El renacer de México - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > El renacer de México

El renacer de México

POR David Figueroa Ortega

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Columna Diálogo   

La tragedia provocada por los sismos, ocurridos en varios estados del país, nos dejó en situación de duelo por la muerte de tantos mexicanos y el sufrimiento de millones de personas, de damnificados que han sido afectados en su patrimonio.

Pero también nos abrió la oportunidad de convertir a México en un nuevo país.

La desgracia en la que nos hemos visto inmersos –como víctimas y como connacionales solidarios- dio muestra de la unidad como mexicanos y despertó la conciencia en todos, ante el renacimiento de México, a raíz de los temblores.

Los movimientos sísmicos y sus miles de réplicas no sólo estremecieron las zonas que hoy se encuentran devastadas por las muertes y el sufrimiento, también sacudieron la conciencia de quienes buscamos transformar a México.

Hoy se sienta un precedente de cómo una desgracia, como la que sacudió a México, se está convirtiendo en factor de cambio para lograr que los mexicanos accedamos a condiciones más favorables en los distintos órdenes de vida.

Derivado de ese despertar, los partidos políticos han tenido que acceder a renunciar a sus prerrogativas, después de que el Instituto Nacional Electoral (INE) había cerrado la posibilidad de hacerlo bajo el argumento de que era ilegal donar el dinero a los damnificados.

Y los representantes de los partidos, que callaron inicialmente ante la exigencia social, tuvieron que ceder ante la presión cada vez más generalizada. Además de renunciar a los recursos del financiamiento público, se ofrecieron a eliminar diputados y senadores plurinominales.

Pero de seguro eso no es todo, las cosas irán más allá, para bien de México.

Los “millennials”, jóvenes que llegaron a su etapa adulta después del año 2000, han asumido un rol preponderante en ese renacer de México. Y son ellos, con sus conocimientos en las tecnologías, en el auge en el Internet, quienes están impulsando los cambios en esa presión social, con un papel más activo.

Entusiasma ver que los jóvenes “millennials”, cuyas edades fluctúan entre los 15 y 29 años, se distinguen por su independencia, su personalidad de descontento y amor por la tecnología, y han tomado el mando en el rumbo del país con una fuerza participativa, bastante positiva, en las redes, que augura el buen futuro, para las nuevas generaciones.

Las cosas, como hemos visto en los últimos días, no pararán ahí y habrá un nuevo orden en el país, de seguro, con una reducción en la burocracia y ajustes en las instancias de gobierno, porque el dinero destinado a las organizaciones políticas, según se estima, sólo representa el 1% del presupuesto anual federal.

Seguramente lo que sigue es la reducción de los ofensivos sueldos de funcionarios de todos los niveles de gobierno, eliminar privilegios de la alta clase política, como seguros de gastos médicos mayores, viáticos, gasolina y telefonía celular pagados a costa de los impuestos de los mexicanos, que implicará más ahorro.

Aunado a un sistema hacendario eficiente, con una recaudación justa y el combate a la corrupción, que permita disponer de más recursos públicos a fin de reorientarlos a cubrir las verdaderas necesidades de los mexicanos.

No es tiempo para andar con regateos, los primeros pasos se están dando y se debe avanzar hacia un verdadero desarrollo social. Esto no debe quedar en algo pasajero si no apostar a un futuro prometedor para México y sus nuevas generaciones.

Acerca del autor

David Figueroa Ortega es empresario, Excónsul de México en Los Ángeles y San José California; Exdiputado Federal; Exalcalde de Agua Prieta; Exdirigente del PAN en Sonora.

Correo Electrónico

davidfigueroao@me.com

Twitter

@DavidFigueroaO

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS