Crónica de un incumplimiento anunciado - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > Crónica de un incumplimiento anunciado

Crónica de un incumplimiento anunciado

POR Alfonso López Villa

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

El pasado mes de julio, el Consejo “Ciudadano” del Transporte aprobó un incremento de 64% a las tarifas del transporte urbano en Sonora en los municipios con mayor cantidad de usuarios como son Hermosillo, Ciudad Obregón, Navojoa y algunas líneas en Guaymas.

Publicaron normas de calidad que no son tan diferentes a las que ya se encuentran en la Ley de Transporte del Estado de Sonora, pero quitando algunas que perjudican directamente a la confortabilidad del usuario.

En la ley se obliga a concesionarios a traer aire acondicionado en las unidades del 1 de mayo al 30 de septiembre, pero estos “ciudadanos” decidieron que el concesionario puede decidir, al menos en este año a traer el aire acondicionado y el usuario pagará un peso menos cuando aborde una unidad sin aire.

También estos “ciudadanos” dieron un tiempo de gracia a los concesionarios para cumplir con el resto de las normas de calidad de 120 días, como traer vidrios completos, limpios, botiquín, extinguidor… Tiempo que vence hasta el 7 de noviembre.

La tarifa, según palabras del presidente del Consejo “Ciudadano” de Transporte (quien es militante del PRI según padrón del partido) es para evitar que el servicio se siga deteriorando.

La cosa no termina ahí: también protegieron al concesionario al permitirle traer menos unidades de las concesiones otorgadas.

Me explico: en Hermosillo hay 452 concesiones para transporte urbano, el Consejo “Ciudadano” aprobó un plan operativo de servicio de 375, dejando 77 concesiones sin ofrecer el servicio.

No se otorgan concesiones a transporte urbano en Hermosillo desde el 2001 cuando éramos alrededor de 600 mil habitantes y 452 camiones circulando, ahora el 2017 ya somos 870 mil y el Consejo “Ciudadano” en un acto de proteccionismo obsceno al concesionario aprueba que solo circulen 375.

Las 77 concesiones que no se trabajan, ¿cobran su renta? Claro que la cobran. Cobran los 452, aunque circulen sólo 375 sacrificando la confortabilidad del usuario que es lo último que les interesa.

Cuando se aprobó la tarifa y las 375 unidades que deben de circular en Hermosillo, autoridad y concesionarios casi firmaron con sangre que se iba a cumplir.

Recientes mediciones de Vigilantes del Transporte A.C., nos muestran que en el mejor de los días traen 345 unidades en circulación, 30 menos de las ya de por sí insuficientes unidades aprobadas por el Consejo “Ciudadano”.

Traer menos unidades se traduce en que los usuarios viajan en camiones atestados, donde en horas pico se espera que pasen hasta tres unidades para poder abordarlos con la pérdida de tiempo, bonos de puntualidad, pérdidas de citas médicas, etcétera.

Conclusión: Históricamente los concesionarios no cumplen con ningún compromiso, lo declaramos en su momento, los concesionarios lo único que cumplen son años con su pésimo servicio. El hubiera no existe, pero si hubiera un deporte olímpico que se llame: “Pateado de bote”, seríamos campeones.

Acerca del autor

Alfonso López Villa es representante de Vigilantes del transporte A.C.

Twitter

@vigiadeltrans

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS