Día Internacional de la Niña - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Día Internacional de la Niña

Día Internacional de la Niña

POR Nelsy Mendoza

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Columna Retrovisor

Ayer fue el Día Internacional de la Niña, pero no fue nota. Obviamente hay tantos problemas en el mundo que no todos los medios tomaron en cuenta esta fecha, como se toman en cuenta otras. Por eso pensé que valdría la pena retomar este día que fue instaurado en el 2011 por la ONU para impulsar la igualdad y el derecho de las niñas a un crecimiento armónico equilibrado.

Como suele suceder, estas fechas especiales no son establecidas como una celebración sino como un recordatorio. En este caso conviene tomar en cuenta lo mucho que falta por hacer para que las niñas desde edad temprana conozcan sus derechos, pero también se trabaje por políticas públicas y cambios en nuestra manera de pensar como sociedad, que permitan que cuando lleguen a la edad adulta, puedan ejercer sus derechos en un clima de equidad, ya sea en el trabajo, en la casa y como parte importante del tejido social.

Actualmente las mujeres seguimos encontrando muchos obstáculos por el simple hecho de ser mujeres, que van desde el menosprecio por las amas de casa, hasta el señalamiento hacia las mujeres que laboran fuera del hogar.

El poco valor que se tiene por la mujer en nuestra sociedad se refleja no sólo en los sueldos que se perciben, sino en la falta de soluciones de fondo ante la violencia de la que somos blanco y los feminicidios.

No puedo llegar a explicarles la angustia que me provoca, pensar que nuestras niñas tengan que pasar por lo que pasan las mujeres hoy. Yo espero que realmente a nuestras hijas, sobrinas, nietas, no les toque el mundo que estamos viviendo junto con nuestras hermanas y amigas, nuestras vecinas, nuestras compañeras, nuestras mujeres. Porque es así, las mujeres debemos pensar en nosotras como un bien común, algo que nos pertenece, a todos y a todas, no como objeto, sino como aquella columna que sostiene a nuestra sociedad.

¿Qué nos toca hacer ante un gobierno que no otorga paz y justicia, ante una violación, un feminicidio o un acto de violencia contra una mujer? ¿Qué podemos hacer para que no se nos descalifique por escoger ser ama de casa o profesionista? ¿Qué caminos debemos tomar para contar con los mismos derechos y obligaciones que cualquier ser humano?

Hoy, a nosotras nos toca seguir construyendo el camino que otras mujeres allanaron para las generaciones venideras. Necesitamos primero sumar esfuerzos, no sólo con otras mujeres, sino con otros hombres que han entendido que la búsqueda de las mujeres es legítima, justa.

Nuestros niños y niñas se merecen padres y madres que no sean machistas, madres seguras de su papel en este mundo, dispuestas a cambiar, para educar personas con una visión diferente sobre la mujer y sus roles. Padres que defiendan y entiendan que la equidad no es una amenaza para nuestra sociedad ni sus valores, sino una forma de garantizar un futuro prometedor para sus hijas.

¡Ya no más “sexo débil”, porque las mujeres somos fuertes! ¡Basta de hablar de minorías, porque las mujeres somos más! Se acabó el tiempo en que se definía cuál es nuestro lugar en este mundo, porque ése, ése sólo podemos definirlo nosotras mismas y el límite es el cielo.

Demos entonces alas a nuestras hijas. Que ellas en un futuro puedan encontrar un mundo de sueños hechos realidad. Con mujeres que hayan vivido su niñez a plenitud, que hayan aprendido que tienen las mismas capacidades que cualquier niño, que pueden llegar hasta donde ellas lo decidan. Que deben ser amadas, respetadas y valoradas. Y que existen hombres que, junto con ellas, pueden construir un mundo mejor.

Acerca del autor

Nelsy Mendoza Ramírez es comunicóloga con especialidad en Publicidad y Comunicación Organizacional.

Correo Electrónico

nelsymendoza81@yahoo.com.mx

Twitter

@nmmendoza81

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS