación y mejora del cuerpo policiaco capitalino?

Luis Alberto Medina es periodista; director de Proyecto Puente, en Radio Fórmula Sonora; Premio Nacional de Periodismo 2014; colaborador de Denise Maerker, columnista en periódico El imparcial y coordinador de la Licenciatura de Periodismo en la Universidad Kino. @elalbertomedina

(Columna tomada de periódico El Imparcial. Imagen tomada de Internet).

Acerca del autor

Luis Alberto Medina es periodista, director de Proyecto Puente noticiero por internet y en Megacable; Premio Nacional de Periodismo 2014. Colabora con Denisse Maerker en Atando Cabos; con Carmen Aristegui, El Imparcial y Animal Político.

Correo Electrónico

luisalberto@proyectopuente.com.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

4 Comentarios

  • Estalisnao de la fuente dice:

    y aun asi nuestras autoridades se niegan a aceptar que los organos de seguridad han sido rebarsados por
    la inseguridad,si bien no en toda su estructura si en muchos sectores de la poblacion.

  • José dice:

    De acuerdo 100% en todo lo que dices sobre la policía de Hermosillo: prepotente, corrupta, sin patrullas ni elementos suficientes. En todo salvo en lo que mencionas que dijo el Maloro Acosta al asumir la presidencia:: “Las últimas dos administraciones no atendieron lo suficiente la inseguridad.”. Claro, como las últimas dos fueron panistas, pues hay que hablar mal de ellas. Si solo la de Lopez Caballero hubiera sido panista hubiera dicho “la última administración no atendió…….” Lo mismo hace Peña Nieto al hablar de la inseguridad en el País, diciendo que en las dos últimas administraciones se agravó el problema, o sea, hay que echarle la culpa a los otros.
    Es un problema de muchos años, de muchos trienios y lo que debe hacer el Maloro es, ahora si´, ya que tiene las riendas municipales y el apoyo de la gobernadora y ésta del presidente Peña que consiga recursos para incrementar el número de policías (por lo menos se requieren de 500 a 700 mas), mas patrullas pero sobre todo que esten bien pagados y en supervisión constante. De poco sirve multiplicar las patrullas y el personal si van a seguir siendo los mismos policías delincuentes acechando a los habitantes. La misma falla la vemos en gobernantes del PRI, PAN y PRD.

  • Raul Cisneros dice:

    LAS ESCALERAS , SE BARREN DE ARRIBA HACIA ABAJO.

  • Manuel Cebreros Valmer dice:

    EN LO PERSONAL POR LO QUE VI DURANTE EL GOBIERNO DE MARIA DOLORES DEL RIO, NO RECUERDO SI ESTABA COMO PROCURADOR ABEL MURRIETA. HUBO UN CASO GRAVISIMO DE PARTE DE LA POLICIA ESTATAL CONTRA UN MENOR DE EDAD DE 16 O 17 AÑOS QUIEN TENIA COMO NOVIO A UN AGENTE DE LA POLICIA ESTATAL . EL POLICIA ESTATAL SE LO LLEVA A UN APARTAMENTO Y LO MANTIENE AHI DURANTE CASI UNA SEMANA VIOLANDOLO Y TODAVIA COMPARTIENDOLO CON SUS COMPAÑEROS POLICIAS QUIENES LO VIOLARON EN REPETIDAS OCASIONES TUMULTUARIAMENTE HASTA QUE ESTE MENOR FUE RESCATADO POR UNO DE SUS AMIGOS QUE SABIA DE ESTA RELACION Y PUDO UBICAR DONDE ESTE MENOR ESTABA SECUESTRADO. EL MENOR DE EDAD QUEDO TRAUMADO Y POR ESO NO LEVANTO DENUNCIA, SEA POR VERGUENZA O MAS BIEN POR LAS REPRESALIAS QUE TEMIA SUFRIR DE PARTE DE LA POLICIA ESTATAL. QUEDO ATERRORIZADO A TAL GRADO QUE TEMBLABA CADA VEZ QUE VEIA A UNA PATRULLA DE LA POLICIA ESTATAL. ¿CUANTOS CASOS MAS HABRA ASI EN QUE PERSONAS VULNERABLES Y SIN LOS MEDIOS ADECUADOS PARA EXIGIR JUSTICIA Y DENUNCIAR ESTOS CRIMENES QUEDARAN EN LA IMPUNIDAD? CREO QUE ESTE CASO ES LA PUNTA DEL ICEBERG DE LA CORRUPCION QUE HAY EN LAS POLICIAS MUNICIPALES. ESTATALES Y FEDERALES EN MEXICO. ESTE CASO HASTA EL DIA DE HOY ESTA IMPUNE Y ES LA SEGUNDA VEZ QUE LO DOY A CONOCER A UN MEDIO ELECTRONICO COMO OPINION. ESTO FUE UN CASO REAL DADO EN EL PASADO EN HERMOSILLO, SONORA, MEXICO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *