¡Existen errores que debes evitar cometer al criar a un gato! - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Sorpréndete > ¡Existen errores que debes evitar cometer al criar a un gato!

¡Existen errores que debes evitar cometer al criar a un gato!

POR Internet

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Además de ser muy cariñosos, los gatos son limpios e independientes, lo que los hace una mascota ideal para tener en casa. Sin embargo, hay errores que puedes cometer al criar un gato y que afectan su bienestar.

Los gatos son animalitos muy fáciles de mantener y cuidar pero es importante que conozcas los errores más comunes en su crianza.

Lo que debes evitar al criar un gato
Para evitar comportamientos indeseados y problemas, estas son las cosas que debes evitar a toda costa hacer. Toma nota.

1. Pensar que es como un perro

A diferencia de los perros, los gatos son solitarios y aunque a veces forman grupos sociales integrados, lo más común es que sean independientes y menos jerárquicos.

Así que si buscas una mascota extremadamente fiel y con cariño y obediencia incondicional, lo mejor es que optes por un perro para evitar decepcionarte.

2. Descuidar la educación

Por su naturaleza, educar a un gato es mucho más complicado que entrenar a un perro.

Para tener un perro educado, basta con darle órdenes específicas, coherentes y sencillas, sin embargo, a los gatos hay que “ganárselos”. Crear un vínculo con tu gatito es fundamental para lograrlo.

Jugar con él, corregirle inmediatamente algo malo con órdenes claras y sin violencia puede ser de mucha ayuda.

3. Adoptarlo cuando es muy pequeño

Un error muy común es adoptar y criar un gato cuando es muy bebé. Lo ideal es hacerlo después del destete natural, aproximadamente al mes de nacido.

Estar con su madre en su primer mes de vida le ayudará a aprender mejor los comportamientos típicos de su especie y a socializar más fácilmente.

4. No vacunarlo ni desparasitarlo

Muchas personas creen que porque el gato no sale de casa o come croquetas no es propenso a enfermarse, pero eso es falso.

Por su puesto que el riesgo en gatos que viven en casa no es el mismo que en los que salen.

Hay vacunas que no es necesario administrar en los primeros meses pero sólo el veterinario es quien deberá establecer un programa de vacunación específico.

5. No esterilizarlo

Esterilizar a tu gato puede prevenir comportamientos desagradables, sobre todo en la época en que están en celo.

En este periodo, muchos machos tienden a escaparse al detectar una gata en celo.

Pueden mostrarse agresivos con otros machos provocando pelas que pueden tener consecuencias graves.

6. No evitar que coma bolas de pelo

Los felinos son animales muy limpios que se acicalan con regularidad lo que hace que puedan ingerir bolas de pelo con facilidad.

Esto puede acabar causando vómitos, estreñimiento o diarrea.

Sin embargo, existen productos especiales disponibles en centros veterinarios que son útiles para prevenir este problema.

7. No cuidar su peso

Este punto es muy importante, sobre todo en animales esterilizados, ya que son más propensos a ganar peso.

El sobrepeso puede causarle muchas enfermedades a tu mascota, incluyendo diabetes, cálculos urinarios, dolor en las articulaciones y problemas en la piel.

Tomada de sumedico.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS