La historia de Silvia "La Chiva" Arvizu, la mujer que dejó ciego a su exesposo tras arrojarle ácido - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Hermosillo > La historia de Silvia “La Chiva” Arvizu, la mujer que dejó ciego a su exesposo tras arrojarle ácido

La historia de Silvia “La Chiva” Arvizu, la mujer que dejó ciego a su exesposo tras arrojarle ácido

POR Adriana Inzunza

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Era una conocida locutora de radio grupera en Hermosillo, Sonora. Silvia Consuelo Arvizu Lucero, con 27 años de edad, hace once años, cambió el rumbo de su vida y la de su exesposo para siempre tras una lamentable decisión.

Era un viernes 2 de septiembre del 2005 cuando la también animadora conocida como “La Chiva” citó en la casa de sus padres a su expareja, Obed Norberto Carpio Montaño, para que le entregará unos documentos de un vehículo.

Ella estaba embarazada de su nueva pareja.

A las 2:30 de esa tarde el joven de en ese entonces 26 años tocó la puerta de Silvia y momentos después de abrirle la puerta, “La Chiva”, con un recipiente en la mano, lo atacó echándole ácido en el rostro, en un acto que todo indicó fue premeditado.

Se sabe que, al momento de la agresión contra Obed, algunos testigos oculares lo auxiliaron mientras la agresora se retiraba del lugar para comenzar los siguientes meses de su vida como prófuga de la justicia.

El alguna vez esposo de “La Chiva” perdió al instante el 100% de su vista además de sufrir quemaduras en el 40% de su cuerpo.

La atención inmediata que recibió Obed fue en el Hospital General del Estado, en Hermosillo, misma que según han señalado sus padres fue insuficiente y no de mucha ayuda para su condición, por lo que su familia pidió apoyo para que el joven fuera trasladado a Phoenix, Arizona, y atenderse en el Foundation for Burns and Trauma Inc.

El gobierno de Sonora proporcionó el vuelo para que fuera atendido en Estados Unidos.

Según testimonio del padre de Obed, Sergio Carpio, una vez aterrizaron en Phoenix, el avión fue rodeado por autoridades de todos los niveles en Estados Unidos, deteniendo e interrogando a su hijo y su esposa.

Ante la versión de la familia Carpio, este malentendido fue ocasionado por la misma Arvizu, quien prófuga en Tucson Arizona, realizó algunas llamadas y mandó correos al FBI, al Departamento Federal de Seguridad Nacional de Estados Unidos y al Departamento de Inmigración, donde aseguraba que Obed era un terrorista y que se trasladaba a Estados Unidos para tratarse las quemaduras consecuencia de una bomba que él mismo había elaborado.

El consulado de México en Arizona logró mediar la situación y demostrar que esas acusaciones eran mentira, por lo que las autoridades de Estados Unidos ofrecieron disculpas a la familia, según versión del padre de Carpio Montaño.

Ante esta situación, y siete meses después del lamentable hecho, Silvia Arvizu fue capturada en Arizona. Según se sabe fue gracias a que autoridades de Estados Unidos rastrearon las llamadas que realizó cuando acusaba a Obed de ser un terrorista.

La Interpol entregó a la ahora exlocutora sonorense a las autoridades mexicanas el 12 de abril del 2006 siendo trasladada inmediatamente al Juzgado Segundo de lo Penal en Hermosillo, Sonora, siendo sentenciada a 20 años de prisión.

Según la versión que brindó la mujer tras ser detenida, ella se defendió de Obed Carpio luego de que él llegara a su casa con una actitud violenta a agredirla, asegurando que nunca planeó el ataque contra su pareja.

“La Chiva” también declaraba que, ante el miedo por su acción decidió huir a Estados Unidos, donde vivió en departamentos que rentó en Phoenix y Tucson, Arizona, mientras sus padres le enviaban dinero para subsistir.

Después de miles de dólares en gastos y una dolorosa y larga rehabilitación de Carpio Montaño, de ahora 37 años de edad, se sabe que aun cuando tiene pendientes más intervenciones quirúrgicas en Estados Unidos. Él continuó con su vida atlética y actividades deportivas como antes del accidente.

Obed riene licencia del Comité Internacional Paralímpico y ha participado en certámenes nacionales para Ciegos y Débiles Visuales y practica algunos deportes entre ellos lanzamiento de jabalina y golbol, logrando representar a México en algunas competencias.

Por su parte, Silvia “La Chiva” Arvizu, dentro del centro penitenciario femenil ha ocupado su tiempo de encierro en leer y escribir, por lo que ha ganado varios concursos y es autora de libros como “Breve azul” (crónicas carcelarias) y “Mujeres que Matan”.

El pasado primero de este mes, la gobernadora Claudia Pavlovich premió a los ganadores del Concurso de Literatura 2017, donde entregó el reconocimiento a Sylvana de 11 años, la hija de Arvizu, en representación de su madre, por su crónica “Las Celdas Rosas”, última obra de la excomunicadora.

Según la familia Carpio, Silvia Arvizu sería requerida en Estados Unidos una vez termine su condena en México, por engañar al Gobierno de ese país al momento de solicitar la detención de Obed por supuesto terrorismo.

Sergio Carpio ha declarado recientemente que se especula una supuesta liberación de “La Chiva” por lo cual ha externado su temor por la integridad de su familia pues dice que Arvizu ha enviado mensajes de amenazas contra ellos a través de excompañeras de prisión que se encuentran libres.

Fuente: El Sol de Hermosillo / Opinión Sonora / Dossier Político / VICE / El Universal / Tucson.com / Arizona Daily Star

COMENTARIOS

12 Comentarios

  • Veronica garcia peralta dice:

    Es una mujer enferma.asfixisnte y acosadora desde el noviazgo y matrimionio.segun supe por la mama de obed…es de esas locas que si no es para mi.para nadie….y vean en q terminó..ahora la quieren perdonar y darle otra oportunidad…y a el? Quien le va q devolver la vista.la vida normal.la salud que tenía????

  • que miedo! sicópata! eso es un ser sicopata!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *