Evasión fiscal con anuencia de la autoridad - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Evasión fiscal con anuencia de la autoridad

Evasión fiscal con anuencia de la autoridad

Compartir esta nota en redes Sociales

Sospecho que los contribuyentes que no atienden sus obligaciones fiscales, lo hacen con el pleno conocimiento de la autoridad fiscal.

En Hermosillo en el primer semestre de 1997 en pleno periodo electoral por la gubernatura del estado de Sonora, carteras de boletos del sorteo PRI se distribuían de manera discrecional a los contribuyentes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, además, se repartían carteras del sorteo también a las y los trabajadores de la institución.

Como es costumbre, con la complacencia del gobierno en turno a través del Instituto Electoral, se resolvió que la denuncia de este acto de corrupción entre funcionarios públicos, no procedía por no encontrar delito que perseguir.

La autoridad fiscal tiene como obligación entre los contribuyentes, entre otras cosas, la inspección de escritorio, gabinete, inspecciones jurídicas, ventas, ingresos, dictámenes, vínculos, cruces de información, programaciones, auditorías y recaudaciones.

El objetivo fundamental de su ejercicio, tiene como fin, ingresar al Estado la recaudación de impuestos. Recaudación de dinero que servirá para el beneficio y bienestar de todas y todos.

Si hay tantos elementos de revisión por parte del fisco, ¿cómo y  por qué sucede la evasión fiscal? ¿Cómo nos afecta a nosotros, a las personas comunes, el “no pago” de impuestos de las y los millonarios en nuestro país?

Muy fácil, la evasión de impuestos sucede por tres razones. Primero,  porque el fisco, como otras instituciones en nuestro país, se encuentra supeditado a los órganos de gobierno en turno, apenas los ejercicios de los exgobernadores Eduardo Bours y Guillermo Padrés lo demuestran; quienes en su función el primero endeudó al Estado con cargo de intereses a la población, por más de veinte años; y el segundo, desfalcó al erario enriqueciéndose a costillas del sacrificio de miles de personas afectadas.

El Ejecutivo de nuestro país, Enrique Peña Nieto, es otro ejemplo de la corrupción en la Secretaría de Hacienda, él y el secretario de Hacienda Luis Videgaray, son beneficiarios de propiedades cuyas adquisiciones representan un grave conflicto de interés, que, aunque lo nieguen, sí existe y es delito.

Segundo, la evasión de impuestos sucede, porque, a los representantes del gobierno no les interesa la recaudación de dinero, que no beneficie su consentimiento personal. De lo contrario se esmerarían en el cumplimiento de cada contribuyente.

Por ejemplo, si el dinero de recaudación de impuestos a contribuyentes y la comercialización del petróleo no alcanzan para cubrir los presupuestos en nuestro país, simplemente, escuchamos a la autoridad informar que habrá ajustes y recortes para distintos rubros de la economía, como sucede año con año. Sucedió también el pasado 30 de enero cuando el Secretario de Hacienda informó el recorte de 124, 300 millones de pesos para el 2016.

Los rubros “ajustados” no incluyen acciones de solidaridad de la clase gobernante, generalmente los ajustes se dan en programas de apoyo a la población más pobre. Recorte a paraestatales que niegan justos salarios, pensiones y jubilaciones a las y los trabajadores; reducción de la obra pública como la mejora de vialidades y la construcción de escuelas. Rubros como el sector salud, donde -ya de por si los servicios son insuficientes en atención a los derechohabientes-, se ven afectados con el recorte de personal. Y además, “ajustes” en actividades recreativas y culturales, por mencionar sólo algunos.

A pesar de la negación de recursos económicos por parte de las autoridades y sus representantes, como también sucede en nuestro Estado, está claro que sí hay dinero en el erario público, ¿acaso no se han robado el dinero las y los funcionarios públicos en Sonora?

Claro que hay dinero, por eso encontramos el enriquecimiento de un sinfín de funcionarios locales y nacionales que de la noche a la mañana poseen bienes de valores millonarios.

Tercero, la evasión de impuestos existe porque la clase política lo permite, pues no posee ninguna solidaridad hacia la población en general. La evasión fiscal es una cadena de complicidades que se desarrolla bajo la premisa del enriquecimiento y ocultamiento de la riqueza de los que más tienen, con la claridad de saberse impunes.

Y con la claridad de ser una clase empresarial de falsa moral, que pretenden hacerse ver como contribuyentes cumplidos y respetuosos de las leyes fiscales, en tanto ocultan sus utilidades para no distribuirlas entre los trabajadores, menos aún reportarlas al fisco, organismo que sin duda será saqueado por quienes lo administran.

La evasión fiscal existe porque la clase gobernante es de falsa moral y egoísmo evidente, al priorizar sus sueldos y privilegios en los presupuestos, haciéndolos intocables ante cualquier recorte, sueldos deshonrosos en una sociedad con tantas carencias. Inmorales también al buscar paraísos fiscales.  

El dinero recaudado a través de impuestos en nuestro Estado y en nuestro país, es mucho, más que suficiente para que una vez bien distribuido, con voluntad política y social, se refleje en el bienestar de la población.

Con denuncias internacionales como la evasión de impuestos, y conocedores del ejercicio impune de los gobiernos priistas en nuestro país, en donde Peña Nieto, el Ejecutivo cultiva la deshonra de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, merece entre nosotros una reflexión que lleve a reconocer por parte de las autoridades que ya es tiempo de que quienes amasan grandes fortunas de manera abusiva e ilegal, como los dueños de Grupo México, paguen los impuestos que les corresponde. Y que  quienes desfalcaron al erario y como los funcionarios del gobierno anterior, sean confiscados en sus propiedades, por y para el beneficio del gobierno en turno y de sus gobernados.

María Dolores Rodríguez Tepezano es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Sonora; pasante de maestría en Educación, por la Universidad Pedagógica Nacional; promotora en Gestión Cultural por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes; fundadora de la Red Sonorense por la Defensa de los Derechos Humanos Laborales.

Acerca del autor

María Dolores Rodríguez Tepezano es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Sonora; pasante de maestría en Educación por la Universidad Pedagógica Nacional; promotora en Gestión Cultural por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes; fundadora de la Red Sonorense por la Defensa de los Derechos Humanos Laborales.

Correo Electrónico

mariadolores_tepezano@hotmail.com

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

3 Comentarios

  • Ricardo Vega dice:

    El gobierno de Peña-Nieto es uno de los principales promotores de la evasión, al condonar a Televisa cantidades multimillonarias de pesos que la televisora debió pagar y no lo hizo. Esto lo hizo para pagar los favores que la televisora le hizo al impulsarlo a ganar las elecciones presidenciales. ¿Cuánta gente se ha visto afectada (medicinas, doctores, hospitales, trabajos) por la carencia de este dinero? incontables. La falta o carencia de servicios que causan pobreza, delincuencia, mortandad entre la población es directamente atribuible a los gobernantes en turno.

  • Lupita reyna dice:

    Felicidades muy interesante tu columna Mijita sigue adelante

  • Mercedes Bejarano dice:

    el año pasado salió una lista de personas fisicas y morales que evadieron impuestos, eran cantidades millonarias, entre ellos Gandara, Constructora Capuccino y muchos otros…. ¿Por que ya no se hablo mas de estos evasores? ¿por que no nos informan si pagaron?. Me imagino que ya se taparon unos a otros o buscaron soluciones, como declararse en banca rota etc… Nos roban a los ciudadanos, pues por ellos se dejan de hacer muchas cosas en beneficio del bien común, lo hacen y lo vuelven a hacer porque ellos buscan su beneficio propio y de sus familia UNICAMENTE y mientras todos juntos no exijamos cuentas claras, todo seguirá igual…!! estos gobiernos que hemos tenido son una maldición para el pueblo de México. ya basta que nos gobiernen familias enteras de los pudientes en turno…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *