Kassandra ante un sistema de tinte inquisitivo - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Kassandra ante un sistema de tinte inquisitivo

Kassandra ante un sistema de tinte inquisitivo

POR Manuel Emilio Hoyos

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

La libertad, después de la vida, es el bien jurídico tutelado más importante con que cuenta el individuo en una sociedad, de ahí que existan las garantías individuales otorgadas por nuestra Constitución.

Esto quiere decir que la libertad del ciudadano sólo deberá ser restringida o suprimida por un acto de autoridad debidamente fundado y motivado.

Hemos escuchado muchos términos jurídicos/técnicos como medidas cautelares, datos de prueba, política criminal entre otros, en el caso de Kassandra, la mujer que trabajaba en una casa de empeño y que está en prisión preventiva por haber aceptado una consola de videojuego que llevó una persona a empeñar al lugar donde ella laboraba en Hermosillo, Sonora.

Su delito: haber recibido un PlayStation para empeño y de los que robaron la consola hasta el momento no se sabía nada, ¿exceso en la aplicación de la ley? ¿Argumentaciones validas de parte de fiscalía de Sonora? ¿Ameritaba prisión preventiva? ¿Es la manera de combatir el robo?

Argumentos de parte de la Fiscalía General de Justicia, por otra parte, abogados y familiares de la persona detenida, así como el escrutinio social en tiempos de redes sociales.

¿Qué es la prisión preventiva? Es una medida cautelar autorizada por un Juez, que limita la libertad de una persona que se encuentra en un procedimiento penal sin que se le haya dictado sentencia. Esto con el fin de asegurar que se presente durante el proceso garantizar la seguridad de la víctima, ofendido o testigo y se lleve el procedimiento sin obstáculos.

Pero, ¿qué es Justicia?

El origen etimológico del término Justicia en latín Iustita, Ius (el Derecho) Iustum (lo Justo) y el termino Derecho del latín directum, que significa lo recto, lo correcto, lo adecuado y en definitiva lo justo.

El término justicia es muy debatido desde la antigüedad hasta la época moderna, cada persona tiene un concepto diferente pero también hay que recordar que la justicia depende de los valores de una sociedad y de las creencias individuales de cada persona.

Hans Kelsen señalaba: “Un orden social será justo cuando garantice la libertad individual.”

En el caso de Kassandra el principio de proporcionalidad no está acorde a la aplicación de la medida cautelar, y en vez de estar ante una política preventiva estamos ante una política punitiva.

La doctora María de la Luz Lima, señala que actualmente la política criminológica, busca enfrentar la crisis de la justicia, replanteando estrategias de desarrollo social, mediante la elaboración sistemática de un plan de desarrollo integral, basado en informes sociales previos, proporcionando rutas sociales adecuadas a los requerimientos de desarrollo.

Ahora bien, si el Ministerio Público puede privar de la libertad a los ciudadanos probando lo mínimo, si las penas son desproporcionadas en relación con el bien jurídico tutelado, si el fin de dichas penas está alejado de la reinserción social del individuo, si la impunidad de los verdaderos delincuentes prevalece y si -indiscriminadamente- se echa mano del derecho penal para resolver problemas que podrían solucionarse a través de medios menos nocivos, tal y como lo establece nuestro sistema de justicia penal.

Entonces la conclusión es que la autoridad se encuentra en una desesperación que puede llevar a cometer errores graves y estaríamos ante una posible regresión del sistema de justicia.

Casos públicos han sido ventilados en redes sociales y medios de comunicación, lo grave es querer “acabar” con macheteros abatiéndolos, lo grave es querer acabar con los robos con políticas punitivas, lo grave es querer acabar con los problemas sociales y de seguridad desde una manera meramente represiva y no desde políticas públicas y de desarrollo social como lo comente en mi artículo el reto en Sonora Seguridad y Desarrollo social.

Si nuestra Constitución señala, que el fin de la pena es la reinserción social, entonces para que la aplicación de una medida cautelar con una desproporción acorde al asunto a tratar.

Por último, en el caso de los llamados “macheteros” personas que asaltan con arma blanca, me hubiera gustado que se aplicaran recurrentemente medidas cautelares en base a la gravedad de los asuntos en vez de abatimientos de personas con arma blanca

Es importante para todo profesional del derecho basarnos en el espíritu de las leyes y basarnos en los principios de legalidad y de derechos humanos.

La mejor arma para un profesional es la capacitación y la sensibilización de los problemas sociales

¿Realmente, es necesario que esté en prisión preventiva una madre soltera de 22 años de edad? ¿Es la manera de combatir el delito?

En Hermosillo tan sólo el día domingo se registraron no menos de seis robos a casa habitación a plena luz del día en algunos lugares con personas armadas dentro de los domicilios, la última Envipe 2017 señala que en Sonora no se denuncian el 94.2% de los delitos

En su libro de “Criminología” el doctor Luis Rodríguez Manzanera señala un párrafo muy interésate respecto a Santo Tomas Moro, cito:

“Como penólogo, lucho por la proporcionalidad de las penas, y aquí encontramos uno de los trozos más bellos de Tomas MORO, nos habla de la situación penal en Inglaterra y nos relata como en las plazas públicas se tenían a diario el deprimente espectáculo de las ejecuciones con esto dice MORO, se pierde la efectividad de la pena. El criminal sabe que será ejecutado igual si roba un pan o si se convierte en salteador de caminos”. Termino cita

Proporcionalidad en las penas, es la palabra clave.

#JusticiaSíPeroSinLinchamiento

Acerca del autor

Manuel Emilio Hoyos es especialista temas de seguridad; tiene maestría en Ciencias Forenses y Victimología. Es director de PISA (Policía Internacional Sonora-Arizona A.C.).

Correo Electrónico

memiliohoyos@gmail.com

Twitter

@EmilioHoyos777

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *