Guillermo Padrés tiene la palabra… - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Guillermo Padrés tiene la palabra…

Guillermo Padrés tiene la palabra…

Luis Alberto Medina

Compartir esta nota en redes Sociales

Los padrecistas acusados en los escándalos han dado su versión. El primero fue el que hoy está prófugo de la justicia: Roberto Romero, exsecretario de Gobierno. Después Jorge Luis Ibarra Mendívil, exsecretario de Educación. Luego Teresa Lizárraga, exdirectora del Isssteson, hoy diputada federal. Ernesto Munro Palacio, exsecretario de Seguridad. En medio de estas comparecencias en programas de radio, en las visitas a la Fiscalía Anticorrupción, el ex tesorero, Mario Cuen, el exsecretario de Gobierno, Prisciliano Meléndrez, Jorge Morales, exsecretario de Comunicación, encarcelado, pero todos han dicho algo. Incluyendo la exprimera dama, Iveth Dagnino, quien dio la cara para aclarar las acusaciones sobre la venta de menores. El último fue Agustín Rodríguez, el pasado viernes, en los micrófonos de Proyecto Puente: El político y amigo más cercano al exgobernador. Coinciden en algo en sus posturas: Es una persecución política y no hay nada comprobado en lo que se les acusa.

Rendición de cuentas

Lo que aplica Claudia Pavlovich en su Gobierno: Exhibición, persecución y castigo a los corruptos lo retomaron ayuntamientos panistas de Nogales y Puerto Peñasco. Es lo que todo gobierno debe hacer. Es histórico y saludable para la democracia. Es poner un freno contra la anarquía pública. Los ciudadanos han apoyado a la gobernadora. En las encuestas, redes sociales, la gran mayoría estamos de acuerdo. No sabemos aún si esto evitará que los actuales no hagan lo mismo, pero sí hay unanimidad en que se castigue a los responsables de desfalcos.

¿Cuál versión?

SI Guillermo Padrés sale a decir que todo es una persecución política y las acusaciones que se le hacen no son verdad, nadie le va a creer. Si, por otro lado, vemos a un exgobernador que asume los errores del desastre, que dice la verdad, y no la mentira, que hable con transparencia, otro impacto tendrá. Si opta por escuchar a algunos de sus amigos que fueron imagen repulsiva que cargó su gobierno porque él los dejó, le dirán que diga que las obras que dejó en Sonora son las mejores de la historia. Que Hermosillo tiene agua de por vida. Que venció a los caciques del Sur. Que los uniformes fue un acierto porque el actual gobierno los adoptó. Que es lo mejor que ha dado Sonora. Tampoco le van a creer. Si se quiere presentar como víctima, causará más, sí, todavía más, desprecio popular.

Reparación de daños y disculpa

Dieciocho meses después de haber sostenido relaciones con la becaria Monica Lewinsky, Bill Clinton, el expresidente de Estados Unidos, se disculpó públicamente. Logró salvar su matrimonio y la opinión pública norteamericana lo aceptó como un error humano que estuvo a punto de tumbarlo de la Presidencia. Culturalmente el político mexicano no lo hace. Se van del poder sin rendir cuentas legales o públicas. Es momento de romper esa regla no escrita. Padrés tiene que entrar en un ejercicio de autocrítica profunda y severa. No sé si la haya hecho. Pero el sonorense merece una disculpa o perdón público del exgobernador, como un acto de catarsis o reparación de daños. La derrota es reconstrucción cuando se asume y se procesa. Unos tienen diferente nivel: Necesitan tragedia personal, laboral, pasional, dinero, cárcel, para rendirse y pedir perdón. Y hasta buscar ayuda espiritual. Padrés necesita explicar por qué y qué fue lo que ocurrió. No tiene nada que perder. Él mismo sentirá una liberación y descarga. Es humano, primero que político. Se ha escondido. Sus colaboradores y esposa no. Si hay un acto sincero de arrepentimiento, una acción real que asuma los errores; dará otra imagen. No la del político y gobernador mentiroso. Esa la rechaza el sonorense. No sabemos si se podrá salvar por la vía legal, porque la gobernadora, que impulsa la rendición de cuentas, ha reclamado al Gobierno federal la lentitud en las demandas interpuestas al gobernador y su familia. Lo hizo en la pasada visita de Arely Gómez, titular de la PGR, a Cajeme. La funcionaria federal se sorprendió. Se lo llevó de tarea, aseguran personas que presenciaron el encuentro. Pero una explicación y postura pública de Padrés, su versión, que todos tenemos derecho a darla, despejará muchas dudas.

Luis Alberto Medina es Periodista; director de Proyecto Puente, en Radio Fórmula Sonora; Premio Nacional de Periodismo 2014; Colaborador de Denise Maerker, y Coordinador de la licenciatura de Periodismo en la Universidad Kino. @elalbertomedina

 

Acerca del autor

Luis Alberto Medina es periodista, director de Proyecto Puente noticiero por internet y en Megacable; Premio Nacional de Periodismo 2014. Colabora con Denisse Maerker en Atando Cabos; con Carmen Aristegui, El Imparcial y Animal Político.

Correo Electrónico

luisalberto@proyectopuente.com.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Proyecto Puente Recomienda