¿Bajará de precio la gasolina con las nuevas marcas? - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Opinión > ¿Bajará de precio la gasolina con las nuevas marcas?

¿Bajará de precio la gasolina con las nuevas marcas?

POR Antonio Quintal Berny

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Columna A toro pasado

En 1938 se expropiaron todas las empresas extrajeras que extraían y refinaban el petróleo de México. La decisión de Lázaro Cárdenas fue aplaudida y respaldada por todo México, a tal grado que las familias pobres y ricas entregaban al gobierno lo que podían para colaborar con el pago de las deudas por la expropiación. Se creó Pemex y con ello se acuño el término “El petróleo es de los mexicanos”.

¿De que le sirvió al mexicano la expropiación petrolera?

A algunos, que se pegaron a la ubre de Pemex, les sirvió de mucho, por ejemplo a los líderes sindicales como Joaquín Hernández Galicia, “La Quina”; Salvador Barragán, Carlos Romero Deschamps y otros, amasaron grandes fortunas y adquirieron un enorme poder político; por su parte los políticos y los funcionarios de la paraestatal hicieron lo mismo y muchas empresas extranjeras  y mexicanas  también amarraron contratos millonarios de obras y servicios amparadas por hechos de corrupción, moches, tráfico de influencias y asociaciones con los mandamases del petróleo.

En los núcleos petroleros como Poza Rica, Coatzacoalcos, Villahermosa e Isla del Carmen, se crearon nuevas castas de ricos e influyentes, todos al amparo del Pemex. Al resto de los mexicanos, la expropiación y “la propiedad del petróleo para los mexicanos”, sólo nos trajo gasolinas de mala calidad, litros incompletos en gasolineras concesionadas a compadres, amigos, cómplices y amantes.  En resumen, “ganamos” gasolina cara, mala y gasolinazos a cada rato.

Por otro lado, por muchos años, el país vivió prácticamente de la venta de petróleo al extranjero sin invertir lo requerido exploración para encontrar nuevos yacimientos; el resultado es que, paulatinamente el petróleo se ha ido agotando y con ello su aportación al PIB nacional ha ido perdiendo importancia.

La reforma energética promulgada hace dos años, entre otras cosas abrió el sector del petróleo a la inversión privada y el mercado interno de gasolinas a empresas extranjeras, con lo que tácitamente se inició la competencia que da por concluido el monopolio de Pemex. Sin embargo, a pesar de que desde marzo de 2017 se permite que otras marcas surtan el mercado de Sonora, hasta agosto se empezó a ver en nuestro territorio la marca “Chevron” compitiendo con Pemex.

En teoría, habiendo competencia, el precio baja; pero esta elemental regla de economía, no se cumplirá en el nuevo mercado de gasolinas en México por al menos dos razones:

1) La competencia inicialmente será dispareja, habida cuenta que la infraestructura de transporte, almacenamiento y distribución de gasolinas la seguirá teniendo Pemex por muchos años más y habrá de rentarla a las empresas extranjeras, mientras estas construyen su propia infraestructura para comercialización. Ya desde aquí, las gasolinas que vendan las nuevas empresas tendrán un sobre costo.

2) En un mercado maduro como el mexicano, surtido por un monopolio como Pemex, las empresas que lleguen a competir seguirán al líder; así que si Pemex tiene un precio de $16.00, los nuevos competidores se colocarán en un precio similar, independientemente de que tengan la capacidad dar precios sustancialmente más bajos o que en Estados Unidos sus precios sean sensiblemente inferiores.

Exactamente lo anterior pasó con la telefonía celular, mercado en el que recientemente irrumpió ATT y colocó sus precios cerca de los de Telcel y no cerca de los suyos en Estados Unidos.  Obviamente, para empresa como Telefónica Movistar en telefonía celular o Arco en gasolinas, el mercado mexicano es un platillo suculento, debido a que el perfil monopólico en sus mercados específicos, les genera mayores dividendos que en otros países con competencia real.

El consumidor pierde y la historia se repite, porque lo mismo pasó con la banca en los noventas, que por la voracidad de los inversionistas mexicanos que la compraron “en barata” al gobierno que la había nacionalizado, la tronaron y otra vez, el gobierno la tuvo que rescatar y venderla a grupos internacionales que, a costa de sus altas comisiones por servicios bancarios y la enorme diferencia entre los intereses que cobran y pagan, han encontrado un filón de oro en nuestro país, mucho más lucrativo  que el que hubieran podido tener los grupos adquirientes españoles en España, los canadienses en Canadá y los ingleses en Gran Bretaña.

Así que, respondiendo a la pregunta que titula este artículo, la respuesta es NO, no bajarán sustancialmente los precios de las gasolinas en México con la llegada de nuevas marcas; a lo sumo, mejorará la calidad y nos venderán ahora si, litros de a litro.

Quienes sí van a ganar, otra vez, son las grandes empresas extranjeras que ven como México abre de par en par sus mercados, dándoles la oportunidad de servirse con la cuchara grande, por la ineficiencia de Pemex.

Y nosotros, los mexicanos, “milando”, como el chinito.

Acerca del autor

Antonio Quintal Berny es socio-director de WB Solutions, Talento en Movimiento; ha sido director general del Tecnológico de Monterrey, Campus Sonora Norte; rector de UVM y UNO, subsecretario de Fomento Industrial y director general de Copreson; es conferencista, expositor y facilitador en congresos, seminarios y talleres en México y otros países y profesor en varias universidades de cursos en administración e ingeniería en profesional y posgrado.

Correo Electrónico

aqberny@hotmail.com

Twitter

@aqberny

Las opiniones expresadas en los artículos de nuestros colaboradores, son de exclusiva responsabilidad del autor, no necesariamente representan el sentir de Proyecto Puente

COMENTARIOS

1 Comentario

  • Ernesto Viveros Terrones dice:

    Joden a la Poblacion Civil para que la Gente este ocupada pensando cosas sin ninguna importancia, mientras ellos (el Gobierno) se roban TODAS las ganancias del PETROLEO!! A final de cuentas, el PETROLEO vino a afectar mas que beneficiar a los ciudadanos y todo por un pequeño grupo de RATEROS (Egoistas) que no quieren repartir de manera Justa las Riquezas Naturales de Mexico!!…Yo soy uno de los miles de Afectados!!…Adios!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *