Tristeza y desesperanza invade a habitantes del Río Sonora, a 3 años del derrame tóxico - Proyecto Puente
Proyecto Puente > Reportajes Especiales, Sonora > Tristeza y desesperanza invade a habitantes del Río Sonora, a 3 años del derrame tóxico

Tristeza y desesperanza invade a habitantes del Río Sonora, a 3 años del derrame tóxico

POR Priscila Cárdenas

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

De 3 años a la fecha, si se buscan en Internet imágenes del Río Sonora lo que menos aparece son fotografías de verdes paisajes y arroyos.

Por el contrario, el resultado de la búsqueda arroja imágenes de personas con ronchas, gente enojada, y pancartas de manifestaciones con consignas como “Grupo México nos quiere matar”.

Pero las fotos que más aparecen en Internet al buscar información de esta región de Sonora son las de un río color naranja, contaminado por 40 mil metros cúbicos de lixiviados de sulfato de cobre acidulado.

Proyecto Puente visitó la zona con el fin de constatar como se encuentran los habitantes actualmente y recopilar sus testimonios una vez más.

Durante el recorrido se observaron anuncios espectaculares instalados por el Gobierno del Estado que invitan a los viajeros a visitar los pueblos Río Sonora” en los que no se ve ningún turista.

 

   

 

 

Hartazgo e impotencia

Aunque hoy el agua ya no luce turbia, persisten la tristeza, frustración y coraje entre los pobladores, quienes al ser entrevistados coinciden en que la remediación real del daño nunca llegó.

Basta con sacar el tema a los lugareños para que el rostro les cambie totalmente y respondan desganados que todo sigue igual y que no los han ayudado.

Es como si hubieran perdido la fe en narrar como la contaminación los perjudicó, sin embargo la amabilidad que caracteriza a los habitantes de los pueblos permitió a Proyecto Puente escuchar sus testimonios.

 

Cáncer y problemas de piel

Al cuestionarlos de como está la situación a 3 años de la tragedia ambiental las respuestas fueron las mismas: problemas de salud y un reparto no equitativo de los recursos del Fideicomiso Río Sonora.

Entre las afectaciones más frecuentes que los entrevistados mmencionaron están: padecimientos en la piel, cáncer y dificultades económicas que no han podido superar.

Parecen familiarizados con las promesas incumplidas, como cuando las autoridades les informaron que instalarían más de 20 potabilizadoras y a la fecha solo hay una.

A diferencia de otras pequeñas poblaciones, donde la presencia de cámaras, reporteros y medios de comunicación causa intriga, entre la gente del Río Sonora no parece haber asombro.

Es como si supieran perfectamente que viven en la región de “la peor tragedia ambiental de la minería en México”.

 

 

Daños económicos

En Baviácora, don Marco Antonio García, un hombre de 73 años de edad que de vivir bien gracias a la cosecha chile y cacahuate pasó a sembrar alfalfa platicó que después de lo ocurrido nunca se pudo recuperar económicamente.

“Hoy no puedo salir del bache, estoy atorado, nada de lo que se produce aquí tiene valor, se perdió la confianza, no hay precio para lo que nosotros producimos, estoy atorado”, dijo resignado.

En el mismo poblado, María Silvia García, propietaria de una tienda de abarrotes, narró como el turismo se esfumó para darle pie a problemas nunca antes vistos, como verduras deformes.

“Son papas que tienen un pedacito de papa arriba, algunas están chuecas, otras están deformes y el chile, pues no ha vuelto a haber chile como el del Río Sonora que era conocido internacionalmente”, afirmó.

 

Cáncer y ronchas

En Aconchi se le dio el pésame a la señora Maria del Refugio Quijada Enríquez, quien contó que 2 meses atrás falleció su esposo a consecuencia de un cáncer que le llenó el cuerpo de malformaciones.

“Él había limpiado la pila de agua y empezó a sentir dolor en los brazos, sin fuerzas, le salieron bolas por todo el cuerpo, pero nunca le explicaron el motivo”, comentó la viuda.

En el municipio de Banámichi se visitó la casa de Claudia, una jovencita de 12 años de edad que presenta ronchas en todo el cuerpo que los médicos no han podido descifrar o curar.

“Le empezó a dar comezón, a salirle pus, son los mismos síntomas de otros que tuvieron contacto con el derrame”, comentó la madre.

 

Contaminación y dudas

A unas cuadras de su casa, Elda León Contreras, una estilista y luchadora social que teme por su vida, comentó que los altos niveles de metales pesados resultaron cuando se analizó el agua de su casa.

“Hay plomo, arsénico y aluminio en el más alto nivel, a mí me hicieron estudios y me salió cobre en la sangre”, explicó.

En Ures, Honora Ortíz Rodríguez, quien además de afectaciones económicas por tener que comprar 6 garrafones semanales se queja de manchas en la piel.

“Estamos todos dañados y no nos atienden, tengo mi brazo todo manchado y esto es poco, tengo en todo el cuerpo y ¿qué me dicen? ponte esta pomadita”.

 

Esperan apoyo

Los habitantes del Río Sonora se mantienen a la expectativa si se podrán solucionar sus afectaciones, aunque consideran que sus problemas son minimizados.

Con los ánimos por los suelos buscan que alguna instancia abogue por ellos, pues aseguran que lo que menos les importa hoy es el dinero, sino su salud y la remediación del daño ecológico.

Enviados especiales: Priscila Cárdenas y Luis Ángel Carlin

COMENTARIOS

2 Comentarios

  • lince94 dice:

    Son tristes historias. Hoy lei con atencion unas declaraciones de un diputado que hizo señalamientos muy directos a las personas que fueron, o dicen que fueron afectadas por la contaminacion y su voracidad a la hora de recibir el dinero que les entrego la minera. Me causa extrañeza que las redes sociales de los activistas estan plagadas de ofensas, de criticas, de protestas, de inconformidades por cualquier detalle o pronunciamiento de la gente del gobierno, y hoy que se hacen estos señalamientos del diputado Trujillo nadie dice nada, es mas, como que no oyen. No sera ese el fondo del asunto? Con dinero baila el rio. Que caso tan simbolico, muestra de que tenemos los gobiernos que nos merecemos

  • Salvador Jiménez dice:

    Es tiempo de que ya nos el ponga el dinero por encima de la gente y de Naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *