Peatones prefieren semáforo en lugar de puente frente al Hospital General; autoridad busca concientizarlos para su uso - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Hermosillo, Reportajes Especiales > Peatones prefieren semáforo en lugar de puente frente al Hospital General; autoridad busca concientizarlos para su uso

Peatones prefieren semáforo en lugar de puente frente al Hospital General; autoridad busca concientizarlos para su uso

POR Luis Angel Carlin

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Luis Ángel Carlin y Elizabeth Campbell

El puente peatonal ubicado en el bulevar Luis Encinas frente al Hospital General y la Universidad de Sonora sigue siendo tema de controversia desde su inauguración en julio de 2014. La obra inaugurada durante la administración municipal de Alejandro López Caballero, tuvo una inversión de 5 millones de pesos y beneficiaría a 6 mil personas, principalmente estudiantes, que cruzan diariamente por esa vialidad.

Hay posturas a favor y en contra de su utilidad, ya que los peatones que transitan por el lugar han reconocido que no lo suben por imprudencia, cansancio, tiempo, entre otros factores más, como en un video realizado en marzo de 2016 por Proyecto Puente donde se muestra el uso que le dan los ciudadanos.

En días recientes el comisario de la Policía Preventiva y Tránsito Municipal de Hermosillo informó que se analiza la instalación de una malla ciclónica en el área para obligar a los ciudadanos a subir la estructura y resguardar así su integridad física para evitando algún accidente.

Ante esto, Proyecto Puente consultó a autoridades, ciudadanos y activistas que opinaron al respecto.

El arquitecto Hugo Moreno Freydig, especialista en Movilidad, mencionó que no son puentes peatonales como tal, sino antipeatonales ya que no sirven a los peatones sino que están hechos para que los carros no se detengan.

Dijo que en el caso del puente ubicado frente al Hospital General las personas deben recorrer 237 metros, subiendo rampas y dando vueltas y vueltas  en lugar de cruzar una calle no tan grande de solo 35 metros lineales.

El integrante de la Liga Peatonal y del Colectivo Ando hizo hincapié que además se encuentra en una zona escolar.

“Es una zona escolar, la Universidad de Sonora, donde el reglamento de Tránsito Municipal dice que en zonas escolares el límite máximo de velocidad permitida es de 20 km por hora, en la realidad no es así, los carros van mucho más rápido, por ahí de 60 km y demás, pero el reglamento de Tránsito es muy claro”, mencionó.

Moreno Freydig comentó que es una cuestión natural el que los peatones busquen cruzar la calle de la manera más sencilla, siendo esta por abajo del puente.

“En la prensa se ha dicho que no se utiliza por pereza, decidia y hasta los nombran como  tontos y demás, los cierto es que los peatones somos muy inteligentes, puesto que para movernos utilizamos nuestra propia fuerza y energía, entonces de manera natural los peatones lo que hacen es tratar de ahorrar mayor cantidad de energía. Para cruzar una calle la manera más sencilla es realizar una línea directa del punto de salida al punto de destino y cruzar a nivel de calle, que es lo más sensato”, explicó.

Sobre la posibilidad de que sea colocada una malla ciclónica en el camellón por donde cruzan las personas, considera que es algo terrible, ya que buscan obligarlas a subir cuando lo que tiene que hacer un peatón contra lo que hace un automovilista de solo frenar no tiene comparación y así no se está protegiendo al más vulnerable, que es el transeúnte.

Dentro de los objetivos que tienen como ONG es evitar que se construyan este tipo de puentes, incluso demolerlos.

“En la Liga Peatonal lo que tratamos de hacer es dos cosas, uno evitar que se construyan puentes antipeatonales y dos demoler los que ya existen, desinstalarlos y tratar de removerlos completamente. En este caso, de primera instancia lo que habría que hacer es colocar un cruce seguro a nivel de calle el cual tiene una inversión de un tercio de lo que cuesta un puente antipeatonal, entonces la inversión es muy poca para los beneficios que otorga,  se necesita ahí semáforos para los vehículos, semáforos peatonales, cebras peatonales, reductores de velocidad, señalética adecuada, piso para personas con discapacidad, bolardos, rampas, toda la infraestructura que se requiera independientemente de que demuelan el puente antipeatonal o no, que sería lo óptimo, instalar ahí un cruce seguro es lo más factible, inmediato y económico” finalizó.

 

Proponen ciudadanos semáforo peatonal en lugar de puente 

“La cuestión no es que pudiéramos pasar por debajo, sino más bien que hubiera aquí un semáforo para evitar este desorden, porque de todos modos, aunque halla 20, 30 puentes, la gente no vamos a tener la facilidad de subir”, peatón.

Tras darse a conocer hace una semana por parte del comisario de la Policía Preventiva y Tránsito Municipal de Hermosillo, Jorge Andrés Suilo, que analizan la posibilidad de colocar  malla ciclónica sobre el camellón del  bulevar Luis Encinas bajo el puente peatonal frente al Hospital General del Estado y la Universidad de Sonora, Proyecto Puente acudió al lugar para conocer la opinión de los peatones.

Estar subiendo al puente a las horas de calor está muy pesado, ya venimos muy cansados y a veces está en muy malas condiciones, de que están puros indigentes, y a veces resulta más peligroso para subir” declaró una estudiante de la Unison.

Después de permanecer por lo menos dos horas en el lugar, se constató que la mayoría de las personas, y sobre todo los estudiantes, que cruzan la vialidad lo hacen por abajo y no por la estructura.

Hay quienes se detienen en la banqueta para observar el tráfico vehicular con la intención de cruzar, pero después de unos segundos deciden subir al puente, es decir dependiendo de la cantidad de carros que circulan por el lugar suben o no.

“Es que me da miedo a mí la verdad cruzarme por abajo, pero hay veces que cuando vengo muy apurada, que tengo cita, digo,  me voy a cruzar por abajo, al cabo es poquito lo que voy a tardar ahí en el medio, pero hay veces que tardo un chorro ahí que no paran los carros, y se me pasa la cita”, declaró Ana Victoria Acosta.

La ama de casa reconoció que el puente se construyó con la finalidad de prevenir accidentes en el lugar, pero aceptó que siempre que acude al hospital a consulta, la mayoría de las veces se queda parada en la banqueta analizando si cruzará por abajo o por arriba, casi siempre lo hace corriendo por abajo del puente peatonal.

“Da flojera pero es mejor, ¿para qué nos vamos a accidentar? Muchos carros vienen a toda velocidad, muy peligroso”, comentaron Jorge e Imelda, pacientes del Hospital General del Estado.


Aunque  Suilo Orozco, titular de la corporación policiaca, dijo no tener fecha para la colocación del cerco, ni el monto de inversión, aseguró que la intención es que los transeúntes se sientan obligados a utilizar el puente peatonal.

Hay muchos muchachos de la Unison o usuarios del Hospital General que no usan el puente peatonal, es un área sumamente transitada donde confluye mucho tránsito, donde es una avenida no de alta velocidad, sin embargo si es de 40 km/hr y la gente no usa el puente peatonal”, declaró.

En dicha vialidad, el límite máximo de velocidad permitido es de 40 kilómetros por hora.

De acuerdo a información de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, se tiene el registro de una persona atropellada en ese punto durante el presente año, y según el informe de los agentes municipales, el motivo del accidente fue imprudencia del conductor.

“Hay un reporte de fecha cinco de junio, a las 16:20 horas, es un atropellado, una persona atropellada, y es por imprudencia del conductor, es el único dato que hay”, informó el vocero de la dependencia.

Sebastián Moreno agregó que se tiene conocimiento de accidentes que han estado a punto de ocurrir a consecuencia de las personas que deciden cruzar dicho bulevar por abajo del puente, y que en algunos casos si se ha alcanzado a golpear levemente al peatón, sin que se hayan registrado personas lesionadas.

Confirmó que se tiene contemplado el proyecto de colocar malla ciclónica sobre el camellón del bulevar, tal y como lo adelantara en días pasados el comisario en jefe de la corporación policiaca, sin embargo, lamentó que el tramo asignado para uso exclusivo de ambulancias, pudiera ser utilizado por los peatones para continuar cruzando la rúa sobre la cinta asfáltica.

COMENTARIOS

9 Comentarios

  • ARTURO dice:

    simplemente escusas para los morritos flojos por no decir de otra manera… son ya adultitos para poder subir a un puente y bajar!!! no sean huevones!!!!! como la entrevista.. es que salgo muy cansada de estudiar y que flojera subir al puente!!!! por favor!!!!! muchos de aqui fuimos estudiantes y teniamos que caminar muchas cuadras para llegar a nuestras casas!! no habia la posibilidad que ahora muchos tienen de tener carros!!!!

  • Alicia Lagunas dice:

    ¡Es un descaro! nunca he visto a ningún discapacitado cruzando por debajo del puente, solo a chamacos flojos que no tienen ningún problema con subirlo. Que se ponga una malla como la que pusieron en el puente para los indigentes, no se vale alimentar la falta de cultura peatonal responsable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *