Escenarios reales e hipotéticos - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Escenarios reales e hipotéticos

Escenarios reales e hipotéticos

POR Enrique Zavala Urquides

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Guillermo Padres Elías, pudiera enfrentar su juicio en libertad, al menos así lo decidió un juez especializado en amparo y juicios federales del Estado de México. Por lo pronto y mientras se resuelve este amparo en revisión, él seguirá en la cárcel.

El argumento es  que la Procuraduría General de la República, quien acusa al exgobernador, no reunió la información necesaria convincente y efectiva para detenerlo por el delito de delincuencia organizada; esto abriría la puerta para que enfrente en libertad el proceso, al menos por este delito.

Padres saldría libre

En un sentido o en otro, este suceso tendría efectos y consecuencias, el inmediato seria contra la Procuraduría General de la República, por “Suponiendo sin conceder”, no haber reunido la información necesaria para inculpar al acusado. Esto no demuestra su inocencia, en todo caso sería solo un garrafal error de procedimiento, además hay otras causales de delitos que no forman parte de esta protección federal inicial.

En principio sería una decepción para los ciudadanos sonorenses, una burla para la rendición de cuentas, así mismo, un grave precedente jurídico y legaloide, los graves hechos de corrupción del exgobernador son públicos y notorios, más allá de los tecnicismos y marrullerías jurídicas. Dejarlo en libertad sería un verdadero “descalabro”, una verdadera afrenta para erradicar la corrupción y la procuración de justicia en México.

Padrés continuaría preso

En principio, no pasaría nada, solo el acusado seguiría tras las rejas, como debe ser, para que -en su momento- concluyan sus procesos y trámites para escuchar sentencias. En corto, es solo la consecuencia natural y jurídica de haber violado la ley, resultado lógico del uso y abuso del poder que tanto lamentamos en Sonora, en México.

El acusado ejercería su derecho a defensa, a continuar gastando el dinero mal habido, para pagar despachos jurídicos privilegiados para tratar de torcer la ley, corromper a representantes del sistema judicial, jueces, magistrados, incluso hacer alianzas políticas perversas para negociar su libertad. So pena de pasar, merecidamente muchos años en la cárcel y recibir un justo castigo ejemplar.

Conclusión

El juicio a Guillermo Padrés Elías, no tiene nada que ver con el debido proceso, más bien tiene que ver con  el “indebido proceso”, para obtener lo indebido, usando las fallas del derecho positivo, mediante despachos jurídicos de “angora”, carísimos, corruptos también, para capitalizar errores y pifias, por encima de la verdad y el deber ser…

Nada hay más injusto, que buscar premio en la justicia“. Cicerón

Acerca del autor

Enrique Zavala Urquídes es licenciado en Administración, asesor gubernamental en seguridad pública, maestría en Global mangement, Certificación en risk, need, responsivity models, programas de reducción del riesgo penitenciario, diplomado en Filosofía y asesor en modelos de reinserción social.

Correo Electrónico

enrique_zavala@terra.com.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS