Amor romántico y violencia emocional y psicológica hacia las mujeres - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Puenteros Ciudadanos > Amor romántico y violencia emocional y psicológica hacia las mujeres

Amor romántico y violencia emocional y psicológica hacia las mujeres

POR Sheila Hernández Alcaraz

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

La violencia de género tiene diferentes formas de manifestarse, muchas veces es a través de la violencia sexual, patrimonial, física, económica pero también se presenta a través de la violencia emocional y psicológica.

Tipos de violencia que para muchas personas no tienen demasiada relevancia (muy probablemente porque estas personas ejercen estas prácticas violentas hacia sus parejas sentimentales o sexuales) y nos podremos dar cuenta de ello, en el embellecimiento de la violencia emocional y psicológica hacia las mujeres en los medios de comunicación o al darnos cuenta, como aún en muchos estados de la República, este tipo de violencia no tipifica en el código penal, a pesar de que las convenciones internacionales como la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer o la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia hablan de esto como un problema que debe ser atendido, con la misma importancia y castigado con el mismo rigor que los demás tipos de violencias.

Al no darle la debida atención a estos casos, la violencia emocional y psicológica seguramente se transformará en cualquiera de las otras violencias antes mencionadas.

La violencia emocional y psicológica es tan minimizada que a las mujeres que han sufrido este tipo de violencia, les es difícil denunciarlo o incluso darse cuenta que son víctimas de violencia dentro de sus relaciones de pareja; como hablaremos a continuación.

Chantajes, mentiras, celos, la manipulación, prohibiciones, bromas hirientes, la culpa, descalificaciones, la anulación, los engaños, las humillaciones y las amenazas; son algunos de los mecanismos que se ejercen en la violencia emocional y psicológica en las relaciones de pareja y lamentablemente, están normalizados debido a que nuestra forma de socializar está enraizada en una cultura machista predominante en todas las estructuras.

El amor utópico como constructo social que proviene de una cultura machista predominante está basado en dinámicas violentas que se romantizan y legitiman por diferentes medios; por ejemplo, el simbólico a través del lenguaje.

De aquí surgen frases muy populares que todas alguna vez habremos escuchado o que nos habrán dicho: “El amor todo lo perdona y lo soporta”, “Te pega porque te quiere”, “Los celos son amor”.

Desde que somos niñas se nos enseñan las trampas del amor romántico como si fueran un hecho ineludible, poniéndonos una especie de venda que no nos permite auto-conocernos ni darnos cuenta que el amor propio debe ser el primero y más fuerte.

El empoderamiento emocional es necesario para la construcción de relaciones sanas sobre todo con la persona más importante de nuestras vidas: nosotras, pero bajo esta serie de falsedades se nos enseña a olvidarnos y recalcarnos que el amor debe ser incondicional y no reciproco.

Para que una mujer pueda empoderarse necesita contextos para hacerlo, sin una red de apoyo, es difícil que pueda romper el ciclo de abuso también conocido como el ciclo de la luna de miel.

Por ello la importancia de la sororidad, de las alianzas entre mujeres para la deconstrucción, el empoderamiento y la resistencia ante las violencias de género.

La creencia del amor incondicional propicia la despersonalización de las mujeres para colocarnos en un lugar de servicio sin esperar nada a cambio; despreocupándonos por nosotras, aprendiendo a entregar y aguantar como si esta fuera una llave para merecer, afectando nuestra autoestima y obligándonos a permanecer en un estado de pasividad ante contextos de abusos, lo que se conoce como indefensión aprendida (Martin Seligman, sostiene que  cuando a una persona se le castiga de manera continua sin importar lo que haga, desarrolla indefensión aprendida, por lo que el sujeto deja de responder e intentar).

El amor romántico en palabras de Coral Herrera (escritora, feminista y activista por los derechos de las mujeres y las niñas): “El amor romántico es la utopía colectiva que se expresa en y sobre los cuerpos y los sentimientos de las personas, y que, lejos de ser un instrumento de liberación colectiva, sirve como anestesiante social”.

El amor romántico y la violencia emocional y psicológica están vinculados, pues mientras a nosotras se nos educa de esta manera, a los hombres se les enseña en el machismo a cosificar y por lo tanto a poseer.

Creando relaciones no de amor sino de dominadores y subordinados. El amor debe ser reciproco, basado en la libertad y la igualdad, fuera de las violencias machistas que han arrebatado la vida de miles de mujeres a manos de sus esposos, novios o parejas sexuales (en los feminicidios en un alto porcentaje, el victimario es la pareja o ex pareja de la víctima).

La violencia emocional y psicológica no puede ser desestimada ni puede quedar impune para aquellas personas que la practican. El Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM) de la UNAM estima que entre los 15 y 19 años, más del 32% de las personas que se encuentran en una relación de pareja sufren violencia emocional y el porcentaje aumenta a más de un 41% cuando el rango de edad es de los 20 a los 24 años.

Como conclusión me gustaría añadir las siguientes líneas de Simone de Beauvoir (filósofa y escritora feminista): “El día que una mujer pueda no amar con su debilidad sino con su fuerza, no escapar de sí misma sino encontrarse, no humillarse sino afirmarse, ese día el amor será para ella, como para el hombre, fuente de vida y no un peligro mortal”.

 

Acerca del autor

Sheila Hernández Alcaraz

Presidenta de la Comisión Estudiantil de Género, Diversidad e Inclusión Social de la División de Ciencias Sociales de la Universidad de Sonora; integrante del H. Consejo Divisional de Ciencias Sociales de la Universidad de Sonora; delegada estatal de la Red Nacional de Estudiantes de Sociología capítulo Sonora y presidenta de la Sociedad de Alumnos de Sociología de la Universidad de Sonora, exembajadora de la iniciativa de la Campaña de Acción para los objetivos de Desarrollo Sustentable de la Organización de las Naciones Unidas: My World México 2016.

Correo Electrónico

sheilahernandezalcaraz@gmail.com

Twitter

@alcarazsheila

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS