Canibalismo en el PAN - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Canibalismo en el PAN

Canibalismo en el PAN

POR Luis Alberto Medina

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Tras perder la gubernatura, el PAN en Sonora entró en su cuarta crisis política que amenaza con desplazarlo a tercera fuera en las siguientes elecciones. Estamos frente a un canibalismo: todos contra todos y se comen unos con los otros.

La primera crisis del PAN fue cuando el PRI le robó la gubernatura en 1985 a Adalberto Rosas y se extendió ante la derrota de Moisés Canales contra Manlio Fabio Beltrones en 1991.

La segunda fue en 1997 cuando el panismo fue cooptado por el priismo en el poder, pero también la lucha interna los llevó a la derrota.

La tercera crisis fue la épica batalla entre Ramón Corral y Francisco Búrquez, en el 2003. En el 2009 vendría la cosecha, pero ya todos conocemos la historia.

El vacío

La primera frontera fue la lucha por la dirigencia tras pasar por una tibia etapa de autocrítica y reconstrucción interna. Ernesto Munro y Alejandro López Caballero no supieron perder. Los dos se aliaron a personajes del priismo para dañar al partido, según cuentan los propios panistas. Y en los hechos así se ha visto.

El plan ha sido hacerle vacío a David Galván y lo han conseguido: mini bancada en el Congreso, cartas públicas en medio del río revuelto, negociaciones en lo oscurito.

El capricho

No dudo de la capacidad y talento de Célida López. Pero al no verse favorecida por encuestas y decisiones de partido, se va. Eso debió hacerlo entonces cuando Guillermo Padrés no le hizo caso, durante su sexenio. Fue la única voz crítica que se atrevió a denunciar lo que ocurría, pero como había poder, gobierno y presupuesto, se esperó a que no le favoreciera el panorama para irse.

Incongruencia

El líder moral que fue Gustavo de Unanue Galla, se opacó en el momento que en el sexenio pasado se calló su voz al admitir un puesto en la Secretaría de Educación. Hoy es asesor del PRI en el gobierno; el mismo partido que impulsa el proceso de extinción panista.

Auténtico

Al que sí se le cree es a David Figueroa. Denunció en privado, en público los excesos del padrecismo y no admitió ningún puesto. Se ha mantenido firme en sus convicciones. Hoy se va con Margarita Zavala para ayudarle en su proyecto.

Maquiavelo

Es Damián Zepeda la mano que mece la cuna: divide y vencerás. A río revuelto, ganancia de pescadores. Impulsa a un Ramón Corral que sin duda tuvo un gran momento en el partido, pero ya pasó. El 2021 llegará rápido y hay que pavimentar el camino a Zepeda. Es hasta un insulto para los panistas.

Coraje

Es lo que le falta a David Galván, dirigente estatal: no define su papel. Es a veces un opositor crítico, pero después se sienta a la mesa con el priismo de Palacio para ceder temas y negociaciones. Mientras lo asaltan, lo persiguen y lo hacen todo lo que quieren, como en 1970. Ahí falta definición, carácter y estrategia de oposición. Hay que reconocer que ha hecho hasta lo imposible por agotar diálogos, impulsar agendas. Pero frente al ego político de los panistas, es muy difícil avanzar. Más cuando desde el centro pareciera que se regocijan del canibalismo azul. Importa el 2021, en Sonora. No el 2018.

¿Qué sigue?

Ni los panistas saben. Porque en el primer evento que la gobernadora Claudia Pavlovich organiza, ahí los tiene a todos. Como en Nogales. Todos a la orden para la fotografía en sus redes sociales. Lástima de cuadros tan importantes como Javier Gándara, Luis Serrato, Mirna Rea o Cuauhtémoc Galindo.

¿Cuándo se sientan todas las corrientes en la mesa para platicar? ¿Después de los resultados del 2018, cuando le cambien hasta de nombre al partido?

25 años

Nuestro amigo Juan Manuel Mancilla está de fiesta. Celebra sus 25 años como propietario de El Inversionista. Un importante semanario que ha narrado la vida política y económica en Sonora. El pasado 10 de noviembre convocó para la celebración a directivos de medios de comunicación y prominentes empresarios en la Hacienda Quinta Napoles, en Ures.

El invitado fue Manlio Fabio Beltrones para hablar de los Gobiernos de Coalición.

Al escuchar la plática, Manlio tiene razón: se necesita un acuerdo para la gobernabilidad que viene. La estadística lo dice: 7 de cada 10 gobiernos parlamentarios en el mundo son más exitosos que los presidencialistas de los cuales 7 de cada 10 fracasan, según un estudio de José Antonio Crespo. El parlamentarismo ayudaría a formar la coalición gobernante. Lo que me preocupa es el cómo: Holanda tiene 16 partidos en coalición y hoy atraviesa por una crisis. ¿A qué costo, la coalición? ¿Comprando a partidos políticos como lo hace el PRI? Pero el tema y la propuesta de Beltrones, sí se tiene que analizar. Veremos que nos explique más al respecto y acepte ir a Proyecto Puente a debatirla.

Columna tomada de El Imparcial

Acerca del autor

Luis Alberto Medina es director de Proyecto Puente, noticiero en Internet. Coordinador de Periodismo de la Universidad Kino. Premio Nacional de Periodismo 2014. Corresponsal nacional de Denise Maerker en Atando Cabos.

Correo Electrónico

luisalberto@proyectopuente.com.mx

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

  • Héctor smith dice:

    YO NO ENTIENDO, PERO SI QUISIERA ENTENDER EL PORQUE ESTE TAN AFERRADO EL TEMO GALINDO EN LA SENADURIA, SIENDO QUE A NOGALES LE FALTA MUCHO POR HACER. PORQUE EN LUGAR NO BUSCA LA REELECCIÓN? PARA LA SENADURIA HAY GRANDES PIANISTAS CON BASTANTE CAPACIDAD Y TRAYECTORIA POLÍTICA COMO RAMÓN CORRAL, JAVIER GÁNDARA, NETO MUNRO. ES MI COMENTARIO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *