Falleció habitante de Aconchi que limpió pila contaminada, diagnosticado con un extraño tipo de cáncer - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Reportajes Especiales, Sonora > Falleció habitante de Aconchi que limpió pila contaminada, diagnosticado con un extraño tipo de cáncer

Falleció habitante de Aconchi que limpió pila contaminada, diagnosticado con un extraño tipo de cáncer

POR Priscila Cárdenas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Enviados especiales: Priscila Cárdenas y Luis Ángel Carlin

Cuando a David Del Cid le empezaron a brotar bultos en todo el cuerpo los médicos le dijeron que padecía cáncer, pero que era un cáncer tan raro que ni siquiera tenía nombre.

Tanto médicos de México como Estados Unidos acudieron al Hospital General del Estado para analizar el cuerpo del hombre originario de Aconchi.

El 5 de agosto David cumplió 2 meses de muerto, y su esposa Maria del Refugio Quijada Enríquez mantiene la creencia que la enfermedad fue derivada porque limpió una pila con agua contaminada.

Hasta hace 3 años el matrimonio llevaba una vida tranquila en la comunidad de La Estancia, donde se dedicaban a la siembra de chile colorado y pinole.

Tras el derrame de 40 mil metros cúbicos de lixiviado de cobre en el Río Sonora las cosas cambiaron, principalmente el acceso a agua potable.

La necesidad de contar con el vital líquido hizo que David limpiara la pila, exponiendo su cuerpo a residuos tóxicos que se encontraban en el agua.

Dolor y bultos

Al poco tiempo el cuerpo del hombre de 53 años comenzó a manifestar protuberancias, que al ser examinadas por los médicos se concluyó se trataba de cáncer.

“Empezó a sentir dolor en los brazos, sin fuerzas, le salieron bolas por todo el cuerpo, pero nunca le explicaron el motivo”, comentó la viuda.

A partir de ese momento sus vidas cambiaron, pues ambos tuvieron que dejar de trabajar para estar disponibles y viajar a Hermosillo a estudios o quimioterapia.

Como el resto de los habitantes de los pueblos afectados por la contingencia ambiental, la pareja recibió un tinaco y 15 mil pesos que pronto se esfumaron.

Exámenes sin diagnóstico

“Ya no pudimos trabajar, los vecinos nos empezaron a apoyar cuando teníamos que ir a Hermosillo, ellos nos daban porque nosotros no teníamos”, comentó Maria del Refugio.

La quimioterapia no funcionó y según su viuda, los últimos días de su vida David los pasó con la parte de abajo del cuerpo paralizada y más “bolas”, algunas ya endurecidas.

“Otros médicos iban a verlo al hospital, nos decían que era un cáncer que nunca se había visto, que era un caso especial que por eso lo atendían”, recordó Maria del Refugio.

Señaló que incluso llegaron doctores de Estados Unidos a examinarlo y a realizar estudios de los cuales ni a ella ni a David les entregaron los resultados.

“Ya después sólo lo teníamos en cama pero cuando teníamos que llevarlo a consulta nosotros teníamos que pagar la ambulancia”, comentó desanimada Maria del Refugio.

Sin recursos y sin marido

La mujer, quien justifica lo corto de sus palabras diciendo que “ella nunca fue a la escuela”, combina la historia de la muerte de su marido con recuerdos de hace 3 años.

Dijo que antes del derrame de tóxicos en el Río Sonora, la vida en Aconchi era diferente y ahora “pues quien va a comprar elote o algo de la milpa, la gente no quiere, hay desconfianza”.

María Refugio explicó que cuando sucedió la contingencia ambiental las autoridades no les avisaron y ella supo porque “se corrió la voz entre vecinos”.

Su casa, como la de todos los habitantes de los pueblos del Río Sonora, tiene un tinaco Rotoplas en desuso con el logotipo del fideicomiso.

“Quedaron de apoyarnos con agua pero fuera de poner el tinaco fue todo lo que hicieron, a nosotros no nos ayudaron afirmó la mujer que aun espera la remediación del daño.

COMENTARIOS

6 Comentarios

  • Gabriel Escalante dice:

    Es una desgracia generalizada en todo el Río Sonora no es nuevo la empresa siempre a vertido su basura mortal al río pero ese día 6 de agosto mentado le fallaron los cálculos y se les vino demás, cáncer, diabetes, leucemia, henfermedades coronarias, etc tenemos padeciendolas por algunas décadas, pero a partir de esto los casos se han disparado. Díganme qué autoridad de salud lleva estas estadísticas???? Tan solo para saber cuánto le queda de esperanza de vida humana a lo que fué un hermoso oasis bendecido antes y olvidado hoy por Dios!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *