Mujeres y justicia - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Mujeres y justicia

Mujeres y justicia

POR María Elena Carrera

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Las lecciones son para aprenderse, de otra manera -tal y como se hacía antaño- cuando un alumno(a) escribía alguna palabra con faltas de ortografía se le obligaba a repetirla 100, 200, 300 veces o más hasta que, según el maestro, no volviera a cometer la falta.

Pues así deberíamos solicitar a los y las integrantes de la Fiscalía y del Poder Judicial de nuestro Estado que no repitieran sus errores. Y ponerles la plana de: No lo vuelvo a hacer, no lo vuelvo a hacer, no lo vuelvo a hacer, no lo vuelvo a hacer….

Me refiero en lo particular a dos hechos lamentablemente cercanos: al de la detención arbitraria en Caborca por parte de la Policía Estatal Investigadora en julio de 2017 de una mujer joven, madre de familia, trabajadora de una radio local –locutora- a quien, prácticamente, la privaron de su libertad porque, aseguraron, había participado en un presunto fraude.

De Caborca la trasladaron a Hermosillo para recluirla en el Centro de Readaptación Social No. 1 (Cereso 1), casi una semana después de permanecer privada de su libertad y habérsele violados sus derechos humanos, el juez adscrito a tal diligencia, ordenó la inmediata liberación al no poderse demostrar que ella era la misma persona que a la que andaban buscando.

Todo se resolvió con un Usted disculpe, nos equivocamos. ¿Y la semana de angustia de la familia, principalmente sus hijos?, ¿quién le restituye la tranquilidad?, ¿quién paga por los días de angustia experimentados? Ignoro si la familia decidió interponer una denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos sobre tal atropello y, otorgada la libertad, le dieron seguimiento en caso de haberlo hecho momentos posteriores a la detención.

Ahora nos ocupa a la sociedad civil otro caso que, por inverosímil que parezca, ocurre a otra joven mujer, jefa de familia, madre de un menor de 2 años, trabajadora en una casa de empeño.

Kassandra, fue detenida y recluida en el Cereso 1 por robo equiparado, y se decidió aplicarle la prisión preventiva para, según la autoridad, no se abstrajera a la acción de la justicia.

Tratada como delincuente, esta joven de 22 años, lleva 18 días en prisión por haber recibido en una casa de empeño un artículo que fue robado de una casa habitación. El error de esta joven fue no haber exigido la presentación de la factura a la persona que se presentó a empeñar el artículo.

Y, aunque usted no lo crea el dueño de la casa de empeño, así como el que fue a empeñar el artículo por lo que le pagaron mil 700 pesos, se encuentran libres y sólo es Kassandra quien se encuentra tras las rejas. Si es un mal diseño de la ley es momento de ponerse a trabajar en ello.

También la familia de esta joven, presentó su queja ante la CEDH, ¿y qué creen? Todavía no han hecho ningún pronunciamiento respecto de este caso, se encuentran durmiendo el sueño de los justos, abúlicos, como son a veces muchos servidores públicos que cobran cada 15 días por año, esperando que el tiempo pase.

¿En qué coinciden estos dos casos? Que se trata de dos mujeres, jóvenes, madres de familia, trabajadoras, sin mayor recurso que el que les da tener un empleo que les permita mantener a sus hijos.

Son vulnerables desde que son mujeres en un Estado que no aplica criterios desde la perspectiva de género al momento de investigar los delitos y mucho menos para aplicar la justicia.

En un Estado donde se trabaja mucho, según dicen las autoridades, para erradicar la violencia hacia las mujeres, pero no cuando el victimario es el propio Estado; simple y sencillamente, admite sus yerros.

Es una pena y será un hecho emblemático lo sucedido a Kassandra, para la que cientos de ciudadanas pedimos su pronta liberación y se revise la ley, porque a quienes dejaron en estado de indefensión son a los y las más vulnerables: clase trabajadora. Sobre todo a las mujeres, no es casualidad que sean ellas las que vayan a prisión casi de manera inmediata.

Acerca del autor

María Elena Carrera es licenciada en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), plantel Iztapalapa; experta en temas de seguridad; coordinadora nacional y fundadora de Mujeres y Punto A.C. e integrante del Comité Ciudadano de Evaluación al Desempeño Legislativo.

Correo Electrónico

mariaelena.carrera@hotmail.com

Twitter

@MariaElenaC5

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *