Uingapikua: la fuerza de la comunidad para cambiar su futuro - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Uingapikua: la fuerza de la comunidad para cambiar su futuro

Uingapikua: la fuerza de la comunidad para cambiar su futuro

POR María Elena Carrera

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El 13 de septiembre se publicó en Crónica Sonora un texto de Hermes Ceniceros, sobre sus experiencias vividas en Guadalajara, en el marco de un evento convocado por Pedro Kumamoto que le llamó junto a su equipo #LaOcupación.

En éste, Ceniceros describe a un personaje de origen purépecha, Tata Meche, que participó en ese encuentro, ofreciendo una plática sobre cómo es que se tejen las relaciones de la comunidad de Cherán. Reconocida como un triunfo a la manera diferente de organizarse y tomar acciones de común acuerdo, a partir de ese diálogo horizontal, que ahora tanto necesitamos.

Allí, lo supongo, no existe más la idea de que hay ciudadanos de primera, segunda, tercera, sino que forman parte de un conjunto de personas todas que se reconocen en sus valores y humanidad; un grupo que puede ser heterogéneo pero que, por lo mismo, aportan inteligencia y sensibilidad para el logro de metas comunes.

Esto me lleva directo a aquel 19 de septiembre de 1985; un sismo de 8.2 grados en la escala de Richter movió al Distrito Federal. Con ello se restablecieron, también, las estructuras y las fibras más sensibles de todos los que habitábamos aquella legendaria y amada ciudad; ella, la que un día el escritor Carlos Fuentes nombró como: La región más transparente.

Efectivamente y como dice Tata Meche, en momentos de vértigo, se hace presente Uingapikua entre los seres humanos comunes y corrientes, los que tienen la capacidad de dejarlo todo para unirse en un solo cuerpo y pasar del yo al nosotros, como cotidianamente ocurre en la comunidad de Cherán.

Con el sismo de hoy, este nuevo 19 de septiembre, quién puede pensar en las voces triunfalistas de los informes de los tres órdenes de gobierno; ¿de verdad se creen ellos mismos que todo está bien? ¿A quién le puede interesar un cúmulo de cifras en los que no nos sentimos incluidos? Que sí hay seguridad, que hay más empleo y mejor pagado, que las ciudades se modernizan y avanzan, que lo bueno cuenta y cuenta mucho.

Antes de este día, el fin de semana nos indignaba y llenaba de dolor la muerte de Mara. La llorábamos aún y a pesar del duelo de muchas mujeres, no hubo un gesto -aunque sea fingido- de preocupación, cual fieles a sus rutinas, nuestros gobernantes omitieron recuperar las tristes historias de las mujeres cotidianamente violentadas. Y mucho menos de las mujeres asesinadas por razones de género.

La insensibilidad les hace cometer serios errores, festejan las fiestas patrias mientras en Oaxaca, Chiapas y Veracruz se velaba a sus muertos y reconstruían desde las cenizas el pequeño patrimonio familiar. La lógica es sencilla: que los pobres que son muy solidarios sean los que se encarguen de quitarse el bocado de la boca mientras nosotros hacemos la fiesta.

¿Tenemos derecho a festejar y ser felices?, ¿vitorear la independencia y a los héroes que nos dieron patria? La respuesta es sí, a lo que no tenemos derecho es a banalizar las tragedias de la gente, de cientos de familias que, como la de Mara, no encuentra consuelo. Da la impresión que hay autismo, provocado por la ansiedad de brincar de un cargo a otro, y eso no permite que se dimensione las tragedias por la que atravesamos.

No es momento de hablar de informes que dan cuentas alegres, es momento de conciliar sueños, de saber que hay una fuerza de la comunidad para construir un futuro diferente; si en Cherán se pudo, como externó Tata Meche, ¿por qué no se podría lograr en todo el territorio nacional?

¿A quién le interesan en estos momentos de sufrimiento, las elecciones del 2018? La agenda prioritaria es la que marque esas comunidades que ahora sufren, las familias de las mujeres asesinadas y de los y las indignadas por tanta superficialidad.

Acerca del autor

María Elena Carrera es licenciada en Ciencia Política por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), plantel Iztapalapa; experta en temas de seguridad; coordinadora nacional y fundadora de Mujeres y Punto A.C. e integrante del Comité Ciudadano de Evaluación al Desempeño Legislativo.

Correo Electrónico

mariaelena.carrera@hotmail.com

Twitter

@MariaElenaC5

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS