¿Es normal que un perro rompa todo lo que encuentra a su paso? - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Sorpréndete > ¿Es normal que un perro rompa todo lo que encuentra a su paso?

¿Es normal que un perro rompa todo lo que encuentra a su paso?

POR Internet

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

No es normal que un perro rompa zapatos, carteras, sin distinguir absolutamente nada. Problemas relacionados con la ansiedad o trastornos compulsivos son algunas de las situaciones relacionadas con este tipo de obstáculos.

Hay quienes consideran que destrozar objetos o expresar hiperactividad es normal o simplemente algo pasajero. Lo que hay que tener en cuenta es que existen ciertas etapas en el crecimiento del animal en el cual no es extraño que suceda esto.

La etóloga clínica Silvia Vai explicó, que, casi todos los cachorros rompen cosas y que enseñarles qué es lo que está permitido hacer o no insume tiempo y paciencia por parte del propietario. Sin embargo hay límites que se deben respetar y “lo importante es definir si estas roturas están dentro de lo esperable en función del tamaño y edad del animal, o si es necesario considerarlo un motivo de preocupación”, dijo.

Las consecuencias de no frenar a tiempo esto pueden llegar a ocasionar problemas psicológicos sin vuelta atrás y problemas asociados a la salud física. “Las enfermedades de comportamiento no mejoran con la edad, es necesario el diagnóstico y el tratamiento adecuado de las mismas”, explicó la especialista.

Pero, ¿de qué depende la conducta del perro?: en menor medida de su herencia y en mayor medida del ambiente que lo rodea. Todo lo que formó parte desde su gestación y los aprendizajes, el comportamiento de la mamá, las características del lugar donde es criado, el lugar donde habita, cómo está integrada la familia, el carácter de los propietarios, los horarios de trabajo, las rutinas, y lo que aprende día a día influyen en su “modo de ser”.

“Si estamos en presencia de un problema de comportamiento del perro o el gato, debe realizarse el diagnóstico mediante el examen clínico etológico o médico comportamental. Hay que definir los pasos a seguir para resolver y elaborar el pronóstico”, aseguró la especialista.

Los trastornos de comportamiento siempre tienen un origen de tipo patológico y se produce por diferentes causas. “Es la expresión anormal de una conducta normal ya que nace en actos normales para la especie como comer, bebe o acicalarse. Son actos repetitivos estereotipados, fuera de contexto o con frecuencia y duración excesivas respecto de las requeridas para alcanzar el objetivo verdadero, que dificulta al animal funcionar normalmente en su ambiente social”, detalló Vai.

Según el comportamiento del que se originan hay diferentes tipos: de acicalamiento (masticación de alguna parte del cuerpo como dedos y cola); de ingestión (no alimentarse o comer piedras, plásticos o tierra); alucinatorios (cazar objetos inexistentes o mirar fijo algo que no existe, de locomoción (persecución de la cola con o sin mordedura, caminar en círculos o excavar).

 

 

 

Información tomada de www.infobae.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS