Impunidad al volante en Sonora - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Impunidad al volante en Sonora

Impunidad al volante en Sonora

Imagen: Internet

Luis Alberto Medina

Compartir esta nota en redes Sociales

En las calles de Sonora circulan ciudadanos con una carta de impunidad. En el nuevo Gobierno, que se dice intolerable a la corrupción del pasado y del presente, se les permite a los dueños de autos “chocolates” transitar con sus autos sin permiso, placas, que su vehículo contamine, pueda participar en la comisión de un delito. Todo se hace en un carro “chueco”. Nadie les puede hacer nada.

Origen de la invasión ilegal

En 1978 inició la importación de autos “chuecos”. Fue el campesinado mexicano quien empezó a introducir camionetas para trabajo de campo por ser más baratas en Estados Unidos que en México. Así comenzó la actividad hasta que hoy cualquier persona puede importar un vehículo y protegerse en una organización que lo afilie para quedar exento de responsabilidades fiscales. Según un estudio del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, en los últimos 25 años se han aplicado 14 programas de regularización de vehículos ilegales de procedencia extranjera. La medida acordada fue para los propietarios en las zonas fronterizas. Después se extendió a todo el País. En dicho diagnóstico Nogales, Agua Prieta, Sonoita, Naco y San Luis Río Colorado, aparecen, desde hace casi 12 años, como las fronteras que ingresan y concentran el mayor número de autos irregulares. Y el problema es grave en Sonora.

Los 300 mil…

Proyecto Puente documentó la circulación de los autos irregulares en el Estado. Los dirigentes de las organizaciones protectoras de vehículos ilegales confiesan: Hay 325 mil autos importados ilegalmente. Sin placas, sin seguros de daños contra terceros, sin ninguna identificación, que circulan libremente por las calles. El padrón vehicular estatal es de alrededor de 800 mil autos registrados en Secretaría de Hacienda. Casi 650 mil están vigentes. Los problemas de saturación vehicular, el tráfico en Hermosillo, la contaminación que generan, no les molesta a las autoridades. De todos los niveles. Increíble.

Chihuahua, el ejemplo

El año pasado había 70 mil autos irregulares circulando en sus calles. El Gobierno de Chihuahua midió el impacto en la inseguridad en Ciudad Juárez y el problema en que se había convertido. Impulsó su legalización: 50 mil propietarios de autos pagaron sus placas y logotipo de identificación. 2 mil pesos cada uno. No frenó el problema; pero se combatió y se empieza a poner orden.

Viene Baja California

Ante una manifestación de propietarios de autos ilegales en el Palacio de Gobierno de Mexicali, Javier Gutiérrez Vidal, subsecretario de Gobierno de Baja California, el pasado 19 de enero, confirmó, en el periódico de la Crónica de Grupo Healy, que se trabaja en un programa de regularización de autos “chuecos”. El funcionario fue claro al señalar que propondrán al Gobierno federal poner en orden el problema.

En Sonora no interesa

No entiendo por qué en el Gobierno de Sonora no interesa combatir la ilegalidad en las calles. No se trata de quitar los autos irregulares a sus propietarios. Mucho menos impulsar un decomiso. Sería inhumano. Pero, ¿qué hacemos con ellos? ¿ni por seguridad o recaudación interesa? Hasta hoy no. Un programa que exija el pago de placas y un logotipo de seguridad, alguna identificación, dejará el sabor de boca de que en Sonora unos se esfuerzan por ser ciudadanos cumplidos pagando impuestos, respetando las reglas fiscales de la autoridad, están dentro de un padrón vehicular, y, 325 mil sonorenses, simplemente circulan con impunidad en las calles.

El pasado 8 de enero la gobernadora Claudia Pavlovich confirmó que no habría decomiso de autos chuecos y, tampoco, era posible una regularización. El director de Recaudación estatal, Alejandro García Rosas, reiteró en los micrófonos del 91.5 FM: “No hay facultad ni pueden hacer nada porque es un tema federal”. La impunidad al volante seguirá como forma de vida en Sonora. ¿Hasta cuándo?

Luis Alberto Medina es Periodista; director de Proyecto Puente, en Radio Fórmula Sonora; Premio Nacional de Periodismo 2014; Colaborador de Denise Maerker, y Coordinador de la licenciatura de Periodismo en la Universidad Kino. @elalbertomedina

Acerca del autor

Luis Alberto Medina es periodista, director de Proyecto Puente noticiero por internet y en Megacable; Premio Nacional de Periodismo 2014. Colabora con Denisse Maerker en Atando Cabos; con Carmen Aristegui, El Imparcial y Animal Político.

Correo Electrónico

luisalberto@proyectopuente.com.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *