El perdón del escándalo y error en Hermosillo... - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > El perdón del escándalo y error en Hermosillo…

El perdón del escándalo y error en Hermosillo…

Luis Alberto Medina

Compartir esta nota en redes Sociales

El caso del dirigente del Instituto Hermosillense de la Juventud, Francisco Rogel, encendió los focos rojos en el gobierno municipal. El sospechoso choque y abandono de su auto en San Carlos, como lo denunció la Comisaría de Guaymas, ha manchado al municipio. La forma en que el mismo funcionario enfrentó el problema afectó a la credibilidad de la imagen institucional del gobierno. Hoy ha quedado como el primer funcionario protegido. El joven fue acusado en redes sociales de manejar en estado de ebriedad, no comprobado aún, desmentido por las autoridades de Guaymas y señalado de abandono de responsabilidades civiles. Y sigue en el cargo.

Primer error

Francisco Rogel no avisó a nadie del gobierno que había tenido un incidente fuera de Hermosillo. Se enteraron una semana después, como todos lo hicimos. Acordó con los policías guaymenses todo lo ocurrido y no informó en el ayuntamiento.

Segundo error

El pasado domingo 3 de abril, una semana después, empezó a circular a temprana hora el boletín informativo de la Comisaría de San Carlos, Nuevo Guaymas, que informaba del choque y abandono de la unidad donde viajaba el funcionario. Los usuarios de redes hicieron el trabajo del periodismo: Comprobaron con número de placas, multas, que Francisco Rogel era el dueño de la unidad. No hubo un solo twitt que el joven contestara para desmentir la información.

¿Por qué si no tenía nada que temer se tardó tanto en contestar?

Tercer error

El ayuntamiento de Hermosillo, como institución, absorbió el problema. Mandó un boletín en el que desmentía la información en redes sociales. Sin esperar a una investigación oficial exoneró de toda responsabilidad a Francisco Rogel:

“Debido a un error humano en la manera de conducir y dadas las condiciones del terreno, el vehículo de su propiedad en el que viajaban él y un acompañante, se salió del camino, accidente del que ambos tripulantes resultaron ilesos. Francisco Rogel no se encontraba bajo los efectos del alcohol, como se menciona en redes sociales, situación que pudieron constatar tanto los policías estatales, como los municipales que acudieron a atender el reporte. El funcionario municipal permaneció en todo momento en el lugar hasta que fue auxiliado por las corporaciones policiacas mencionadas”, decía una parte del boletín.

El gobierno de Hermosillo fue juez y parte: Defendió, aclaró y quitó toda responsabilidad al funcionario municipal. ¿Por qué le creyó todo a su empleado?

Cuarto error

El ayuntamiento no precisa que el acompañante de Francisco Rogel era Arturo Laborín, quien también trabaja con él en el Instituto. ¿Por qué?

Quinto error

Contundente: El gobierno municipal de Hermosillo fue desmentido, por el ayuntamiento de Guaymas, de parte del ahora ex comandante de Seguridad del Puerto, Humberto González, en Proyecto Puente, claramente:

“Es muy lamentable que no se tenga el valor civil de enfrentar cualquier situación, sobre todo dejar en abandono un vehículo. Nosotros lo que tenemos ahorita es que al llegar los elementos de vialidad, se encuentra un vehículo volcado y sin tripulantes”, dijo.

La oportunidad perdida

El ayuntamiento de Hermosillo ha dejado pasar la oportunidad de mandar un mensaje de disciplina y respeto a sus trabajadores: perdonar a un funcionario señalado. Nadie ha creído la versión de Francisco Rogel. Sólo en el Palacio Municipal. En redes sociales la oposición se regocija con esta primera mancha de un directivo porque la imagen que se da es de protección. Es momento de mandar un mensaje: El que esté involucrado en escándalos, pone en riesgo al gobierno. El mensaje del alcalde, Manuel Ignacio Acosta, al tomar protesta decía: “Se ha acabado la fiesta panista”. Pero se ha extendido a San Carlos con un funcionario que afectó la credibilidad institucional. Al permitirse un solo caso se abre la puerta para que cualquier funcionario tenga una prerrogativa del escándalo público. Un derecho a poner en riesgo el gobierno y su credibilidad que tanto ha batallado en recuperar. ¿Habrá pasaporte para que cualquiera, en un escándalo y problema mayor, pueda salir exonerado por el municipio con su sola versión y hasta con defensa de boletín informativo? ¿Qué harán?

Luis Alberto Medina es periodista; director de Proyecto Puente, en Radio Fórmula Sonora; Premio Nacional de Periodismo 2014; colaborador de Denise Maerker, columnista en periódico El imparcial y coordinador de la Licenciatura de Periodismo en la Universidad Kino. @elalbertomedina

(Columna tomada de El imparcial).

Acerca del autor

Luis Alberto Medina es periodista, director de Proyecto Puente noticiero por internet y en Megacable; Premio Nacional de Periodismo 2014. Colabora con Denisse Maerker en Atando Cabos; con Carmen Aristegui, El Imparcial y Animal Político.

Correo Electrónico

luisalberto@proyectopuente.com.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

3 Comentarios

  • Todo sigue igual no se puede tapar el sol con un dedo son igualitos de corruptos que los demás que paso con el caso guillermo padres nada. Y no pasará nada con este caso porque son de lo mismo pura demagojia. .estamos bien jodidos. Pero lo que no saben es que están armando una bomba de tiempo ya estamos asta la madre

  • Asta cuando se va a terminar todo este circo con funcionarios impuestos por el gobierno. Yo creo que es tiempo de cambiar ya basta de tanta injusticia si quieren que la gente cambie que pongan el ejemplo ya que ellos tan solo son empleados del pueblo para eso les pagamos con nuestros impuestos
    Y por si fuera impuestos carisimos

  • Armando Garcia Trujillo dice:

    Lamentablemente son los funcionarios de segunda los q en ocaciones hechan a perder el trabajo o las buenas intenciones de un gobierno; pero que mal se ve de quien los dirige todavia de la mala posicion en que lo pone ante la sociedad lo proteja. Existen malos gobiernos y el nuestro no es la excepcion; como nos hemos equivicado en la eleccion de nuestros empleados ( gubernamentales)…. me gustaria sugerir a nuestro legislativo que si realmente quieren hacer algo por sus representados pujen por una ley de revocacion de mandato que nos permitan remover a cuanto fincionario no cumpla con las promesas de campaña ….digo repetuosamente…. el pueblo no olvida…. ya veran en las proximas pizcas….un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Proyecto Puente Recomienda