Los riesgos del pavlovichismo - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Los riesgos del pavlovichismo

Los riesgos del pavlovichismo

Luis Alberto Medina

Compartir esta nota en redes Sociales

El pasado 13 de marzo el regreso del PRI al Palacio de Gobierno, con una mujer como primera autoridad, cumplió su primer medio año. Claudia Pavlovich tiene dos historias, dos libros, dos espejos, dos experiencias, recientes, a las que debe ir, leer, recordar, siempre, con el fin de tener un buen Gobierno y evitar un mal final como lo fueron las administraciones de Eduardo Bours y Guillermo Padrés. No debe olvidar que la vara alta la puso ella en la toma de protesta y en la presentación del Plan Estatal de Desarrollo: “La misma intolerancia a la corrupción del pasado, será a la corrupción del presente”, advirtió.

¿Cuándo se acaba el tiempo de pagar compromisos? Ya hay funcionarios que han demostrado que el discurso de la gobernadora no lo entendieron.

Pero no ha sido, todavía, la corrupción, lo que ha puesto los focos rojos en el Palacio de Gobierno: Es el fuego amigo y sobre poder entre funcionarios y secretarios lo que viene a preocupar.

El cuestionado ex alcalde

El origen del escándalo sobre las imágenes donde supuestamente hijos del secretario de Seguridad, Adolfo García Morales, utilizaban un helicóptero para viajar a San Carlos, fue operado por el subsecretario de Gobierno, Natanael Guerrero. Ocurre que el cuestionado exalcalde de Navojoa utilizó su medio de comunicación para intimidar al propio secretario de Seguridad, por haber rechazado darle escoltas de seguridad. Cada escolta cuesta 30 mil pesos al Estado. Adolfo García le dijo que no había presupuesto y no eran la prioridad los funcionarios. Natanael reaccionó con furia en su medio de comunicación, que pensamos que esa época ya había pasado. Pero se le revirtió el mismo día y mal: Todo le fue a pegar al Gobierno de Sonora.

¿Qué harán en el Palacio de Gobierno para detener al navojoense que se ha vuelto una amenaza contra sus propios compañeros? No es el primer caso.

Émulo del pasado

El secretario Técnico del Gobierno de Sonora, Jorge Durán Puente, quiere imitar el estilo de Juan Carlos Lam: controlar a medios de comunicación, bloquear y decidir quién ve y quién no a la gobernadora, imponerse ante los mismos secretarios. De querer ser un sensor contra medios e intentar callar la crítica. Se le olvida que el periodismo no es enemigo y debe vigilar al poder. Ya incomodó a gran parte del Gabinete. En seis meses. ¿Por qué Durán Puente insiste en volver al pasado?

Atacar los rumores

Ya hay, como lo dijo el propio contralor Miguel Ángel Murillo, rumores de supuestos favores en licitaciones de obras, no comprobados, pero hay señalamientos. También se empiezan a escuchar supuestas intervenciones de la familia en decisiones de obra y gobierno. Así empezó el padrecismo. Y lo dejaron crecer. Claudia tiene el control aún de dar un viraje y no permitir que ninguno de los secretarios se crea todo poderoso y cometa excesos.

Primer golpe de timón…

Si en el Palacio de Gobierno dejan crecer estas tres primeras señales fuertes, aunado a las fallas de la Procuraduría de Justicia y otros temas, el gobierno se empezará a complicar. Si no hay límites en los excesos, cualquiera se sentirá con derecho de empezar a mandar y extralimitarse. Si estos primeros síntomas claros de lo que no se debe hacer, se permite, estaremos asistiendo a una patología política que se renueva en cada sexenio pero que lleva a la tumba política. La ventaja es que Claudia Pavlovich sí está preocupada en el séptimo año de Gobierno. Sí le importa terminar la administración para pasear por las calles y no exiliarse fuera de Sonora. Los que no entienden son algunos de sus funcionarios. Si la gobernadora Claudia Pavlovich opta por formar un Primer Círculo Cercano, al estilo padrecista, en el que no le dejarán llegar información verdadera, le dirán que no son reales las denuncias, que todo es falso, que ella no se equivoca, se prenderán los focos morados. Hay que cambiar la cultura de las bombas políticas: Sólo se actúa cuando truenan los problemas. Eso afecta a la sociedad. Mancha al Gobierno. Moisés Nahím lo ha dicho en su obra “El Fin del Poder”: Quienes imaginen que las viejas fórmulas de acceso y ejercicio del poder les garantizan la permanencia, se están llevando en todas partes del mundo chascos gigantescos.

Luis Alberto Medina es periodista; director de Proyecto Puente, en Radio Fórmula Sonora; Premio Nacional de Periodismo 2014; colaborador de Denise Maerker, columnista en periódico El imparcial y coordinador de la Licenciatura de Periodismo en la Universidad Kino. @elalbertomedina

(Columna tomada de El imparcial/Imagen tomada de internet).

Acerca del autor

Luis Alberto Medina es periodista, director de Proyecto Puente noticiero por internet y en Megacable; Premio Nacional de Periodismo 2014. Colabora con Denisse Maerker en Atando Cabos; con Carmen Aristegui, El Imparcial y Animal Político.

Correo Electrónico

luisalberto@proyectopuente.com.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *