Cómo puedes perder calorías en la oficina - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Salud > Cómo puedes perder calorías en la oficina

Cómo puedes perder calorías en la oficina

POR Internet

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Perder peso y eliminar calorías mientras trabajas en la oficina no es tan complicado como piensas, solo necesitas modificar algunos hábitos y en sumédico.com te compartimos algunas formas ingeniosas de lograrlo.

Uno de los principales secretos para eliminar calorías y liberarte de esos kilos de más es aprender a comer inteligentemente y mantenerte activo durante todo el día. Si quieres lograrlo, checa estos 10 tips para cuidar tu figura mientras estás en el trabajo.

1. Come pequeñas cantidades todo el día
No te limites solo a la hora de la comida, lo ideal es que tengas un refrigerio saludable a media mañana. Cuando lo haces, consumes menos comida a la hora de la comida y la cena
Además, un refrigerio equilibrará el azúcar en la sangre, lo que te mantendrá más alerta y productiva.

2. Envía menos correos electrónicos
En lugar de enviar correos a tus compañeros de área, camina por los pasillos y ve a decírselos en persona.
Al hacer esto, no solo quemarás calorías, sino que será el pretexto perfecto para platicar con los nuevos empleados y hacer nuevas amistades.

3. Divide la hora de la comida en dos partes
Comer solo te lleva unos cuantos minutos, entonces ¿por qué quedarte sentado el resto del tiempo? Aprovecha y dedica un tiempo a comer y socializar y luego sal a caminar algunos minutos.

4. Lleva almendras
Te sugerimos llevar al menos 22 almendras, lo que equivale a una porción de 169 calorías. Como son nutritivas y tienen mucha fibra, consumirlas durante el día te ayudará a sentirte más lleno y a comer menos
En un estudio se demostró que quienes consumieron almendras para calmar el hambre a medio día, perdieron 62% más peso que quienes no lo hicieron.

5. Reduce las porciones de comida
Si sales a comer a un restaurante para festejar el cumpleaños de alguien o si en la oficina deciden pedir comida para llevar, asegúrate siempre de que te den la mitad de la porción.
Los participantes de un estudio se sintieron igual de satisfechos después de comer un sándwich de 15 centímetros que los que comieron uno de doble tamaño.

6. Evita las máquinas expendedoras
Primero que nada, este tipo de máquinas ofrecen la mayoría de las veces bebidas y snacks con muchas calorías y casi nada de nutrientes.

Aunado a esto, recurrir a la máquina de dulces cada vez que tienes hambre o antojo de algo puede volverse rápidamente un mal hábito que tiene que ver más con el aburrimiento que con el hambre en sí.
Además, los productos suelen ser muy caros, así que es mejor hacer un esfuerzo para preparar algunos refrigerios saludables en casa.

7. Siempre lleva fruta
Todos los días, al salir de tu casa, toma dos piezas de fruta y llévatelas. Pueden ser manzanas, plátanos, naranjas, duraznos o cualquier fruta que esté en temporada.
Te recomendamos comer una a media mañana y otra a media tarde, verás que te sentirás con más energía y comerás menos en las comidas fuertes.

8. Ten cerca romero
Hay personas que comen esta planta cuando se sienten cansadas o estresadas y hay pruebas de que, si frotas un ramito de romero entre tus dedos, puedes sentirte mucho más activo.
Esto evitará que quieras comer dulces o golosinas con el pretexto de tener más energía.

9. Muévete constantemente
La mayoría de los empleos de oficina nos obligan a permanecer sentados por largos periodos de tiempo, sin embargo, es importante que no dejes de moverte.

Si tu pierna es muy nerviosa y se mueve todo el tiempo, no la detengas. Investigadores afirman que las personas que tamborilean con los dedos o mueven las rodillas hacia arriba y hacia abajo, queman cuando menos 500 calorías al día, lo que equivale a perder medio kilo por semana.

10. Cambia el café por el té verde
Aunque el café con moderación es muy saludable, definitivamente el té verde lo es mucho más.
Un estudio de la Universidad de Ginebra, en Suiza, descubrió que, además de cafeína, el té verde contiene polifenoles catéquicos, los cuales son capaces de estimular el metabolismo.

Te recomendamos beber entre 2 y 3 tazas al día.

Recuerda practicar estos buenos hábitos a diario, tanto en el trabajo como en tu hogar y verás cómo poco a poco y sin hacer dietas extremas, esos kilos de más desaparecen.

Tomado de sumedico.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NOTAS RELACIONADAS