Bolt ante su última carrera: el relevo 4x100  - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Deportes > Bolt ante su última carrera: el relevo 4×100 

Bolt ante su última carrera: el relevo 4×100 

POR Agencias

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Por EDDIE PELLS, Associated Press

LONDON (AP).- ¿Demasiado temprano para rogarle? Usain Bolt, no te vayas.

La super estrella que se encargó de que el atletismo fuera un deporte entretenido durante la última década volverá a la pista por última vez el sábado, para disputar el relevo 4×100 con Jamaica. Su presentación le dará a la afición algo para deleitarse tras cinco días de un tedioso campeonato mundial no sea la norma de ahora en adelante.

Lo que más dio que hablar desde que Bolt compitió el sábado pasado con una impensable medalla de bronce en los 100 metros: la gastroenteritis.

En medio del drama que involucró el virus estomacal que afectó al botsuano Isaac Makwala, la justa se ha caracterizado por carreras extrañas, favoritos que no estuvieron a la altura de las circunstancias y desconocidos que se crecieron ante el reto.

¿Alguien que se atreva a por lo menos pretender que disfrute estar en el pedestal que Bolt ocupó solo por casi una década?

“Una cosa es que te identifiquen entre los grandes del atletismo”, declaró Wayde van Niekerk, el sudafricano que ostenta el record mundial de los 400 metros. “Es otra cosa tratar de rendir con la clase de nivel que te dará ese reconocimiento.

Van Niekerk cumplió con una de las asignaturas. Ganó sin sobresaltos los 400 metros cuando a su principal adversario, Makwala, no se le permitió el ingreso al estadio por un virus que perjuró no padecía. Acto seguido, el sudafricano se quedó corto en la final de los 200. Tuvo a su alcance el primer doblete 200-400 en los mundiales desde que Michael Johnson lo logró hacer 22 años.

En cambio, el turco Ramil Guliyev atrapó el título y Van Niekerk recalcó: “Nunca intentaré reemplazar a Usain, ni a Michael?

¿Quién podría?

Pudo haber sido Andre De Grasse, pero no se dio al menos en esta cita. El canadiense que renunció al básquetbol para convertirse en sprinter había empezado a hacerse notar en los Juegos Olímpicos el año pasado, cuando tuvo la audacia de desafiar a Bolt en las semifinales de los 200, y Bolt meneó un dedo para ponerle en su lugar.

Pero De Grasse no pudo presentarse a correr, al retirarse días antes del Mundial por una lesión muscular.

¿Podrá Bolt — dueño de los records mundiales en los 100, 200 y el relevo 4×100, además de ocho medallas olímpicas de oro y 11 títulos mundiales, — darle algo de alegría a la justa en su último fin de semana?

Seguramente que no fallará. El jamaicano nació para eso.

En sintonía con lo impredecible que ha sido la semana, el duelo entre Jamaica y Estados Unidos está marcado por factores inquietantes: los sprinters de Jamaica ya no son tan dominantes como antes, y luego de su tercer lugar, se duda que Bolt pueda compensar las deficiencias. En tanto, Estados Unidos tiene la mala costumbre de equivocarse en la entrega de la posta.

Más que nada, hasta aquí llega Bolt. Asegura que corrió esta temporada para satisfacer a los fanáticos, y ningún resultado le hará cambiar su determinación, o lo que haya conseguido en su carrera.

“Me llegó la hora de irme”, afirmó.

Y luego del sábado, empezará la búsqueda de nuevas estrellas. Los Juegos Olímpicos de Tokio serán dentro de tres años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *