Septiembre negro - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Septiembre negro

Septiembre negro

POR María Elena Carrera

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

No necesitamos pistolas y bombas para traer la paz,
necesitamos amor y compasión”:
Madre Teresa de Calcuta.

El 2017, se perfila como uno de los años más violentos en todo el mundo. En México particularmente, hemos sido testigos del incremento del delito y de la violencia y pareciera que cerraremos el año con duelos de toda índole.

No terminábamos de analizar el tema de Mara Castilla, cuyo feminicidio conmovió al país entero, y provocó la movilización de al menos 20 ciudades de la República Mexicana, cuando Animal Político hizo público el reportaje de investigación llamada La Gran Estafa.

A la par se daba seguimiento a la tragedia sufrida por el huracán Harvey en plena capital del estado de Texas, Houston. Las tensas relaciones del gobierno de Estados Unidos con Norcorea y posteriormente los sismos del 7 y 19 de septiembre que afectaron a varios estados del sur de nuestro país.

En ese marco complicado fuimos testigos, en CDMX, del actuar de una ciudadanía -joven la mayoría-, que se entregaba a labores de rescate y luego a tareas de atender a las víctimas desde diferentes frentes: acopio de ayuda y donaciones, organización y clasificación de lo recibido en los centros de acopio, entrega a víctimas de los sismos la ayuda enviada por otros ciudadanos, también absolutamente solidarios con la causa.

Las tragedias, además de la pérdida de vidas humanas, el ver derrumbados sueños de permanencia en un espacio fuera propio o rentado, tienen que ver también con en el delicado proceso de reconstrucción pues ésta llevará muchos años, y entre ellos, algunos procesos electorales y seguramente cambios en el sistema de partidos.

Respecto a lo que tiene que ver con el proceso de reconstrucción sería importante que los colegios de arquitectura, de ingenieros civiles, urbanistas y vecinos construyeran esa relación de confianza para, de esa manera enfrentarse a lo que viene: los intereses económicos y políticos para lucrar con la desolación y posible aislamiento de comunidades que lo perdieron todo en unos cuantos segundos.

Para tal fin ya se constituyó la Asamblea Nacional Ciudadana para la Reconstrucción pues frente a la catástrofe, expresan ellos y ellas en un comunicado, tomar los acuerdos que hagan posible una nueva imagen urbana y se delineen las bases de un nuevo tejido social a partir de generar diálogos, consensos.

Los acuerdos a los que llegaron: Organización General; se constituyó la asamblea promotora con carácter nacional. La consigna central es: el dinero de la nación a la reconstrucción. El eje central sobre el cual esta asamblea ciudadana trabajará es muy amplio pues implica elaborar planes alternos a los que expongan las autoridades “incluyente, sustentable, horizontal, con base en las necesidades, apartidista y anti corporativista”.

Plan emergente de vivienda cuidando que, las acciones no sean cooptadas por el gobierno ni por organizaciones que pretendan beneficiarse clientelarmente de la situación. Hacer visible que los acaparadores urbanos e inmobiliarias fueron los responsables de la tragedia.

Otra vertiente tiene que ver con la formación de comités y vinculación; se propone haya un comité económico para que presente análisis de todo el recurso que llegó y está en manos por el momento del gobierno; exigir moratoria a la deuda externa, conformar un fideicomiso popular, proponer la disminución de salarios a altos funcionarios gubernamentales.

En lo que se refiere al Comité de Vinculación, las tareas primordiales es estar en contacto directos con los afectados por los sismos que perdieron sus viviendas, pero también aquellos que “indirectamente” fueron afectados en los siguientes temas: salud, trabajo, infraestructura y educación.

También se ha planteado esta Asamblea Nacional Ciudadana para la Reconstrucción, crear comités de producción: planes para reactivar una economía popular y autogestora.

Mientras eso sucede, grupo de artistas de talla internacional como Gael García, Diego Luna, Julieta Venegas, Ana de la Reguera, Miguel Bosé y muchos otros, están haciendo una colecta de carácter internacional #LevantemosMéxico a través de una A.C.: Ambulante, asociación sin fines de lucro que se dedica a hacer documentales.

Estamos frente a una nueva etapa de la historia democrática de este país, ojalá tuviéramos la bola de cristal para saber lo que sucederá. Por lo pronto suena bien.

Acerca del autor

María Elena Carrera es licenciada en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), plantel Iztapalapa; experta en temas de seguridad; coordinadora nacional y fundadora de Mujeres y Punto A.C. e integrante del Comité Ciudadano de Evaluación al Desempeño Legislativo.

Correo Electrónico

mariaelena.carrera@hotmail.com

Twitter

@MariaElenaC5

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS